Me nací…

Yo me nací en un día de Enero
frío, lluvioso y enredado
entre nubes y sombras. La mañana
en que el sonido rasgado de silencio
se quebró con el grito de la nada.


Me nací, entre lágrimas, retorcida
por la fatalidad de una noticia
que quebraba la anterior vida, que vivía,
y daba forma, a una nueva mujer,
rota, hilvanada, con fatalidad y desespero.


Nací, cuando tú me abandonaste;
crecí, amándote entre penumbras
que acechaban, a cada rato, mi mirada.


Cosí con hilo dolorido , aquella herida
causada , sin quererlo, en el anhelo
de perpetuarte y dejarme llevar a tu morada.


Nací, cuando contemplé tu cuerpo yerto
y vi truncada, para siempre, mi esperanza,
me creció, entonces, el espanto
como ola embravecida, dejándome vacía
asida por un hilo a la cordura.


Fui creciendo, de a poco, paso a paso,
lentamente, haciéndome madura
conforme el dolor se mecía entre las brumas
y cerraba la cicatriz, bien sosegada
con la incierta calma, que tú me inspirabas.



Tú, con tu ausencia, diste forma
a la mujer, poeta, ensimismada,
triste, alegre, rebelde, sumisa,
contestataria, conformista,
o lo que sea, que hoy te nombra.


Por eso, te confieso, hoy lo sé,
que yo me nací aquel día de Enero,
cuando, tú, despacito te me fuiste

y dejaste un hueco bien profundo

que tan solo el poema, apenas cubre

y el recuerdo germina, cuando puede.

#MariaToca

Para Luis…por siempre, para siempre.

Sobre Maria Toca 241 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario