El Desentierro

Se ha votado el Desentierro. Con afinidad de los afines, en ambas direcciones. Por fin el PSOE ha tenido valor para hacer lo que debió hacer hace muchos años, cuando Gonzalez asumió el poder con mayoría holgada y la ilusión de muchas personas, entre las que me cuento, de que había llegado el fin de una guerra fratricida, que podíamos dar carpetazo a la negrura de una larga dictadura. No lo hizo, traicionó tanto que ya ni cuenta llevamos, en aquella Transición que creo acabó en el 15M  junto con  la inocencia de tantas españolitas que nos creímos esa falsa reconciliación que dejó cunetas llenas de víctimas sin reconocer, placas en iglesias y el nombre de las calles a los vencedores.

Ayer en el Parlamento se han retratado sus señorías. De forma tangible este día pasará a la historia como dos partidos, que se dicen democráticos y modernos, se abstuvieron de votar afirmativamente al desentierro del dictador. Que no es momento, dicen. Que no hace falta, dicen. Me perdonarán ustedes pero me parece más vergonzosa la disculpa o justificación que la propia abstención. Infame ¿No es momento sacar la carroña del dictador cuarenta años después de morirse en la cama? ¿Cuándo señorías, les parece bien que será el momento? No es importante, dicen,  sacar al dictador del catafalco hecho con la sangre de los derrotados para elevar su victoria sobre el cielo de Madrid que es decir de España entera. Habría que decirles a las señorías de la abstención que es perfectamente factible legislar sobre muchas cosas y evitar el oprobio de  mantener ese mamotreto en honor de caudillo fascista que reposa bien cómodo sobre los restos  de sus víctimas. Habría que decirles a sus señorías que las hijas, nietas, sobrinas de las víctimas llevamos demasiados años esperando resarcir la memoria de unas muertes oprobiosas. Debimos pasar una dictadura asesina, una mentirosa Transición, años y años de temeroso silencio sin chistar palabra y aún ahora, después de la espera, nos dicen  que no es momento.

En la historia de este maltrecho país hay muchas vergüenzas. Demasiadas creo,  que luego se pretenden obviar y tergiversar como si las ciudadanas/os fuéramos tontas. Que lo somos a veces. Miren como ejemplo; los mismos que negaron su voto a la Constitución y torpedearon cuanto pudieron la Transición son ahora los que la ponen de ejemplo y defienden con numantina fuerza su intocabilidad. Los mismos. Mucho me temo que con la carroñita del dictador ocurra lo mismo. ¿Hacemos porra a que dentro de poco se apunta C,s y PP que fueron ellos los que la sacaron, o que gracias a ellos…? Admitimos apuestas. Apunten bien la fecha para que la historia no se olvide. Lo ocurrido ayer en el Parlamento demuestra que C,s y PP, quieren mantener al despojo debajo del catafalco, con honores y dinero que nos cuesta a los españoles mantenerlo. Dinero que invertimos también quienes despreciamos esa ideología. Pero no es hora, según ellos, no toca aún.

La perplejidad que produce Borbonia, es de tal calibre que a una le parece estar siempre viviendo una realidad berlanguiana firmada, como no, por un Azcona en estado de gracia. Miren otro ejemplo…ayer se ha descubierto que un alcalde de un pueblo de la Comunidad Valenciana, ha sido condenado por traficante. Tiene una empresa de transportes que además de las cargas normales distribuía droga por Europa. Bien, pillado, convicto y confeso, declara que no dimite de la alcaldía porque son cosas distintas. Sí, como lo leen, que una cosa es traficar y otra ser Alcalde y que él, ambas, las hace muy bien.  En este país azconiano es posible ir a la cárcel por no presentarse a una estúpida citación judicial por una estúpida denuncia que un estúpido juez admite a trámite  por decir una blasfemia y se niega la investigación a las acusaciones que una tal Corinna hace de nuestro Emérito, que como tal ya no es inviolable según la ley (que ironía) pero sigue siendo intocable. Casta borbónica.

 

Seguimos con las incongruencias. Un país que mantiene presos a políticos que han cumplido promesa electoral de convocar referéndum, suceso que escandaliza a Europa y a cualquier persona de bien, pero ese mismo país no es capaz de investigar la jugada de Florentino Pérez en el caso Cástor. Que mantiene al cuñado real a pan y cuca en cárcel elegida en espera del primer grado pero menosprecia a un millón de personas que pidieron en las calles de Barcelona justicia para sus presos y libertad para su pueblo.

Todo eso ocurre en Borbonia, mientras el Desentierro sigue siendo inadecuado hacerlo ahora.

Me encantaría preguntar a sus señorías ¿para cuándo consideran que es momento? Cuando no quedemos nadie que recuerde que Franco mató, asesinó, torturó y se ensañó con vencidos. Cuando no quede nadie que recuerde las torturas de la DGS y la BPS. ¿En qué momento es adecuado liberar de la memoria  fascista a un pueblo?

También somos un país que no es capaz de reconducir una industria armamentística que reparte bombas a los mismos que nos matan en las Ramblas y en Atocha o en cualquier punto de un mundo aquejado y temeroso de yihaidismo, con un ministro -ay Borrell de mi alma, como se puede ser tan zafio- que dice que matan pero poco, y con cuidado.   Imagino a Marx revolviéndose en su tumba por aquello del internacionalismo proletario y lo de proletarios del mundo: uníos. Bien, dicen los gaditanos,  si son blanquitos puede valer pero a  los de Yemen ya si tal los dejamos para otra ocasión. No es momento, dicen. Como los otros. Es que en este país nunca es momento de la justicia que anda maltrecha y malherida por barrancos y zanjas, vilipendiada por quienes se escudan en ella para seguir jodiéndonos. Borbonia, tal cual.

 

María Toca.

Viñeta de Sir Cámara

Sobre Maria Toca 520 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

6 Comentarios

  1. Gracias Maria. Como siempre acertadissssssima y poniendo en evidencia toda esta tropa de ” olvidadizos” interesados en que nadie recuerde nada.
    Repito… Gracias.

  2. Cómo me gustaría poder vivir en una España de tod@s, en vez de hacerlo en Borbonia o Españistán, ¡qué país el nuestro! Yo también te agradezco este certero artículo, María.
    ¡Un abrazo!

  3. Yo no quiero que Cataluña se vaya de España, me entristece mucho perder una de las autonomias más bonitas que tiene España, pero no me extraña que se quieran ir, yo haría lo mismo.
    Este pais cada día da más asco, asco de verdad y tengo la impresión de que está todo tan atado, que cualquier paso que se quiera dar a favor de obra es completamente imposible.
    Quieren mandar siempre los mismos y lo malo es que casi siempre lo consiguen.
    Que mal todo !!!!!!!!. Tu articulo como siempre muy acertado. Un saludo

    • Suscribo todo, Margarita. Claro que es triste, muy triste que Catalunya quiera irse, pero desde este lado se ha hecho tanto por dar la razón al independentismo que no es de extrañar. Entiendo que quieran formar su utópica pequeña y democrática nación republicana. Si el resto de nuestros compatriotas, en vez de gritar “a por ellos” tuvieramos el valor de suscribir su lucha, salir a las calles con ese entusiasmo, quizá todo se volteara. Un abrazo, Margarita y gracias por tus lecturas.

Deja un comentario