#Santandesenoscae

El día diecinueve de Julio,  por la tarde, a eso de las 5,45 se derrumbó (colapso, en lenguaje técnico de la neolengua) un edificio de una céntrica calle de Santander. Nada nuevo, porque ese hecho casi forma parte del folclore de mi tierra. Esta vez no hubo víctimas; no por la pericia de los técnicos municipales, que va, fue una vecina la que avisó a los bomberos, viendo que su pared se resquebrajaba. Estos,  comprobaron grietas y vibración y con cierto orden desalojaron el edificio rapidamente. Luego se calló. Como otros. Les cuento.

27 de Enero de 1992, obras en el hotel Bahía del centro de la ciudad. La impericia, las prisas, y la irresponsabilidad hicieron que se retiraran dos vigas maestras y se desplomara el hotel que estaba siendo reparado. Trece atrapados entre los escombros. Tres muertos. Responsabilidades cinco años después: un año de cárcel para el dueño del hotel, Armando Alvarez y ocho meses al aparejador Antonio Gómez Peña. Se llegó a un acuerdo económico misérrimo con las familias de las víctimas y el señor Álvarez fue un miembro honorifico y beatificado de la sociedad cántabra hasta su muerte pleno de honores.

En la mente de todos los cántabros hay una fecha inolvidable, la del dos de Noviembre de 1999, cuando de mañana con su atronadora voz se derrumbó parte del hospital Valdecilla, matando a cuatro personas y produciendo escenas dantescas de enfermos andando en estado de shock por el parque adyacente mientras el personal sanitario desplegaba mil manos, para ayudar. Toda Cantabria se sumó a  colaborar con nuestro amado hospital, orgullo de la tierra. Que se sepa no hubo responsables…Reitero: cuatro muertos.

El 20 de Febrero del 2006 se derrumba el edificio del Palacio del Mueble, situado en el barrio popular del Cabildo de Arriba. El seis de Enero de  ese año  hubo desalojos por caída de parte de edificios en el mismo barrio. No hubo víctimas. Aún están los vecinos reclamando justicia.

9 de Diciembre de 2007, caen dos edificios  en la zona del Cabildo, al efectuarse unas obras en una construcción adyacente. Dos víctimas mortales, y realojos . Pocas o nulas responsabilidades.

Ayer, cuando calló el edificio con el que comenzaba la historia, a todos se nos puso un nudo en la garganta, porque sabemos el estado de la vivienda en nuestra ciudad. Sabemos que en el Ayuntamiento se denuncian, grietas, vibraciones, incluso con fotos, y se hace poco caso. Sabemos que se hacen obras con licencia de obra menor cuando (como parece que ocurrió ayer) se realiza obra mayor. En palabras del ínclito Concejal de Obras, César Díaz, ellos expiden los permisos y las licencias pero no saben si se cumplen o no. Porque la Policía Municipal si usted es un mindundi que hace obra en el baño, le visitan cada media hora, pero si tiene mano en el Ayuntamiento, le dejan en paz. A los amigos no hay que molestarlos. De todos es sabido que quien tiene amigos tiene un tesoro. Y más si es en los Ayuntamientos.

Lo curioso es que cuando la que suscribe expone queja públicas con cierta perpleja sorna, se me acusa de desacreditar al Consistorio, de no esperar y de ser parcial, porque el gobierno del Ayuntamiento de Santander es del PP.  La parcialidad es mía, oigan.

 

Analizar el por qué  #Santandersecae, sería concienzudo, quizá lo haga con ayuda de técnicos. Tan solo decirles que toda obra realizada a partir de los años cuarenta (¿recuerdan quien gobernaba…? Sí, los abuelos de los de ahora. Los mismos) hasta entrados los setenta, la arena de las playas hacía las veces de amalgama con el ladrillo. Apenas sin cemento, se hacían obras  con arena y agua, que salía bien barato. Así se construyó una ciudad donde llueve, hace viento y humedad. A punto de acabar con las dunas de todo el litoral cantábrico  se prohibieron las sacas, pero dio mucho de sí. Imaginen la riqueza que produjo hacer esa construcción. Gran parte de la alta sociedad santanderina se debe a ello.

Pero quejarse o pedir responsabilidades, es malmeter. Hay que confiar en nuestras autoridades, que nos van a contar la verdad y nos darán cumplida respuesta y soluciones. Porque no hacerlo es partidista/golpista/chavista/catalanista y hasta etarra. Digno de una rojeras sin alma. Como la que suscribe, oiga.

MariaToca

Sobre Maria Toca 242 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario