Cuando la memoria duele

Estuve en una reunión que se convocaba en torno a la memoria. O no, era más bien a la justicia, como clamaba (voz y gesto apasionado) Chato Galante. Porque nos duele la memoria. No el rencor, no el revanchismo, no, es la memoria y la justicia vilipendiada, escarnecida, burlada, lo que duele.

Nos han escrito la historia de tal forma que hasta los que la hemos vivido la percibimos edulcorada, más suave de lo previsto. Nos convencieron  de  que ambos bandos eran iguales, que fue una guerra inevitable y una dictablanda no tan mala… Nos aparcaron el sentido común en aras de una pacificación y lo que nos colaron fueron lapidas en iglesias, represión y tentetieso, mientras nuestros muertos yacían, como bien dijo uno de los asistentes, peor que perros, porque fueron tirados en zanjas sin nombre. Aquellos cadáveres eran todos desconocidos, según la canalla clasificación del cura Soto Pidal, mala memoria lo cubra.

 

No removamos, nos dicen, no hagamos leña, mientras el cura de Ciriego, Tomás Soto Pidal, el que desaparecía a los muertos de paredón yace debajo de un mármol de Carrara en la ermita de la patrona: La Virgen del Mar y tiene calle en las afueras de la ciudad. No hagamos lumbre, mientras vivo al lado de la calle General Dávila, el de las tropas moras. No rechistemos, mientras tengo amigos que  viven en García Morato, Alféreces Provisionales, Teniente Sagardía, Alcázar de Toledo,  General Mola,  Capitán Haya…no sigo porque cansa.

Tengo que ver los nombres de las calles, obviar la historia cuando mis pequeños me preguntan ¿quién era ese señor? ¿Por qué se llama esta calle así? ¿Fue importante ese señor? Y callar. Porque si hablamos, nos dicen que sacamos los muertos de su descanso, que tenemos rabia, que tenemos rencor. O que los sacamos por las subvenciones…¿recuerdan?

 

Nos dicen que callemos la historia. Como querrán callarla, que incluso el gran logorreico Miguel Ángel Revilla, no recibe a los que quieren restituir la ley, la justicia y la memoria. Que la hoy presidenta del Parlamento de Cantabria y hace tiempo Vicepresidenta del gobierno , a la sazón  Dolores Gorostiaga, socialista de pro,  cuando le indican que el 40% de los tirados en zanjas eran socialistas y ugetistas…ni recibe, ni escucha, ni se da por enterada ante el clamor de los que desean una clasificación oficial de  tumbas. Callemos, dejemos que se construya en falso, neguemos la historia, la verdad, que nuestros hijos y nietos no sepan…Para que sigan los hijos y los nietos de los mismos moviendo las aguas y pescando en río revuelto.

Jamás se construye buen edificio sobre cimiento falso,  eso ocurre con nuestra democracia. Aceptamos un rey nombrado por el dictador, aceptamos no depurar policía de torturadores , judicatura de jueces fascistas hasta la médula. Aceptamos una iglesia retrógrada omnipotente y todo poderosa. Aceptamos tanto, construimos tan  en falso sobre aguas putrefactas que nada puede crecer derecho. Se nos cae el edificio, quizá  porque está cimentado sobre  víctimas sin nombre que remueven la tierra de pura rabia ante la injusticia .

 

Necesitamos un nuevo traje para nuestro país;  para ello es imprescindible partir de la justicia,  escribir una historia cierta, con datos, con verdad, hacer recopilación de víctimas, de verdugos, pedir perdón, agasajar a los que dejaron la vida por darnos un mundo mejor. Sin revanchismos pero con la dignidad de los que lucharon y creyeron en lo que hoy queremos tener. Quizá de esa manera, ellos descansen y nosotros podamos construir un país más justo, más equilibrado. O por lo menos haremos la terapia de una reconciliación ochenta años postergada.

#MariaToca

 

Sobre Maria Toca 277 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Deja un comentario