Del color del gredal

Del color del gredal, tibia la tarde,

encalando paredes, que me encuentra,

a veces, sonando, los caireles

de alegres campanas que se mecen

con el aire que sopla y estremece

la zozobra que calma,

 encontrando, al fin, sitio y oficio

en el alma surcada de costumbre.

Allí, entre penumbras,

 zarahurdas y sonetos

tengo el alma, apresada por la idea

de que sembrar en tierra fértil

es renuente, mientras el sol

abre las fauces y  acomete

llenando de calores,  el almagre.

La tarde se precipita, lentamente;

llega el ocaso, con él, llega la calma

que somete al fulgor de la mañana

en el tibio lance que fenece y  pugna

contra la   penuria, su  guadaña.

#MariaToca

Santander-25-5-2016. 18,38

Sobre Maria Toca 241 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario