Kurdos: Traición de Occidente, problemas futuros

Algo hay que reconocer a Trump, ha descarado la política estadounidense. No le preocupa disimular las malas artes que han lucido los yanquis desde siempre. Trump es un bellaco que gobierna con bellacos y no lo  oculta. Al contrario, su carácter bravucón y psicótico le hace alardear de las malas formas que es capaz de utilizar.

Con el pueblo kurdo no se ha hecho nada que antes no se hiciera con otros. Ocurre que ha sido tan descarado, tan ampliamente divulgado que escandaliza. Pero es lo normal en la política americana. Utilizan la  desesperación de pueblos vencidos, arman a guerrillas, prometen reconocimientos para  luego, una vez conseguida la victoria de sus intereses, abandonar al combatiente sin miramiento. En palabras de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia kurda que controla gran parte del noreste de Siria, Trump  ha  apuñalado al pueblo kurdo por la espalda.  Lo hacen con sus propios compatriotas -recuerden a los excombatientes de Vietnam-  no pueden esperar nada  mejor los de fuera.

Para entender el conflicto kurdo debemos hacer un poco de historia. Proceden de Oriente Próximo, su origen se remonta al año 2.500 a. C. en que se adentraron en el Suroeste de Asia, lo que hoy conforma los estados de Irak, Irán, Turquía, Siria y Armenia. Se asentaron en las zonas montañosas, lo cual propicia sus características como pueblo y las consecuencias de la incomunicación que han derivado en los problemas que han ido teniendo a lo largo de la historia. La orografía por donde se mueven los kurdos condiciona su idiosincrasia  cultural. En las elevaciones de Taurus, Zagros y Elburc encontraron su hábitat y conformaron las raíces étnicas de las que se enorgullecen.

 

Los kurdos conforma  la minoría étnica más numerosa del mundo que carece de estado propio. Forman parte junto a  los palestinos,  saharauis y  tibetanos (podríamos añadir varios territorios como Catalunya, Euskal Herria, Scotlan, Wales, Quebec, Córcega, Bretaña…y algunos más pero estos  son discutibles) la desgracia de ser un pueblo sin estado propio lo que convierte a sus ciudadanos en parias de las naciones que habitan.

Son del orden de 22 a 25 millones de kurdos (algunos autores creen que pueden llegar a 30 millones). Históricamente se han relacionado entre sí en forma de clanes; no han tenido revoluciones nacionalistas entre ellos. Han sido autosuficientes económicamente y conservan la identidad cultural que no perdieron ni con la influencia griega, romana o musulmana. En la Edad Media se convirtieron al Islam  manteniendo también de forma minoritaria, otras religiones; esto  no les supuso perder la identidad cultural inherente  desde los ancestros de la cultura kurda. Su territorio, Kurdistán,  es rico, con diversos minerales preciados incluido el petroleo, lo cual hace que la rapiña de los poderosos se afanen en expoliarlo

La formación de los estados que se realizó en el siglo XIX los cogió por sorpresa  (decimos que su asentamiento en zonas montañosas definía en gran medida los problemas de comunicación que pueden ser la causa de no tener estado). En el siglo XX tampoco aprovecharon ocasión de formar  un país como sí lo hicieron los judíos con el estado de Israel.

Se distribuyeron entre los países de las zonas que habitan. La mayor parte de los kurdos  quedaron bajo el estado de Turquía (15 millones de kurdos, que conforman el 18% de la población turca)

La Turquía moderna se formó como país al desmantelarse el estado otomano después de la I Guerra Mundial. El diseño de fronteras realizado en el siglo XX por las potencias occidentales no  fue favorable a los kurdos, quedando sometidos como pueblo a los estados que se repartían el Kurdistán.

El conflicto que ha surgido ahora no es nuevo y era previsible, conociendo las malas formas del gobierno americano que jamás se molesta  por la defensa de derechos humanos o crisis humanitaria sino en beneficio de  sus propios intereses que suelen ser la esencia del capitalismo más feroz.

En la lucha que EEUU mantiene contra el Estado Islámico, los kurdos eran una presa fácil. Armaron a guerrillas de combatientes  que una vez entrenados,  se enfrentaron al EI con orden y disciplina ejemplar obteniendo éxitos sonados.  La clara derrota de EI en el norte de Siria se debe únicamente a las milicias kurdas sin ninguna intervención del gobierno sirio. Justamente en el territorio liberado conformaron una especie de estado, Rajeva, gobernado con valores democratices, feministas y ecologistas.

