Entrevista a Sir Camara

Ricardo Sir Cámara es en el humor gráfico español historia viva y creación pura y simple de genialidades sencillas que nos explican la actualidad mejor que mil crónicas de periodistas sesudos. Forma parte de esa gloriosa pléyade de “humoristas” que hacen de la tradición del sarcasmo español obra de arte. Sus viñetas nos acompañan desde siempre. Sus dibujos han decorado nuestra educación social y sentimental. Hoy le entrevistamos en La Pajarera Magazine, con motivo de la salida de su último libro, ASÍ SE ROMPE ESPAÑA. Y nos atiende con la amabilidad de los grandes.

Sir Camara comenzó de forma casual su obra. Se cuenta que no tenía dinero para ir a Madrid, y presentó unos dibujos en el Diario de Cádiz, allá por  1970, le pagaron con creces y de ahí hasta ahora. Formó parte de la mítica La Codorniz, pasó al diario Pueblo, que acogió  a los damnificados del penoso cierre. Luego llegaron Nuevo Diario, Informaciones, Madrid, Cambio 16, Diario 16 (que fue uno de los fundadores), La Vanguardia, Faro de Vigo, Diario de Ibiza, Norte de Castilla, El Correo Español-El Pueblo Vasco, Marca, Cinco Días, Interviú…Colaboró con radio El País, Radio Cadena. Y me dejo, a buen seguro, parte de su dilatada carrera sin citar.

Ha publicado los libros: Camasutra, La guerra en paz descanse, Homo sorotalensis, Libro de José (dedicado a Azanar), Humor a toda vela. Y ahora nos trae, como decíamos,  Así se rompe España,  que presenta el día 28 de Mayo en la LIBRERÍA BLANQUERNA de Madrid, a las 19 horas.

Sufrió la censura en años oprobiosos, en 1978 fue denunciado por Blas Piñar, lo que le llevó a los juzgados.

Hoy, queremos preguntarle sus impresiones sobre la actualidad y sobre como ve un humorista a esta España vieja y alicaída que padecemos.

 

-Es hoy el humor gráfico la forma más ácida de hacer crítica política en un país donde la Ley Mordaza pende sobre las cabezas del periodismo?

-El humor gráfico hoy día no es una forma de expresión más ácida que la realidad del día a día en educación, sanidad y trabajo. El humor sería muy divertido si no fuera porque los argumentos que nos inspiran duelen. El humor gráfico a estas alturas es un género periodístico emparentado con el análisis y la opinión casi en vías de extinción; salvo que se acepte hacerlo al dictado de los expertos en negocios, que son los que ponen el rumbo a los medios de comunicación.

Por cierto, la Ley Mordaza no pende solo sobre las cabezas del periodismo. Igualmente pende sobre los profesionales de cualquier actividad que no sea la apropiación indebida, la malversación de fondos públicos, etc, etc, etc…

 

-Usted que ha vivido las diferentes etapas de la historia de España de los últimos años, ¿Cómo definiría la actualidad?

-Sí, he vivido las más diversas etapas históricas de este país y puedo asegurar y aseguro que nos vendieron una burra con manillar de Harley Davidson que ha resultado ser un Vespinillo modelo 1977.

Sobre cómo se ve en la actualidad, diré que, si se tiene sentido de la perspectiva y una honesta capacidad de análisis, la situación de España es la que describo en el párrafo anterior. Para entenderlo, mejor que preguntar a las víctimas del golpe de estado del 36, es preguntar a sus herederos, que siguen ahí y no se cortan ni afeitándose.

-Es posible mantener la sonrisa en un país en el que conviven amarguras y dispendios tan graves como los actuales?

-Sí, es fácil. La sonrisa se ha convertido en una mueca que subyace de la imbecilidad humana que han sembrado los de siempre y que se ha instalado en el músculo risorio. Una muestra de ello es hacer una pregunta trascendente, seria y de contenido preocupante en la calle, micrófono en mano, para observar que no saben qué decir, esbozan idioteces y se ríen. Está muy devaluada la sonrisa.

-Sarcasmo, ironía, crítica social, marginalidad…Defina su humor.

-Podríamos decir que mi humor, el de muchos compañeros, cabe en el concepto “en resumidas cuentas”. Es un trabajo de búsqueda por los vertederos de la información en los que se coge algo para contrastarlo y aplicarle el reactivo-referente de la justicia social, de los derechos ciudadanos, o lo que quede ello en la memoria. Hecho esto, se le aporta el toque cítrico, como si fuera un ceviche, para elevarlo a la categoría de definitivo en el formato de viñeta, tira o ilustración.

-Si le pidiera que realizar una viñeta sobre La Manada, ¿qué dibujaría?

-En primer lugar prescindiría del apodo de los autores para llevarlo al terreno panorámico de las sensibilidades y de la Justicia, entendida como tal. Lo demás es ruido interesado, alargamiento procesal y estridencia. Si la víctima fuera familiar de magistrados, políticos o personal sobresaliente en la sociedad, a estas alturas estaríamos hablando del tiempo. Pero sin ascensor, que es donde siempre se ha hablado de estas cosas.

-Y sobre esa llamada “broma” de la secretaría de comunicación de Rajoy, diciendo a los pensionistas el consabido: “que se jodan”

-Sobre el comentario privado y jocoso, que dice la secretaría de comunicación de M. Rajoy, creo que se debe resaltar la sinceridad. No es la primera vez que evitan envoltorios para regalo y desean a la gente “¡Que se jodan…!” No olvidemos que la gente es la que los puso donde están y, según el CIS aún los seguirían votando en cualquiera de sus modalidades, la anaranjada o la zarca…

-Han sustituido los políticos a los humoristas en los momentos actuales (con menos gracia, desde luego)

-La competencia desleal, la usurpación de funciones, es algo muy frecuente por aquí. Un semental guaperas, cuya única gracia es esa y la frase más larga que es capaz de pronunciar sin atascarse es “Ya te digo…” puede alcanzar las más elevadas cotas del “preenteam” televisivo.

Los políticos han descubierto que nada les afecta y si eso fuera así, tienen la política de quita y pon, el bipartidismo. Por eso se han adentrado en las procelosas aguas fecales del sarcasmo. La mierda les resbala y siempre cae a los mismos, a los de abajo. Una ironía que ha propiciado que los humoristas se pasen a la política. Ahí están Felisuco y el monologuista Rafa Hernando

-Quédese con una época de las vividas. A nivel profesional y social.

-Cuando éramos bobos y creíamos que éramos lo que nos decían: molones, demócratas ejemplares, un referente mundial y disfrutábamos de unos derechos consolidados. De pronto vimos que esto se cubría de moscas que venían a posarse sobre nosotros y que España es lo que siempre fue, un invento medieval que ahora han digitalizado.

-¿Sería posible hoy, al calor de la Ley Mordaza una publicación como La Codorniz?

-Si La Codorniz la reflotara hoy el PP o el PSOE, sería perfectamente viable. La política de ambos es hacer que hacen, simular que dicen y les daría una pátina de sensibilidad social que, al tiempo, sería pelín antigua. Ciudadanos podría sacar otra estilo El Jueves, pero con sus valores cromáticos y con publicidad del Centro de Investigaciones Sociológicas. Si La Codorniz emergió en tiempos de Primo, esta podría hacerlo de la mano de Rivera.

-¿El humor gráfico, como el suyo, como el del Roto, Forges y unos cuantos más, es crónica social, o mero divertimento?

-Para mí es una pesadilla. Fue divertimento y convencimiento porque, lejos de divismos estúpidos, siempre fue una conexión directa y saludable con la gente, entre la que de todo hay. Y no hay que enfadarse. Unos te dicen que no lo entienden, y si se lo explicas es peor. Otros fingen enterarse de algo. Otros te piden material original para causas nobles y solidarias (eso todos los días) otros te piden la cabeza, o lo intentan… A mí me sentaron en la Audiencia Nacional acusado de calumnias e injurias a un líder ultraderechista.

-El otro día, preparando la presentación de mi libro ASÍ SE ROMPE ESPAÑA (www.terranatio.com) comentaba con Eduardo Sotillos, que me echará una mano en la presentación junto con el epiloguista Juan Cabrera y Aroa Moreno, que escribir en España, ahora, es blasfemar. Y aún hay quien te dice que eres muy ácido. Como si nos hicieran fácil la convivencia…

 

Dejamos a Ricardo Sir Cámara con los preparativos de la puesta de largo de su nuevo libro, agradeciendo su atención con esta, su casa. Recuerden la cita: 28 de Mayo, Librería Blanquerna de Madrid. El prologo del libro está realizado por Miguel Ángel Revilla y el epilogo por nuestro querido y admirado amigo Juan Cabrera. Un lujo de publicación que tendremos pronto en nuestras manos.

 

 

 

 

María Toca Cañedo

Coordinadora de http://www.lapajareramagazine.com

 

 

Sobre Maria Toca 478 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

1 Trackback / Pingback

  1. Sir Cámara – La pajarera Magazine

Deja un comentario