Fin de año

Se nos acaba el año y toca hacer recuento. En lo personal, nuestra @LaPajareraMgzn va viento en popa a toda vela. Hacemos una media de 1000 visitas diarias y subiendo. Nada que decir, sí por supuesto, que darles las gracias más efusivas por su participación activa. Jamás  censuramos un comentario y eso que los hubo duros, insultantes. Da igual: libertad de expresión ante todo, queremos que @LaPajareraMgzn sea la casa de todas/os hasta de los que no quieren. Hemos salido todos los días, sin faltar.  A diario publicamos algo nuevo, no repetimos jamás , créanme que el esfuerzo es grande. Nuestro magazine está abierto, sin trampa ni cartón, ni comentarios falsos o complacientes. No jugamos en esa división. Nos han tumbado la web, nos denuncian en redes, a veces hasta nos censuran…algo haremos bien cuando molestamos tanto.  Con todo intentaremos  mejorar, no lo duden.

Hagamos  recuento del año en el país que habitamos. ¿Qué quieren que les diga? M. Rajoy ya les ha contado lo bien que vamos, lo ricos, altos y guapas que somos. Y de haber algún problema, es todo, pero todo, culpa de esos malos remalos de los catalufos, menos mal que ahí está PRISA y la banca apadrinando a doña Arrimadas y sus boys, que son a la política como el cartón piedra a la escultura. Falsos como monedas de piedra. Entre todos han creado la entelequia de Tabarnia y juegan con ella como niños con playmobil. Dejemósles, así vencen las frustraciones, pobretes y miran a ver si apañan bien las cuentas esas que les dicen que no cuelan. ¡Vaya por Dios! ellos que quieren remendar al país y son tan dados a los números que no cuadran ni los suyos.

 

Siguen fuera casi 800,000 españoles, con sus carreras, sus masteres impolutos engrandeciendo a otros países y llenando de tristeza los corazones de las familias que los ven marchar sin esperanza ni vuelta. La triste sangría de un país que tal como decía Valle Inclán, solo apuesta por el dinero fácil, jamás por el estudio, la ciencia o la investigación. Justo son los neoliberales, esos a los que se les llena la boca con la palabra excelencia los que tiran de amiguetes, de enchufes y de prebendas para colocar a los más ineptos en puestos de altura. Los demás a emigrar, que esta es su finca.

Siguen masacrando mujeres y no importa. Si gritamos, si se nos encoje el alma con la rabia, nos hablan de minutos de silencio de palabras de luto diseñadas para el momento justo y pasan a otra cosa. Hace poco, alguien decía que si mataran 49 futbolistas al año entraríamos en drama nacional. En la boca y en la mente tenemos a una de las últimas, Andrea, se llamaba. Su muerte fue anunciada, denunciada varias veces y nadie supo ni quiso evitarla. Son solo mujeres, no importan mucho. Hay más y ya nos nombra el Borbón, ¿qué más queremos?

La caja de pensiones sigue bajando con la velocidad que la mano rauda de los gestores de la economía tiran de ella. Son los mismos que hablan de la maravilla del éxito económico del país. Como ese  paro que  baja a cuenta de empleos basura, de tener pobres trabajando y de ricos cada vez más ricos (me temo que estoy haciendo populismo) me collejeo por ello, antes de que me llamen demagoga/populista/chavista…

El vago de la Moncloa sigue; a la baja, eso se nota, pero ahí anda, cual ladilla pegado al sillón. En Cataluña repitieron elecciones para salir lo que salió en ese referendun donde leñaron hasta a las mascotas. Con lo sencillo que hubiera sido todo, decidieron encenagar hasta el hartazgo la injusticia de no escuchar al pueblo que habla una y otra vez para decir lo mismo. Derecho a decidir, derecho a un referendun.

President Willy Brandt and Vice President Felipe Gonzalez celebrating following their re-election, at the XV International Socialist Congress, Madrid, Spain, circa 1975. (Photo by Central Press/Hulton Archive/Getty Images)

Y la izquierda. Ay, la izquierda. La domada (sí esa que manosea viejos recuerdos y se hace selfies con la carcunda) pues ahí sigue. Dando palmas al poder económico, político y negando la mayor. Olvidando todo aquello de la autodeterminación de los pueblos de España, del socialismo obrero y de tanto que no cabe en el folio.

La otra, la nueva, sigue apuñalándose entre ella misma, dando palos de ciego, haciendo discursos sobre irradiaciones gramscianas, sobre núcleos irradiadores y entre medias recortando la democracia interna como todo buen partido del stablisment que se precie. Aprenden estos chicos. Lo que no hacen es escuchar, ni bregar por el campo, por barrios, por colectivos. Y a los que lo hacen (porque los hay, me consta) los postergan porque ya se sabe que en política molan los teóricos, los mediocres y los pelotas y si estas tres condiciones se dan juntas, se llega lejos, al contrario de las/os que tienen criterio e inteligencia. Se quería asaltar el cielo y entre salto y salto nos quedamos trabados tragando por lo que dice Montoro y firmando lo que impone (ay ese Ayuntamiento de Madrid) . Cosas de la cercanía del poder, que contamina.

 

Hemos pasado un año duro, donde la excepción ha sido norma. Nuestro país, ese que decimos España, sigue maltrecho y dolorido flotando como puede entre la hediondez de una monarquía que huele a naftalina y hace discursos de padre antiguo, una judicatura que da pena, salvo honrosas y poco comunes excepciones, una Sanidad publica que se desmorona a fuerza de tumbarla los interesados para asaltar con la privada, que esa sí es chachi guay porque llena los bolsillos de amiguetes.

La cultura ¿existe?: sí, en manos de gente voluntariosa, que aman (mos) la palabra, el arte, el cine, el teatro. Sin el heroísmo de muchas/os esto sería un erial. Pero no lo es, hay esperanza. Se lee, se visitan museos, las bibliotecas están llenas, las salas de conferencias, presentaciones de libros, también. Me consta. Creemos que ese es el único camino: sembrar cultura para crecer y germinar. No hay otro.

Esperamos que el año próximo tengamos más cosas positivas que contarles. Si me dejan pedir un deseo, les diré que me encantaría pertenecer a un pueblo activo y altivo. Que levantara el puño y la voz contra los poderes fácticos, no contra hermanos por diferencias de criterio. Que clamara conjuntado por el advenimiento de una República Federalista y si tuviera tintes libertarios, me moría del gusto. Soñemos, amigas, soñemos hasta que venga Montoro y nos ponga un impuesto por hacerlo.

Tengan Feliz Año 2018 y no nos abandonen. @LaPajareraMgzn no es nada sin ustedes. ¡Ah! Y brindemos con cava catalán. Salud.

María Toca

Sobre Maria Toca 428 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

4 Comentarios

  1. Gacias Maria, gracias a ti y a la Pajarera. Cada vez me cuesta mas creer que España y sus “regiones” son un eral donde solo prima la chapuza y el mangoneo. Gracias a personas como vosotras todavia me queda una xispa de esperanza en que, algun dia, el pueblo llano despierte y se sacuda de encima a toda esta pandilla de mediocres y apandadores y piense, antes de votar, en sus hijos y en el porvenir que les espera. No creo que la izquierda social este muerta, ejemplos tenemos que no es asi, creo mas bien que esta dormida. Cuarenta años de adoctrinamieno politico/religioso/una grande y libre todavia esta pasando factura. Esperemos que despierte y que despierte bien.
    Saludos fraternales desde Catalunya y que el nuevo año nos traiga salud y una nueva politica mas humana y mas social.

    • Un abrazo fraterno Salvador. Claro que no está muerta, el movimiento de los pueblos es imparable, lo que no están a la altura son esos líderes de chichinabo, unos teóricos que aplican sus estudios y lecturas y se olvidan de pisar calle y aguzar oído. Saludos y feliz año

  2. Hola María. Te descubrí hace poco y no puedo pasar un día sin leerte
    Mira por dónde, yo pienso lo mismo que tú y veo muy claro como estamos en España, luego oyes hablar a Mariano, y te preguntas. Pero este hombre donde coño vive?
    Pero sabes una cosa?. Lo malo es que la gente se lo creee
    Que pena de pais……………. Un besito guapa

    • Gracias Margarita. No imaginas lo que anima leer tus palabras, porque a veces, como bien dices, a una le parece que vive en otro mundo. Y ellos, esos fantasmones en una Arcadia perfecta donde todo va bien. Para ellos. Un abrazo y espero que sigas leyéndonos.

Deja un comentario