Se da la circunstancia que en los grupos kurdos se han formado milicias integradas solo por mujeres. Ya desde 1993 se celebraron congresos de mujeres diferenciando la problemática femenina de la masculina haciendo ponencias importante sobre problemas de género e igualdad. En 1995 se creó la Unión de Mujeres Libres del Kurdistán, unidad de guerrilleras milicianas de la causa de su etnia. Han participado desde el principio del conflicto en igualdad combativa con los milicianos masculinos.  En la lucha están unificadas con los hombres, llegando a codirigir las unidades. En la región liberada de Rojeva (nombre que recibe la zona norte de Siria liberada) hay policía femenina encargada de preservar en todo momento las libertades  y la igualdad de género. Todo lo cual nos hace mantener unas altas expectativas de que el movimiento feminista se extienda por  zonas musulmanas ya que es posible que cunda el ejemplo de estas heroicas mujeres kurdas.

Ahora que el EI parece derrotado, EEUU, en decisión abrupta de ese guiñol que habita la Casa Blanca, decide abandonar a los guerrilleros kurdos, romper la promesa que se les hizo de apoyar su causa y abandonarlos a su suerte en el norte de Siria.  En realidad, se cree que EI, solo parece derrotado,  incluso dentro del Partido Republicano se alzan voces que entienden que esta retirada supondrá un resurgimiento de EI en poco tiempo. El propio  líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, escribió en un comunicado: «Urjo al presidente ejercer el liderazgo estadounidense para mantener unida nuestra coalición multinacional para derrotar a EI y evitar un conflicto importante entre nuestro aliado de la OTAN, Turquía, y nuestros socios locales en Siria en la lucha contra el terrorismo».

Solo tres días han bastado para que las fuerzas armadas turcas arrasaran los territorios que habitan las guerrillas kurdas produciendo el drama al que asistimos. Ankara y el gobierno de Erdogan considera a la milicia kurda, un peligro para la estabilidad de Turquía. La Unidad de Protección Popular (YPG) que lideran las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) son aliados del Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) grupo de milicia armada que opera dentro de Turquía,  considerado por el estado y por Occidente  terroristas.

La jugada de EEUU y de la Unión Europea de apoyar a las milicias kurdas en su combate contra EI y el éxito conseguido por el aguerrido pueblo kurdo, puso en guardia a Erdogan sobre el fin de la contienda. El chantaje de Erdogan a Trump, fue que de seguir ese apoyo, se  echaría en brazos de Rusia si no se abandonaban las promesas realizadas a los kurdos. El presidente americano lanzando sus twits de madrugada  anunció que las tropas estadounidenses abandonan la zona norte de Siria dejando al albur a las milicias kurdas. Como decíamos, tres días han bastado para que Ankara lanzara un ataque contra Rajeva.

 

El experto periodista especializado en el tema kurdo y corresponsal de Seguridad y Defensa de la BBC, Jonathan Marcus, opina con razonada lógica, que es altamente probable que los kurdos lleguen a pactar con el gobierno sirio ante la defección de Occidente que los ha dejado solos frente al enemigo de siempre, el gobierno de Ankara.

Si creíamos que la política de bloques caía con el muro, nos equivocábamos. El mundo sigue siendo un enorme  tablero de ajedrez donde juegan desalmados sin conciencia ni inteligencia que arroja a millones de personas a la muerte y al desamparo. Hoy son los kurdos las víctimas,  es muy posible que mañana lloremos un nuevo foco de fanatismo que defienda al estado kurdo con bombas o aviones descabellados que se estrellen contra objetivos occidentales. Creamos al monstruo que nos devora una y otra vez.

Es la vieja historia de traiciones macabras que se repite sin cesar. El fuerte utiliza al débil, promete protección  y amparo  abandonándolo una vez  conseguidos los objetivos propuestos. Luego el débil se revela y se convierte en el mal. Pudiendo ser tan evitable es terrible que  después de tantas malas lecciones no se aprenda. Y menos cuando en la Casa Blanca hay un orate con amor a Twiter que le hace amenazar , incluso a su aliado Erdogan con el siguiente texto: Si Turquía hace algo que, en mi grandiosa e inigualable sabiduría, considere extralimitadodestruiré por completo su economía«.

Triste resumen que acaba con el sueño kurdo de conformar un país donde vivir y gobernarse de forma democratica, feminista y ecologista. Quizá ese sea el temor de los atacantes. Quizá ese sea el fundamento de la causa del ataque realizado por el gobierno turco (dirigido por el fantasma autarquico de Erdogan) con el consentimiento de las potencias occidentales. Dejamos un artículo que explica la tristeza de Rojeva ante el abandono de Occidentehttps://www.lavanguardia.com/opinion/20191012/47909433723/kurdos-de-usar-y-tirar.html

El poseedor de la “grandiosa e inigualable” sabiduría es el guiñol macarra del señor Trump, por tanto todo es posible en este tablero maldito.

 

María Toca

http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/turquia-ataca-kurdos-norte-siria/5406433/

Sobre Maria Toca 748 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario