No hay voluntad

Tengo una impresión que no sé si es compartida. Siento que nunca llegaremos a deshacernos de esa rémora que arrastramos que nos hace ir siempre a remolque de cualquier cambio o innovación política o social. Pongo un ejemplo: el PP y la reforma de la Constitución. El partido en el poder nos está engañando de forma inmisericorde y nosotros, representados por diferentes partidos en la oposición que hacen gala de una educación parlamentaria declarada de forma unilateral, cabeceamos indignados moviendo nuestra frente agachada de lado a lado pero incapaces de trazar una raya sin retorno a M.Rajoy y a sus chicos, como señal inequívoca de que su inoperancia es inaguantable. El PP no tiene ni la más mínima intención de modificar ni una coma de la Constitución más allá de que ésta permita que la hija de Felipe VI, la Princesa Leonor, sea la próxima Reina de España y así dar carpetazo a la Ley Sálica, obsoleta a todas luces en pleno siglo XXI. Tras esa aparente promesa que M.Rajoy hizo a P.Sánchez, en los delicados momentos en los que la DUI catalana fluía y tenía visos de ser más grande de lo que finalmente fue, no ha hecho más que excusarse y dar largas al compromiso adquirido. Y así seguirá hasta que la situación sea insoportable y alguno deje a un lado la elegancia, la educación y las maneras y se ponga el mundo por montera. Entonces será cuando el PP de M.Rajoy tomará medidas, policiales y judiciales of course, convocará a las gentes de bien y a la mayoría silenciosa y tachará de disparate y antiespañol a todo aquel que no comulgue con sus ideas… ¿A alguien le recuerda a alguna situación vivida recientemente toda esta cadena de acontecimientos?

El Gobierno de M.Rajoy nos toma por tontos y seguramente lo seamos pues no somos capaces de oponernos a su desfachatez. Nos venden las noticias y los sucesos con un perfil tan sesgado que avergüenza e insulta a la inteligencia. La manifestación independentista de hace unos días en Bruselas la han vendido como un hecho intrascendente de unos pocos descarriados, cuando han sido más de 45.000 personas las que allí se reunieron y han sido portada en la mayoría de los medios de comunicación europeos. La anulación de la euroorden contra Puigdemont ha sido, según el PP, una hábil maniobra del juez instructor del Tribunal Supremo cuando lo más probable es que lo haya hecho ante la posibilidad de hacer el ridículo y quedarse con el culo al aire si la Justicia belga no atendía, como según algunas voces expertas iba a ser, las demandas de la Justicia española con cuatro encarcelados aún relacionados con el procés. La estupidez de su manoseada visión de la realidad llega al extremo de no querer ver hasta lo más evidente. Con los sondeos electorales del 21D publicados, parece ser que los partidos independentistas catalanes no tienen la mayoría del Parlament y esa es la gran noticia que venden y esperan que todo el mundo se sienta feliz y contento porque el 155 ha triunfado y las elecciones anticipadas han sido la purga de Benito por que han curado los males secesionistas.

¿Realmente esta visión satisface a alguien? O son ellos muy simples o lo son los que compran esta lectura. Aparentemente ERC, JxCT y CUP no tienen la mayoría, ¡pero tampoco la tienen los partidos constitucionalistas! ¿Dónde está la clave entonces? En Catalunya en Comú Podem. Y en esa circunstancia, ¿a quién apoyarían preferentemente los podemitas hijos de Colau? A mí no se me escapa que a Arrimadas y a sus compañeros lo veo muy, pero que muy complicado. Tampoco creo que de forma incondicional apoyen al flanco separatista pero están más cerca de ellos que de los unionistas, aunque su modelo ideal sea un estado federal/confederal y no dos estados.

