Las verdades de Corina, los desmanes del Borbón y Llarena que es llorón.

Vivimos en vorágine completa. No da tiempo a asimilar suceso cuando nos llega otro que nos tambalea el chiringuito que nuestros padres de la Sagrada Transición montaron para nosotras. Y así no hay quien viva. Ni duerma tranquila, la verdad.

Nos llegan noticias del Patriarca de Borbonia, más conocido como el Campechano, traídas por  la garganta profunda (en sentido de hablar de más, no se me vayan por las ramas que conozco la mente calenturienta de mis lectoras/es) de doña Corinna, que cuenta y no para sus cuitas amoroso/económicas al policía Villarejo que ha enhebrado su ventilador contra el Emérito . Que ya son ganas de contar las que demuestra doña Corinna. Villarejo va soltando perlitas conforme se aprieta la soga que le ponen en la trena que nunca, pensó él,  pisar. El hedor de las cloacas de Interior nos llegaba de sobra desde hace mucho. Una se sorprende de las perplejidades de gente que debía saber y dice que no sabe. Los compañeros de Público agitaron, hace tiempo, las aguas pestilentes de años y años de campar a sus anchas los viejos camaradas de la BPS reconvertidos en demócratas deprisa y corriendo. Se ve que con la falta  de tiempo no asistieron a las clases de honradez y fidelidad al Estado. Y ahí andaba Villarejo , haciendo mil tejemanejes y asegurando su negocietes con grabadora en mano. Claro que el Camastrón/Borbón dio mucho de sí. Las jugosas grabaciones realizadas hace tiempo por Bárbara Rey saltaron hasta programas de cotilleo, haciendo el Sálvame más por el advenimiento de la III República que mil manifestaciones abanderadas. ¿Qué le vamos a hacer? tenemos una monarquía cutre, ladrona y viciosa como ninguna. Lo confirma doña Corinna diciendo que el Campechano no tenía conciencia de lo que es legal o ilegal. Oiga usted, para eso me llamo Borbón, hijo de borbones falaces, ladrones y viciosos. De casta le viene al galgo. Será por miedo.

Nos hace pensar que lo mismo el cabreo de doña Cristinita por el enjaulamiento de su pajarito Mangarín, tiene visos de ser consistente. ¿No será que el palurdo del vasco ha pagado los platos rotos del suegro más avispado y más poderoso? Ensimismada me tiene el pensamiento, a punto de enviarle a doña Cris mis condolencias, pidiéndole que repruebe a su pater por golfo y por escurridizo. Lo que me deja un poco perpleja es que el Preparao, tan listo, guapo y honrado que dice ser, no se percatara de los trajines palaciegos con tanta comisión, cobro de servicios, blanqueos de dinero y malas artes a cascoporro. No debe de ser tan preparao el chico. Nos tememos. O estaba en el ajo y supo eludir a tiempo. Que también.

Recordemos que ya, desde las páginas de http://www.lapajareramagazine.com/carta-al-preparao-pero-poco le recriminamos con acritud su postura beligerante, de padre broncas, cuando leyó la cartilla a catalanes en el infausto discurso. Le preguntábamos al Preparao ¿con qué derecho nos da lecciones de legalidad quien no ha sabido mantener a los cercanos dentro de la ley? Ahí sigue, impertérrito, hablando de justicia de leyes y de honestidad sin perturbarse lo más mínimo por las noticias que salen de su casa. Y nosotros que le aguantamos. Alguien preguntaba si se han oído por las esquinas patrias algún: “A por ellos” referidos a los Borbones esquilmadores. Y no, parece que lo que se sigue escuchando en el solar patrio es que los catalufos son malos. Y ahora con razón. La que les da la justicia europea por el sinsentido del juez Llarena que a poco que le dejáramos les acusaba de la muerte de Manolete y de la erupción del Etna.

 

Qué extraña rebelión hicieron estos catalanes, que raro golpe de Estado con urnas en vez de tanques. Qué curioso el proceder de esas esquina de  Borbonia que propugna la república y le cuesta tanto conseguirla. No sé yo si de la que vamos, eso de políticos presos, nos lo devuelve Europa como presos políticos, por mucho que a los unionistas les saque sarpullidos. Que ahí nos anda don  Rivera y doña Arrimadas como vaca sin cencerro pidiendo cerrojos para los irredentos. Y votos para ellos que de la que van se les acaba el salto. Los antes europeístas a machamartillo andan ahora pidiendo revoluciones y salidas de la zona Schengen para castigar con látigo nacional a los jueces alemanes que lanzaron la sonora colleja al juez Llarena y sus desvaríos.

Luego nos amenaza el señor Pérez ( Arturo,  para los amigos) con que se va si la RAE adapta el lenguaje a la realidad. Que almondiga, sí, pero usar femenino inclusivo es caca. Porque él lo vale. Y olé. Desde los confines del último rincón de la Borbonia querida, se escuchan los sollozos que lanzamos todas las feminazis que despediremos a don Arturo  enloquecidas de puro amor por

sus machunas carnes . Ainsss.

Ya les digo, no da el cuerpo para tanta controversia y para tanto dislate, aunque reconocemos que lo de don Pérez nos la sopla bastante. Cierre al salir don Arturo no se le constipe don Marías que anda mayor.

 

María Toca

 

Sobre Maria Toca 542 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 Comentarios

  1. María, María, mira que te juegas un pleito por llamar ladrones a los Borbones, cuando todo el mundo sabe que son unos mamones, que de tanto chupar del bote ya no distinguen si éste es de leche o de ácido sulfúrico… y del “señor” Reverte mejor no hablamos, que él todo lo dice y hace “por cojones”, menudo personaje…
    ¡Un abrazo!

    • Sí, por supuesto que lo sé, pero hay algo que no van a conseguir conmigo: cerrarme la boca. Por edad, por la vida vivida tengo poco que perder, Jaime, así que si alguna vez deciden enchironarme, con que me dejen llevar libros, un ordenador para seguir escribiendo…o en su defecto boli y papel, gel de baño, papel higiénico y poco más, lo tengo hecho. Así…que les den. Lo Borbones roban, y está más que demostrado. Salud y república Jaime. A Reverte le tengo cierto cariño, fíjate, es un boca chancla, pero al menos se atreve a serlo. En un mundo de cobardes le doy cierto valor, aunque me tiene enfrente.

Deja un comentario