Aurora Picornell

A veces una se enfrenta a figuras que sobrecogen por la impotencia  sentida ante lo que pudo ser y se quebró. No se puede menos  que lamentar lo triste de una perdida cultural y personal debido a la talla del personaje. Eso ocurre con Aurora Picornell, mujer que en tan pocos años desarrolló una ingente labor  que puede simbolizar perfectamente lo que supuso la represión ciega de la postguerra.

Nacida en 1912 en una familia trabajadora y con ideario comunista,  destaca publicando a los 16 años el prólogo del libro de Margarita Leclerc Herreros. “La mujer ¿es superior al hombre? Estudio dividido en tres meditaciones” A los 18 es articulista del diario Nueva Palabra. Gran literata, de verbo fácil, alegre de carácter, electrizaba por su optimismo en los mítines que de forma incansable dio a lo largo de su corta vida.

Fue incansable visitando pueblos,   a veces,  hasta tres en un día, cosa memorable debido  al estado de las carreteras en la época. Fundó en 1931 el sindicato de costureras. Fue la primera mujer en militar en el Partido Laico de Mallorca, poco después pasó a militar en el Partido Comunista. Marchó a Valencia donde se casó con Heriberto Quiñones, coincidiendo ambos en la militancia;  tuvieron una hija, Octubrina Quiñones Picornell.

Publicó innumerables artículos combativos, en primera persona, denunciando con nombres y apellidos a los explotadores de la clase trabajadora. Fue defensora de la emancipación femenina, publicando artículos sobre el tema.

 

Fue detenida en 1936, al estallar la guerra, ya que Mallorca quedó en manos golpistas. Fue confinada en el penal de mujeres de Mallorca, donde la torturaron sin piedad. Se planteó un canje de presos, pero Aurora Picornell, tenía demasiados enemigos en la isla. Fue “sacada” del penal y fusilada el día de Reyes de 1937 en el cementerio de Porreras. Con ella, fusilaron a otras cuatro mujeres, Les Roges des Molinar: Catalina Flaquer Pascual, Antonia Pascual  Flaquer, María Pascual Flaquer y Belarmina Gonzalez Molinar. Una perdida irreparable de las muchas producidas en la Guerra Civil, que hacen pensar en la proyección que hubiera tenido esta mujer de haber vivido más. Su figura y su vida nos recuerdan a otra, muy querida por nosotras, Matilde Zapata, ambas murieron a manos de la barbarie, jóvenes, con un futuro brillante por delante, http://www.lapajareramagazine.com/matilde-zapata

En estos momentos está siendo reivindicada su memoria, recibiendo el reconocimiento de su lucha, con diversos actos en  Palma de Mallorca. Su vida ha sido recogida en el libro: Aurora Picornell. Escrits 1930-1936.

Fue una  gran figura política de su tiempo, luchadora incansable comparable a Rosa Parks o Dolores Ibarruri. En su tiempo fue llamada La Pasionaria de Mallorca

 

María Toca

Sobre Maria Toca 427 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 Comentarios

  1. Se me ponen los pelos el bello de punta y me dan escalofríos de pensar cuan manca dejaron España en esos años esos bárbaros nos dejaron huérfanos de hombres y mujeres irrepetibles …. y así andamos hijos mancos sin cultura de reivindicación y solidaridad entre nosotros…

Deja un comentario