Con todos estos mimbres llegaríamos a una situación similar a la que provocó la DUI y demostraría que la violencia usada por las fuerzas del orden el 1O, la manifestaciones unionistas dopadas desde el poder, la propaganda mediática refrendada por miles de banderas en las ventanas, la encarcelación de responsables independentistas bajo el trasnochado delito de rebelión, la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones en Catalunya, no han servido para nada. Volveríamos a la casilla de salida. Volvemos al primer párrafo. El PP de M.Rajoy no tiene voluntad alguna de resolver este asunto. Su reaccionarismo es de tal calibre que ponen por delante su interés partidista y el de quienes les subvencionan económicamente, al interés y bienestar de ciudadanos españoles, aunque sólo sean una parte.

Ciudadanos no ayuda. El partido de Rivera y Arrimadas ha descubierto que la defensa de la unidad de España les está dando jugosos réditos electorales y, como fiera hambrienta, en cuanto han olido sangre caliente se han tirado a por la presa. Sus duras peticiones de medidas contra el independentismo catalán fueron finalmente asumidas por el Gobierno del Estado. Eso ha servido para que los que veían en C’s una alternativa al corrupto PP pero los consideraban tiernos e inexpertos, comiencen a cambiar su opinión y opten a apoyar al partido naranja. Catalunya va a ser su laboratorio. Auguro un crecimiento muy importante de Ciudadanos en las próximas generales. Es curioso ver como un partido autonombrado centro-izquierda en su creación, haya viajado en el abanico político hasta ser más conservador que el propio PP.

El PSOE ha perdido una oportunidad única para erigirse en protagonista y liderar la alternativa al Gobierno del Estado. P. Sánchez lo ha tenido en sus manos y lo ha dejado ir pecando de ingenuidad. Sus vaivenes con recusación contra la Vicepresidenta del Gobierno, posteriormente retirada, no encaja con su apoyo a las medias adoptadas en Catalunya. Iceta tampoco ayuda pues ha pasado de ser un líder autonómico crítico con la derecha a hacerse selfies con Garcia Albiol y Arrimadas en feliz y dicharachera situación. Si es cierto que M.Rajoy se comprometió con P.Sánchez en reformar la Constitución, este último debería exigir, con voz alta y clara, que se cumpla lo prometido. Hay una clara carencia de firmeza en la postura y las reivindicaciones que juega en contra del PSOE. Su rumbo debe ser concreto y constante, aunque creo que el problema lo tiene en casa con sus luchas cainitas por el poder del partido.

Y qué decir de Podemos. Como antes mencioné, van a tener la llave del Gobierno de Catalunya. Es de esperar que la usen mejor que cuando negaron a P.Sánchez la presidencia del Gobierno al no abstenerse en la votación de investidura. Aquel cecilbedemiliano error ha sido una de las causas de la complicada situación que ahora vivimos. ¿Alguien ha pensado que sería de España si Sánchez hubiera sido nombrado Presidente y bajo su mandato se hubiera apaciguado los deseos secesionistas catalanes? Nunca lo sabremos pero el escenario imagino habría sido mucho mejor que el actual. Confío en que Catalunya En Comú Podem decida correctamente esta vez y si finalmente son los partidos independentistas los que gobiernan en Catalunya, el partido morado sirva para aplacar y mitigar los deseos soberanistas. Pienso que no le será difícil pues tanto ERC como JxCT van a estar más por recuperar el timón de la Catalunya que han perdido. Al tiempo.

Armand Comin

2 Comentarios

  1. En mi opinión, el problema no es el PP, sino la falta de nivel de la oposición y la estulticia de los millones de votantes que no ven mas allá de sus narices… país de borregos…

    • No culpemos al votante, Jaime, porque es la consecuencia de lo que realizan las instituciones. Se retroalimentan, votante aborregado, político manipulador…y al revés. Este país nuestro lleva mucho atraso y poca revolución, es mi opinión personal. Mientras Europa evolucionaba hacia la revolución industrial y/o de las otras, nosotros seguíamos gritando ¡Vivan las caenas! y los Borbones poniendonos soga y misal en la mano. Y la consecuencia es la que hay. Saludos y gracias

Deja un comentario