Catherine Kousmine

La doctora Catherine Kousmine nació el 17 de Septiembre de 1904, en Hvallynsky, Rusia en una familia acomodada. En 1908 se trasladó con su padre a Suiza, para en 1916, asentarse definitivamente allí a causa de la guerra. Realizó estudios de Medicina en Zurich, especializándose en Pediatría. Se trasladó a Viena donde trabajó en esa especialidad, y a su vuelta a Suiza, fue médico generalista. Durante su trabajo se le murieron dos niños pacientes de un cáncer. Eso la convulsionó y a partir de ese momento, dedica su vida a la investigación de esta enfermedad. Durante 17 años, trabaja en un laboratorio formado en su cocina, ya que no recibe ningún apoyo ni subvención oficial. Enfocó sus investigaciones a la incidencia de la alimentación en el cáncer, como consecuencia de ello, no fue apoyada por laboratorio alguno, ya que sus investigaciones no tenían perspectivas económicas. Se fija en la acidificación de la orina debido a las dietas normales en Occidente y se dedica a experimentar, con animales, durante muchos años para, una vez confirmadas sus sospechas, introducir sus descubrimientos en personas.

Durante cincuenta años observa la reacción ante el cambio de alimentación en los tumores más agresivos, dándose cuenta que mejoran al efectuar determinados cambios.  Considera que el cáncer se desarrolla antes en cuerpos mal nutridos. Para Kousmine,  el punto débil de nuestro organismo reside en la finísima capa de células epiteliales del intestino. A través de esta capa, llegan al torrente sanguíneo y a la circulación linfática los nutrientes. Se renueva cada dos o tres días, necesitando aportes de nutrientes de forma constante a fin de mantenerse en buen estado. De no ser así, se vuelve porosa pasando, de esta forma al torrente sanguíneo, tóxicos y bacterias.

 

Ella misma nos refiere en su libro: Salve su Cuerpo “el índice de cánceres aumentaba. Pensé que debía intentar comprender esta enfermedad. Instalé un laboratorio en la cocina de mi apartamento y estuve estudiando ratas durante 17 años. Busqué en el Instituto Curie de París una especie de rata que desarrollaba cáncer mamario en un 90% de casos. En dicho Instituto eran alimentadas con comprimidos nutritivos, pero yo no podía pagarlos y les daba pan seco, trigo integral, zanahorias crudas y levadura de cerveza. Es decir, mezclaba una alimentación natural con otra desvitalizada, como el pan blanco. La proporción de tumores descendió al 50%. Al principio no comprendí la causa, pero más tarde supe que eran los alimentos crudos y naturales los que disminuyeron de forma tan importante el índice de tumores”

Es muy consciente del desinterés que producen sus estudios en colegas y en estamentos oficiales, pero no ceja en el intento de mejorar la calidad de vida de enfermos, en muchos casos, desahuciados. Confirma con sus palabras estas investigaciones: “el cambio de mentalidad pasará por los enfermos, no por los médico”. La esencia de su mensaje es que cada uno de nosotros es el directo responsable de su salud. Su concepto hipocrático de “SOMOS LO QUE COMEMOS» Y «NO HAY ENFERMEDADES DEGENERATIVAS SIN INTOXICACIÓN CRÓNICA DEL INTESTINO” Conforma unas pautas alimenticias que son, en esencia:

 

  1. Alimentación sana: hay que reducir las proteínas animales y grasas saturadas, suprimir los azúcares, harinas y aceites refinados y sustituirlos por alimentos frescos, granos enteros y aceites prensados en frío.
  2. Limpieza intestinal: las enfermedades degenerativas van estrechamente vinculadas a la intoxicación crónica que empieza en el intestino y el hígado. La práctica regular de enemas forma parte de su método.
  3. Alcalinización de la orina: la dieta occidental es acidificante. Para neutralizar dicha acidez el organismo debe recurrir a sus reservas de sales minerales, creándose una carencia de los mismos, que hay que corregir.
  4. Suplementación con vitaminas y minerales: la dieta occidental es excesiva, pero crea muchas carencias, en particular de vitamina F, al consumir aceites refinados y grasas saturadas. Los suplementos en vitaminas y minerales formaban parte también de su método.

Por tanto su método es el siguiente:

1) Impedir la entrada de nuevos tóxicos al organismo eliminando las sustancias y alimentos perjudiciales.

2) Realizar los cambios dietéticos apropiados para restaurar la normalidad asegurando un ingreso suficiente de todos los materiales que el cuerpo necesita para regenerarse.
En el método Kousmine se le concede una capital importancia a tres aspectos (con los que estoy en total acuerdo):

A) Incrementar el consumo de ácidos grasos poliinsaturados (antiguamente vitamina F) limitando, además, la ingesta de grasas saturadas.

B) Restablecer el Ph extracelular adecuado.

C) Asegurar una alimentación natural, con alimentos frescos, integrales y biológicos que proporcione todas las vitaminas, minerales, oligoelementos y enzimas naturales necesarias.

 

Recibió algún reconocimiento de la comunidad científica entre los que se cuentan:

En 1989, fue nombrada ciudadana honoraria de Lutry , Suiza

Sus publicaciones más importantes son:

  • Soyez bien dans votre assiette jusqu’à 80 ans et plus(Tenga en cuenta su dieta, hasta 80 y más allá), éditions Sand, 1980, ISBN  2-7107-0158-8
  • La sclérose en plaque est guérissable(La esclerosis múltiple es curable), éditions Delachaux et Nestlé 1983, ISBN  2-603-00502-2
  • Sauvez votre corps(salvar su cuerpo), éditions Robert Laffont, 1987, ISBN  2-290-33632-7 , es una secuela de Soyez bien dans votre assiette , con más casos y explicaciones en profundidad

 

Siguió trabajando de forma incansable hasta el final de su vida. Murió a los 88 años en Suiza. La sociedad científica internacional no reconoció sus investigaciones de forma oficial, pero el aval de más de cincuenta años mejorando a infinitos pacientes, sus investigaciones que son seguidas por nutricionistas de todo el mundo, entre las que me cuento, avalan a esta mujer singular que aportó grandes dosis de sabiduría a una enfermedad terrible.

 

María Toca

 

Sobre Maria Toca 458 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario