Gerda Taro

Parte de la mítica de la Guerra Civil española fue  debido al trabajo realizado  por la singular pareja que conformaban dos personajes geniales que trabajaron codo a codo bajo el nombre de Robert Capa, se hicieron fotografías míticas que nos han contado mejor que los libros de historia el drama de la guerra y la visión de una España triste y cruelmente torturada.

Al comienzo del convulso siglo XX, nace en Stuttgart , Alemania el uno de Agosto de 1910, Gerta Pothorylle, judía polaca hija de la burguesía que desde muy pronto desarrolló una rebeldía y demostró ideas socialistas y progresistas. Con el avance de las tropas alemanas  sobre Polonia,   fue detenida en 1933, por lo que  decide huir de su país con una amiga. El camino las lleva a ambas a París que era la meca de toda rebeldía y foco cultural que amalgamaría lo más granado de las artes del siglo XX. Al poco de llegar conoce a un fotógrafo, judío como ella, procedente de Hungría, Ende Ernö Friedman. Exiliado como ella, en la Francia pre bélica, mantiene la  independencia e ideología socialista y antifascista. Se enamoran al poco de encontrarse y se plantean una colaboración profesional basada en la fotografía. Ernö viene precedido de prestigio a París  ya que ha colaborado en Hungría con fotógrafos de relieve, forma a Gerda en el arte de sacar el milagro de la realidad con las imágenes que por si solas cuentan la historia que desarrolla tras el lente.

En 1936, como tanto románticos antifascistas, al declararse la guerra de España, deciden venir con sus cámaras en apoyo al ideario antifascista que mueve a la República. Les une la ideología, el amor y una idea romántica de innovación que les hará contar al mundo el drama español a través de sus imágenes.

No tienen ingresos conocidos, viven en total precariedad por lo que idean inventarse el personaje de Robert Capa , prestigioso fotógrafo americano que vende sus fotos de guerra a través de (ellos mismos) unos representantes. Cobran las fotos al triple del valor anterior y consiguen sobrevivir con los numerosos encargos que les hacen a la vez que  estar en los frentes de batalla donde se desarrollan la guerra.

Salta entonces a la palestra el mito de Robert Capa, con las fotografías que dieron la vuelta al mundo dando el marchamo de de guerra romántica y antifascista a nuestra contienda, en la que ellos tuvieron mucho que ver.

Hay un momento, durante el proceso, que se distancian como pareja, entonces ella firma alguna de  sus fotos como Photo Taro, pero en general realizan la obra en conjunto. Hace poco se encontró una maleta con más de 4.500 negativos que al ser estudiados se comprueba de forma clara las diferencias entre ambos autores. Ernö realiza fotos más movibles, su obsesión es el movimiento, Gerda Taro, en cambio, fotografía la calma, sus imágenes reflejan la parada cruda de la guerra en imágenes que imantan la mirada por la expresividad.

Gerda Taro es una mujer de enorme belleza a la que describen los compañeros como tal, con su boina de medio lado que cubre en parte su rubio cabello, sonrisa abierta, valiente. Su presencia se hace mítica en el frente de batalla ya que no elude ningún riesgo encontrándose siempre en el punto de mira del enemigo con tal de sacar la mejor imagen.

BARCELONA ANTIGUOS HOTELES DE BARCELONA Célebre foto de Marina Ginesta hecha desde la terraza del Colón

Viaja con las tropas republicanas hacia Brunete, donde retrata la victoria  de la batalla en unas fotos que saltan al mundo dando prestigio a la autora y fama a la contienda. Sigue en el frente cuando el ejército republicano es derrotado. En Julio de 1937, Gerda sube al estibo de un camión donde viajaba el capitán Walter de las Brigadas Internacionales. Hay un bombardeo rasante que desorganiza las tropas, Gerda cae del estribo y un tanque republicano que retrocede la aplasta. Moribunda es trasladada al hospital inglés del Goloso, en El Escorial, donde muere seis días antes de cumplir 27 años.

Su cuerpo torna a  París donde es enterrada como una heroína envuelta en la bandera francesa y recibe honores. Sus restos están en el cementerio de Pere-Lachaise en Paris.

Con el descubrimiento de la famosa maleta de los negativos y el exhaustivo análisis de su obra, los técnicos se percatan de que gran parte de la obra de Ernö en la Guerra Civil pertenece a Taro aunque sus nombres están indefectiblemente unidos en la mítica romántica de la Guerra Civil Española.

Años después Robert Capa (Ernö) y varios fotógrafos independientes conforman la Agencia Independiente Magnum que es la primera del mundo en su línea. Hacen de la fotografía bélica, además de denuncia expresa y combate, una obra de arte inmensa que bien puede representar las epopeyas del siglo.

La obra de Taro sigue sin estar totalmente definida pero se comprueba con su visionado el enorme talento de la fotógrafa polaca.

María Toca

Sobre Maria Toca 691 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario