Enhebrar palabras

Me miro en el espejo

y pregunto:

¿para qué habré llegado

hasta aquí, con la ira de los días despeñada

a empujones de viento y tempestades viejas?

Contemplo la figura

hirsuta de mi cara

que a ratos, parece lacia,

otros, se vuelve entusiasmada

y me pienso:

¿habrá algún motivo?

Luego, en el descanso, veo,

con el aire calmado de la noche,

que apenas se hacer  escasas cosas,

que sirvo para poco.

Tan solo, quizá, sea el desglose

de cierta fantasía que me adorna,

de cruzar palabras con  alguna suerte

y poco más contiene

el vaso esperanzado de mi mente.

Con todo y con eso, doy las gracias,

a la suerte, o a quien sea,

porque enhebrar versos,

contar cuentos,

herir con estilete a la muerte

con palabras, con cierto tino,

es harto privilegio

y buen destino.

Santander-1-1-2016. 20,09

Sobre Maria Toca 242 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario