Dolores que no curan

El dolor crónico no se cura. Se combate. Y es bonito. Librar las batallas. Ganarlas. Conquistarse. Tantas veces. Es bonito. Paliar por ti misma. Lo incurable. Hacer posible. Lo imposible.
Luego están los hostiones. Que forman parte de esta guerra. Silenciosa. Inconsciente. Automática. Y sin más prospecto. Que la sonrisa. Constante.
Hostiones. Como panes. Vives. Te olvidas. De que existe. Pero está. Vives. Porque te niegas. A sobrevivir. Y ella. Ahí. Agazapada. Porque ya no reconoces las alarmas. Has decidido. Vivir. Sin red. Un día. Te asalta. Con todas tus fuerzas. Y tú. Que te habías. Olvidado. Ya no tienes recursos. Tampoco los tenías antes. Cuando no vivir. Era una costumbre. Pero ahora. Todo es el triple. Deshabituada. A los síntomas. El cuerpo. Es puro dolor. La cabeza. Es puro dolor. Y como ahora. Vives. Te preocupas. Y te desesperas. Quieres seguir viviendo. Siendo sonrisa. Pero. Ella. Se ha apoderado. De ti. No hay ni un milímetro sin dolor. Y tú. Todo lo que quieres. Es luchar. Volver. A ser. Vida. Sonrisa. Serás boba. Recuerda. Siempre fue así. Ella gana a veces. Sólo puedes esperar. A que te suelte. Y yo me rebelo. Quiero volver. A ganar. Como todas las otras batallas. Y no es posible. Ella se está resarciendo. Por las que ha perdido. Duele mucho. Desespera mucho. Dejas de ser tú, demasiado. Otra vez en la guerra. Y me morí. No recordaba ya. Un dolor tan grande. Estoy preocupada. Y sólo. Puedo. Hacerme. La muerta. Hasta que se canse. Y éso. Me jode. Tanto. Que hasta se me han ido las ganas de follar. Pero no las de vivir.
Hoy fabrico sonrisas de mentira. Con dos cajas de enantyum en la mesilla.
Mañana volveré a drogarme con la vida.

Por si sirve para algo. O alguien.

#fibro

Eva Barreiro

2 Comentarios

  1. A veces parece imposible superar la desesperación, sobre todo cuando tu pareja, tus seres queridos, te dicen que eres un exagerado y un quejica… pero luego, de algún modo, vuelves a ponerte en pie y decides seguir luchando, negándote a ser otra víctima, y así hasta el próximo brote, que será mejor o peor, pero si algo es seguro, es que será… lo importante es VIVIR cuando el dolor se despista, aunque solo sea por unas horas, vivir y aprovechar lo que tenemos, siempre podría ser peor.
    Mucha fuerza y mucho ánimo.
    #fibro

Deja un comentario