No ganaron: hicieron trampa©

Cuando se les llena la boca diciendo que han ganado, que la izquierda ha perdido, que tienen votos, que la democracia tal y cual, yo les preguntaría que si haces una oposición o un examen y te pillan copiando ¿qué pasa? ¿Te aprueban o te echan con viento fresco hasta la próxima?

Creo que la respuesta es obvia. Tan obvia que por eso el Tancredo de la Moncloa pone tantos palitos en las ruedas judiciales para evitar lo inevitable. O para dilatarlo. Justo hasta arramblar con todo el país; justo hasta colocar bien situados a los suyos y atar todo bien atado. Por eso miran con un ojo al sistema judicial y desprecian con bravura al legislativo.  ¿Qué se puede decir del ninguneo que hace don Tancredo Rajoy a la moción de censura? No es que desprecie a los diputados que la presentan, o no solo. Desprecia a quienes votaron a esos diputados, a quienes representan. Casi diría que desprecia a toda la Cámara. Al pueblo español, que no sea de los suyos, claro. Luego todo es llenarse la boca hablando de cumplir leyes y darse golpes de pecho indignado por el “golpe de estado de los nacionalistas” (los malos de ahora, los catalufos, los peneuves, no, esos son buenos, ayudan a sacar presupuestos). O criticando a Maduro que interfiere en la democracia el  muy maluno…Mucho llenarse la boca para llenar el bolsillo, don Tancredo.

Ese sentido del humor tan cachazudo, como de barra de bar de Valdemorillos de los Cerriles, que nos calza el Presidente de “sus” españoles y mucho españoles, es tan genuino que dan ganas de collejearle mientras le preguntamos por esas cuentas tan negras de su partido, por esas trampas (saduceas, decían antes y me permiten la licencia) en las elecciones. Que le hemos pillado, señor mío, con el carrito del helado. Sus pactos con la fiscalía, sus nombramientos de jueces “afines” la defenestración, el ostracismo o el destino de los que se le resisten, sus pactos con Barcenas para que calle: “se fuerte, Luis, se fuerte”,  va todo encaminado a lo mismo. Ganar tiempo. Ganar tiempo a lo inevitable, que es el descalabro de un país mal gobernado, esquilmado, por mucho que se les llene la boca manipulando datos o diciendo postverdades que ni ellos se creen.

Nunca jamás fue tan necesario oír a nuestros representantes dar collejas verbales a un gobierno como éste y mira que ha tenido competencia, con los de Aznar,  los de Gonzalez, incluso con el descalabro de los últimos años de Zapatero. Ganan por goleada,  por sociópatas convictos y confesos y malos gestores. También por cobardes, pero eso casi puntúa en política. Y mientras tanto, los otros, deshojando la margarita.

 

#MariaToca

Sobre Maria Toca 243 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario