Hoy los malos duermen en la cárcel

A media tarde. Cuando las fuerzas flojean y se oculta el sol invernal con la galbana de saberse escaso, me llega un wasap que produce una incierta alegría: “Entran en la cárcel, ahora mismo, El Bigotes, Correa y Crespo”. No por esperada la noticia deja de sorprenderme. Claro que sabemos que serían encarcelados, claro que se esperaba; leerlo casi al momento de producirse, imaginarse la escena del desfile hacia el calabozo de esos tres horteras de bolera venidos a más, produce un regocijo especial, lo entenderán ustedes y casi seguro compartirán mi júbilo.

Hoy dormirán en la cárcel  los tipos que han pisado el alfombrado de Moncloa y los centenarios pavimentos del El Escorial, en bodorrios horteriles y esperpénticos con chaqués de Armani y pelo engominado. Los que se pavoneaban en puti-clubs y cacerías sangrientas de miles de euros a nuestra costa, dormirán entre rejas. Y eso, les confieso, me da satisfacción. Porque una se harta de que queden impunes los malos, de que en  la película que se realiza sobre nuestro país siempre ganen ellos: los que nos robaron pisándonos el juanete y mirando por encima del hombro. Sí, hoy los malos, duermen en la cárcel.

Vale que los grandes siguen en Moncloa. Vale que los organizadores de esta gran Cosa Nostra que ha sido y me temo que es, nuestro país, siguen envueltos en halos de poder inmunes a la justicia. Pero algo es algo. Hoy entraron esos tres malandros. Da esperanza saber que pueden seguir sus pasos otros con más poder. Cuando empezó todo (recuerden, la Gurtel y lo que se llevó por delante) no teníamos muchas esperanzas. Hoy han entrado tres.

Esperemos el desfile.

Texto: #MariaToca

Sobre Maria Toca 306 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario