Análisis: ¿resabios franquistas en las FAS?

En este artículo se hace un análisis del manifiesto y contra manifiesto de militares en relación con Franco.*

https://elpais.com/politica/2018/08/25/actualidad/1535213774_487796.html

 

La conclusión que cabría extraer es que el franquismo en el seno de las Fuerzas Armadas tiene escasa presencia y no es excesivamente preocupante, como tampoco lo es el Manifiesto de los Setecientos

 

Mi opinión sin embargo es bien diferente. El aislamiento, la inseguridad y la falta de libertad de expresión democrática dentro de las FAS, propicia que apenas haya militares en activo que se atrevan a denunciar la impronta franquista, como parte del pensamiento sociológico de un sector muy importante de los militares en activo.

 

Basta con relacionarse en el medio militar, escuchar las conversaciones y analizar las opiniones que tienen los militares sobre la política cotidiana, para darse cuenta de hasta qué punto los tics franquistas están presentes en el pensamiento colectivo, en donde el racismo, el machismo,  la xenofobia y la aversión a partidos políticos como Podemos e Izquierda Unida, se manifiestan con absoluta normalidad.

Todo esto quizás pase desapercibido para la población civil, ajena por completo a la vida dentro de las unidades militares. Y esta circunstancia es lo que puede originar, una visión benevolente sobre la actitud democrática de la sociedad militar mayoritaria.

 

Sí el franquismo sociológico, es un fenómeno de pensamiento muy extendido en el conjunto de la población, incluso entre algunos que se autodefinen como demócratas, esta misma forma de pensar se torna muy peligrosa cuando se tienen armas y cuando se ejerce el mando en unidades potencialmente intervencionistas.

 

El artículo de El País intenta proyectar la idea de que franquismo y franquistas son un binomio numéricamente reducido y separado de la vida activa militar, como sí la sociología franquista imperante, se extinguiese por el mero pase a la reserva o a situación de retiro de sus componentes.

 

La situación es mucho más grave y exige la implantación de políticas activas neutralizadoras, comenzando en las Academias y centros de formación militares con una cuidadosa selección del cuadro de profesores, y la elaboración de programas educativos, que inserten en la conciencia del  militar profesional los valores democráticos como bien supremo, así como la enseñanza y análisis de nuestra reciente historia, dentro de parámetros absolutamente democráticos.

Denominar al régimen de Franco dictadura de naturaleza criminal, y estudiar la República,  la Guerra Civil y el Franquismo  con criterios historiográficos  solventes, puede ser un buen punto de partida.

 

Y que cuando un militar de forma manifiesta proclame su adhesión a la memoria de Franco o al régimen que representa, sea fulminantemente procesado, juzgado, y expulsado de las FAS.*

 

Floren Dimas

26/08/18

 

Oficial de Ejército de Aire

Miembro de Anenoi

Miembro de ACMYR (Asociación Civil milicia y República)

Delegado de AGE Murcia.

Sobre Floren Dimas 1 Artículo
Oficial de Ejército de Aire Miembro de Anenoi Miembro de ACMYR (Asociación Civil milicia y República) Delegado de AGE Murcia.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario