Cicely Saunders

Nació Cicely Saunders un 22 de Junio de 1918 en Barnett, Hertofordshire, Inglaterra. Comenzó sus estudios de filosofía, política y economía en St, Anne de Oxford, pero le interesó más la medicina. Intentó estudiarla pero realizó un mal examen de acceso por lo que no fue admitida  decidiendo, entonces, estudiar enfermería en la prestigiosa y estricta escuela de

Entrenamiento Nightindale  para señoritas http://www.lapajareramagazine.com/florence-nightindale-la-dama-de-la-lampara donde se convierte en enfermera de Cruz Roja ejerciendo en el hospital de  Park Prewett

Durante un tiempo trabajó en consultas de pediatría, ginecología como enfermera, debido a una dolencia de espalda debió abandonar esta actividad para hacerse Trabajadora Social en 1944 en la escuela St. Annes College.

En 1948 conoce a David Tasma, en el hospital St. Thomas de Londres, paciente terminal de cáncer, judío polaco que había escapado del ghetto de Varsovia. Se enamora y con él descubre lo que habría de ser la gran pasión de su vida: los cuidados a terminales. Al morir Tasma, le deja una pequeña cantidad de dinero, con lo que Cicely abre su primer hospicio para terminales. Un médico amigo le dice que será poco tenida en cuenta ya que es enfermera y decide retomar los estudios de medicina, que acaba años después a la vez que le es concedida una beca con para estudiar el dolor en enfermedades terminales.

 

Un segundo polaco llega a su vida Antoni Michnievwicz, enfermo terminal al que ayuda a morir con dignidad y va delimitando sus teorías sobre la muerte. Se convierte al cristianismo evangélico y desde entonces sus creencias religiosas la marcan de forma importante, pero no hasta el punto de condicionar a los moribundos con ellas. Es partidaria de una escucha paciente, de un acercamiento y de la sedación progresiva. Hasta ese momento, se administraban dosis masivas de morfina hasta llegar a un sedación total. Ella cambia las dosis dándola  por vía oral, de forma  que el paciente se mantiene sin dolor pero consciente, haciendo el trascurso del camino hacia la muerte un paso tranquilo.

Acuñó la teoría del dolor total: físico, moral, psicológico, afectivo, que afecta a los pacientes terminales y luchó por dulcificar los últimos días. “La experiencia total del paciente comprende la ansiedad, la depresión y el miedo; la preocupación por la pena que afligirá a su familia; y a menudo la necesidad de encontrar un sentido a la situación, una realidad más profunda en la que confiar”.

 

En una exposición de arte ve un cuadro de un crucificado que la impresiona, indaga sobre quién es el autor y de esa forma conoce al que seré el tercer polaco de su vida, Marian Bohusz-Szyszko, hombre profundamente católico que está casado, aunque separado de su mujer, pero con la que mantiene relación. No se casan hasta quedarse viudo, cuando él cuenta 74 años.

Cicely continua a lo largo de toda su vida, la labor de ayuda a terminales, abriendo hospicios donde acoge a enfermos y los atiende según sus convicciones.

No es partidaria de la eutanasia, por lo que su figura es adoptada por determinados estamentos religiosos que la reivindican pero su figura es importante por el cambio que supuso, junto con Elisabeth Kumble-Ross en el tratamiento de terminales.

http://www.lapajareramagazine.com/elisabeth-kumble-ross

 

 

A partir de  1963 comenzó a difundir sus convicciones y opiniones en medios de prensa y publicaciones médicas. Fue invitada a múltiples conferencias, en especial en los Estados Unidos. Promovió la ética médica, la naturaleza y el manejo del dolor terminal, también desde el London Medical Group, un precursor del Instituto de Ética Médica.

Cicely Saunders fue miembro de los Colegios Reales de Médicos, de Enfermeras y de Cirujanos. En 1965 fue designada como Oficial y en 1979 como Dama de la Orden del Imperio Británico. En 1981 recibió el Premio Templeton, el más rico en el mundo a un individuo. En 2001 recibió el mayor premio humanitario, el Premio Conrad Hilton, para el Hospicio St. Christopher. En 2002 se fundó la organización de caridad que lleva su nombre y que ella presidió, dedicada a promover la investigación y el tratamiento de pacientes que necesitaran cuidado paliativo, sea en un hospicio, hospital o en casa.

En 1980 la Organización Mundial de la Salud incorporó el concepto y programa de Cuidados Paliativos como parte del Programa de Control de Cáncer. En la década de 1990 la Organización Panamericana de la Salud también lo incorporó.

 

En 2002 constituyó la Cicely Saunders Foundation para promover la investigación en cuidados paliativos.

Entre los reconocimientos que recibió está el título de Dama del Imperio Británico.

Cicely Saunders murió el 14 de julio de 2005, a los 87 años, de cáncer de mama, en su habitación del St. Christopher’s Hospice, el hospital que fundó, atendida con los mismos tratamientos que ella misma comenzó.

 

María Toca

 

Gracias Miguel Mediavilla por descubrirme a este personaje importante.

Sobre Maria Toca 496 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario