Entrevista a Candidatas: Beatriz Gimeno

En @LaPajareraMgzn nos hemos propuesto traerles a las páginas del magazine unas preguntas y respuestas de diversas políticas con las que hemos contactado y que nos han respondido, porque varias fueron las llamadas y pocas las respuestas (ellas sabrán por qué) Hemos de decir que intentamos enviar el cuestionario a las políticas destacadas de todos los partidos que concurren a las elecciones (al partido que no nombro, no, a esos no les damos  cancha, no transigimos con los intransigentes) como forma de dar voz a todas las participantes de las elecciones de 2019. Aquí está la primera por orden de respuesta. Beatriz Gimeno.

Beatriz, generosa colaboradora de nuestras páginas forma parte de mi universo particular de referentes, por diversos motivos: la lucha  por los derechos lgtbi y por el feminismo, la voz libre y divergente, siempre personal aun dentro del encorsetamiento político. Pero no menos por su bonhomía personal. Beatriz es y transmite integridad con la coherencia que le dan los años de lucha.

Nacida en Madrid en 1962, estudió  Filología Semítica. Comienza la militancia feminista en los ochenta, a la vez su militancia activa en el COGAM. Más tarde es Secretaría General de FELGB que pasa a sustituir en la presidencia a Pedro Zerolo. Articulista, escritora con variado número de libros editados, ha sido diputada por Podemos en la Asamblea de Madrid en las elecciones del 2015. Se presenta ahora en la lista de Isabel Serra con Madrid Avanza.

1-Cuándo y por qué decidiste participar en  la lucha política

Llevo en política toda la vida, desde el instituto en que ya estaba implicada en muchas cosas. Fui amiga de Yolanda Gonzalez en esa época y su asesinato me marcó mucho. Nunca abandoné la primera línea

2-Había tradición en tu vocación política. Familia, pareja…

Mis padres son muy políticos, si

3-Cómo ha condicionado ser mujer en el trabajo activo de  la política.

No sé si se puede cuantificar exactamente pero estoy segura de que mucho.

4-Crees que has tenido más dificultades por el hecho de ser mujer o menos.

Muchas más. Yo tengo todo el rato la sensación de que no me escuchan, que no me hacen caso, que no me valoran etc. Y esa sensación no me la invento, responde a la realidad de mi día a día.

5-Crees que está asumida la conciliación en la vida política.

No, nada

6-Crees que como mujer aportas algo diferente al mundo público o por el contrario piensas que no hay diferencia.

Yo suelo pensar que no hay mucha diferencia aunque ahora está de moda acentuarlas. Pero la verdad es que he visto terribles luchas de poder entre mujeres, arbitrariedades, violencias…lo mismo que en el caso de los hombres.  Sólo en espacios feministas, autoconscientes, he percibido cómo podría ser.

7-A qué has renunciado, en el caso de haberlo hecho, por tu participación activa en la vida pública.

A tiempo para escribir y vivir

8-Qué te aporta la política, ¿compensa la renuncia a una vida más privada?

No sé qué decirte. No me lo planteo así. He estado toda la vida en política y cuando veo a gente cercana a la que no le interesa la política me resulta muy raro. Sé que eso no define a una persona pero para mí es tan natural como comer. No me planteo si compensa o no porque no sabría vivir de otra manera. No renuncio a nada.

9-Qué aportas tú, cuál es tu patrimonio personal para la vida pública. No pido un mitin, tan solo el convencimiento sincero de la importancia de tu papel dentro del panorama político.

Es difícil que yo conteste a esto. Me importan de verdad las injusticias y no concibo la vida sin luchar por mejorar el mundo. Y por mi parte, creo que soy una política un tanto especial. No me ciño a  los argumentarios y suelo ir muy por libre. Intento ser natural y decir lo mismo en público que en privado, o casi lo mismo. Mi patrimonio es, además de mis conocimientos en feminismo y mi experiencia activista, creo que tiene que ver con ser una persona a la que, quizá por la edad (no sé) no le interesan los puestos ni la competencia, ni caer mejor o peor. Tengo edad, dinero y trabajo para vivir sin la política y esta, en lo personal, no me aporta gran cosa. Así que lo único que me importa es lo que yo puedo aportar

10-Crees importante las listas cremallera en los partidos. Debiera ser de obligado cumplimiento la equidad en las listas.
Yo ahora más bien creo que la LOREG debería interpretarse de manera favorable a las mujeres. La LOREG impone que por tramos de 5 no haya menos de un 40% de representación de un sexo sobre el otro. Pero eso ha acabado perjudicando a las mujeres por ejemplo en Podemos, un partido en el que las mujeres somos mucho más votadas que los hombres y al final hay mujeres que bajan en las listas porque hombres mucho menos votados que ellas las adelantan. En Podemos hay hombres cuota.

11-Crees que las cuotas son útiles para igualar la participación femenina o por el contrario  piensas que es un falso paternalismo.
Creo que son imprescindibles. Las corrientes sociales firmemente asentadas no se corrigen solas, hay que hacer políticas que las corrijan.

12-Sientes que en tu vida familiar es igual de fácil conciliar que si fueras hombre. Ves diferencias, si lo haces, apunta cuales.
No, no es lo mismo en absoluto. Mis parejas me exigen más presencia y más atención de la que se exigiría a un hombre que se dedicara a la política o al trabajo intelectual. En cuanto me ven muy inmersa en mi trabajo buscan sacarme de ahí. Creo que para una mujer es difícil dedicarse todo el tiempo a una pasión sin que despierte recelos, sospechas o críticas dentro de la propia familia.

13-Existe el techo de cristal para las políticas españolas.

No lo veo tanto así como que estamos mucho más expuestas y es más fácil hundirnos

14-Para cuando crees que podría haber una presidenta del gobierno.
No creo que tarde mucho.

15-Cuenta, alguna anécdota, de haberla, curiosa o molesta que te haya ocurrido por el hecho de ser mujer y participar de la vida política.

En la FELGTB decidimos que habría un cargo de presidente/a y un/a Secretaría General, y que uno estaría ocupado por un hombre y el otro por una mujer necesariamente. Era una manera de ser paritarios porque la ley de partidos no permite que haya dos presidentes al tiempo. Lo solventamos así. Pero los estatutos daban el mismo poder a ambos cargos. Pues cuando Pedro y yo íbamos a reuniones políticas importantes y decíamos que acudirían a la misma el Presidente y la Secretaria General de la organización siempre entendían el Presidente y su secretaria. Más de una vez al llegar nos dimos cuenta de que a mí no me habían puesto ni silla.

16- A tu juicio hay machismo latente en tu partido. De ser así que medidas adoptarías para eliminarlo.
Por supuesto, cómo no. No se puede eliminar de un plumazo pero bastaría con que hubiera voluntad política, que no siempre la hay. Es decir, que las personas al frente del partido dieran poder a las Secretarías de feminismo y luego se cumpliera con lo que éstas dispusieran.

17-Qué opinión te merecen los últimos movimientos de lucha feminista. Las manifestaciones masivas, la lucha constante en los medios.

Obviamente me produce mucha alegría. Es como llegar a puerto después de una travesía larga

18-Vamos a pensar en un hipotético cargo de importancia, con mucho poder ¿Cuál sería la primera medida que tomarías? y la segunda ?

Jamás tendré un puesto con mucho poder. Y si pudiera tenerlo, creo que no lo aceptaría. Soy una política de segunda fila. En activismo feminista o como teórica, sí que estoy en primera fila. Ahí me gusta arriesgarme.

19-Consideras que es más o menos dura la participación en la vida pública que en la vida civil. Y de ser así ¿por qué abandonar la vida civil?

Para mí son lo mismo. No distingo. He sido delegada de clase, delegada de instituto, militante, activista…no sé muy bien qué es estar sin eso.

20-Hasta qué punto el repunte de movimientos pseudofascistas  con ideologías peligrosas ha condicionado tu participación en estas elecciones.

Estaría en estas elecciones igualmente aunque seguramente menos preocupada.

21-Consideras lícita la ambición política o por el contrario solo te mueve una vocación de servicio.

Todo el mundo tiene ambición cuando empieza en política, aunque no siempre del mismo tipo. A mí no me gusta estar en primer plano, pero no por falta de ambición, es que mi ambición va por otro lado. A mi me gusta más estar en cierta sombra y desde ahí influir en lo posible. Muchas veces eso que se llama ambición política está relacionado con la vocación de servicio en el sentido de que una cree que lo va a hacer mejor, que su participación va a contribuir a mejorar la vida de la gente. Es muy difícil matar el ego, esa es una lucha nunca acabada

22-Encuentras machismo latente en compañeros de partido. Y en compañeras. Compruebas la sororidad o al contrario las zancadillas son equiparables.

Creo que a veces pueden parecer peores por el simple hecho de que tenemos mucho menos espacio. No nos movemos en espacios generales y grandes, sino en espacios particulares y siempre más pequeños así que es posible que estemos obligadas a competir más.. Yo creo que la sororidad es una aspiración pero no tengo nada claro que esté muy presente en la política excepto en espacios, como he dicho, específicamente feministas.

23-Que orden de preocupación tienes en este momento y como incidirá en tu cargo dichas preocupaciones.

Me preocupa el ascenso de la extrema derecha en todo el mundo.

24- Te ha sorprendido la política vista desde dentro. Piensas que hay más o menos zancadillas, mercadeo o guerra de egos que en la vida civil.
Cuando hay poder y ese poder, además, significa un salario más o menos alto, las zancadillas empeoran. Es verdad que las luchas de poder son iguales en las asociaciones o en los partidos incluso cuando no eres liberada. Pero todo eso empeora cuando se convierte en una forma de vida. Esto es una generalización, por supuesto. He conocido gente en mi partido verdaderamente solidaria. La guerra de egos es parecida. El ego es un amigo/enemigo complicado de gestionar para todo el mundo

25-En qué medida crees que podrás cumplir con lo propuesto en la campaña electoral.

La política supone gestionar también las frustraciones y lo que no puede hacerse. Hemos convertido las campañas electorales en un mercadeo de propuestas y todo el mundo sabe que muchas de ellas se hacen para no ser cumplidas nunca. Yo no digo nada que no se pueda cumplir. (Desafío a cualquiera a que busque en mi boca propuestas de ese tipo) Y en la medida de lo posible trato de influir para que mi partido no diga cosas que sean imposibles de cumplir.

26- De no ser elegida te propones seguir en la vida política o por el contrario volverías a la civil.

En principio voy a ser elegida sin duda. Pero, como ya he dicho, si no lo soy, seguiré en política como siempre, sólo que en otro lugar

27- Dime un personaje que admires, alguien que haya marcado tu vida.

Aunque sea un tópico Simone de Beauvoir y no por su feminismo, sino por su vida. Sus autobiografías marcaron una parte importante de mi adolescencia.

28-Y un suceso histórico. Algún momento de la historia que te parezca especialmente importante.

Para mí, la aprobación del matrimonio igualitario. Dediqué a ese objetivo muchos años de mi vida y, además, sabía que desde ahí muchos otros países emprenderían ese mismo camino.

 

María Toca.

Sobre Maria Toca 621 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario