¡Exclusiva! Carta de Mariano Rajoy

Mis queridos niñatos y niñatas progres:

Ustedes me consideran tonto y yo estoy encantado de que sea así. Mientras ustedes se las dan de listos, de estudiados y de impolutos, yo estoy en el gobierno y ustedes no. ¿Y saben por qué?… ¿No?… Yo se lo diré: porque he sacado más votos que nadie.

Este pequeño dato lo olvidan ustedes siempre, y cuando lo recuerdan solo saben explicarlo llamando ignorante al pueblo que no sabría ¡el pobre! lo que realmente le conviene, es decir, ustedes. Cegados por su superioridad intelectual y moral, ni siquiera se les ocurre pensar que quizás sean ustedes los que no tienen ni idea de lo que el pueblo desea.

Pero ya les digo, niñatos y niñatas progres, estoy más que contento con que ustedes crean en mi indolencia y estulticia. Les hace bajar la guardia, les hace sentirse muy contentos con haberse conocido, les hace creerse poseedores de la verdad, y a mí me permite metérsela doblada y reírme de ustedes en los despachos del poder.

¿Hay algo más inofensivo que ustedes?, ¿haya algo más fatuo que ustedes?, ¿hay algo más charlatán que ustedes? Sí señores, a ustedes se les va la poca fuerza que tienen por la boca y se conforman con el placer de oírse a sí mismos, combinado con el deleite de tirarse unos a los otros lo trastos a la cabeza. Sigan, sigan llamándome tonto, que yo me fumaré un par de puros a su salud en la Moncloa.

Su suficiencia intelectual es tanta, que no alcanzan a ver un centímetro más allá de sus prejuicios y de sus frases hechas. Miren: yo sé muy bien lo que quiero, yo tengo muy claro lo que pasa, y yo trato de combinar ambas cosas en mi favor y en la conveniencia de los que realmente mandan y me mandan.

Todo mi secreto consiste en hacer lo que los de arriba quieren y en convencerlos de que mi menda es el que mejor puede hacerlo. Y por ahora voy cumpliendo con este doble objetivo, mal que les pese a ustedes, niñatos y niñatas teorizadores de hegemonías, bloques históricos y otras zarandajas de intelectuales grilleros en eterna espera de pisar moqueta.

Y digo intelectuales grilleros porque ustedes, tan listos, cultos y orgullosos de haberse conocido son una verdadera jaula de grillos.

Yo, el tonto, los tengo a ustedes partidos por la mitad, incapaces en su realidad demediada de alcanzar la masa crítica suficiente para echarme del gobierno… y eso teniendo en cuenta la cantidad de chorizos de la que me he rodeado y de chanchullos en los que estoy envuelto. La verdad es que así se las ponían a Fernando VII, pero ustedes ni por esas. Tan inútiles son.

Cierto que han conseguido fastidiarme la “gran coalición” pero la verdad es que, después de las muchas putadas que he hecho a la gente con mis recortes y el olor a podrido que despide mi partido, lo tenían ustedes chupado. Que el PP y el PSOE bajásemos en votos tras las cabronadas que hemos hecho era de prever. Sin embargo ustedes, tan listos, tan puros, tan analíticos, se han mostrado incapaces de echarme de la Moncloa. Es más: no lo van a conseguir.

Porque para echarme a mí de la Moncloa o a quien yo decida que sea mi sucesor, Unidos Podemos y el PSOE deberían sumar votos, pero eso no se va a producir. Sánchez volverá al redil, se hará amiguete del aparato, gritará “izquierda, izquierda, izquierda” y esperará tiempos mejores. Y si por un casual, esa coalición se produce será bajo las condiciones de “Íñigo, Íñigo, Íñigo” y nunca bajo las premisas de “Pablo, Pablo, Pablo” y mucho menos de las de “Alberto, Alberto, Alberto”

Niñatos y niñatas progres, permanezcan ustedes contentos en su veintipico por cierto; niñatos y niñatas progres síganme llamando tonto mientras piensan si adulterarse o no con una nueva tercera vía al zapateril o la Blair manera; niñatos y niñatas progres continúen creyendo que me chupo el dedo cuando en realidad quien gobierna soy yo, y los que chupan del bote son mis amos: el Ibex.

Sigan, sigan… son ustedes tan inofensivos y entrañables, y yo tan, pero que tan tonto.

Firmado:
Mariano Rajoy Brey

Sé el primero en comentar

Deja un comentario