Se consumó el Trifacho en Andalucía

Se nos acaba el año y quien nos iba a decir a nosotras que íbamos a ser perplejidad en Europa. Pionera como nadie, nuestra Borbonia aúpa y lleva en volandas a lo más oscuro de la ultraderecha europea. Los chicos que se quitaron la careta de la corrección política para mostrarse como lo que son: feroces derechistas ultramontanos, sacados de lo más recóndito  del siglo XIX. Reniegan de las autonomías, aunque estén recogidas en la Constitución, que luego enarbolan pero solo leyendo el artículo 155 de forma sesgada e indecente. Reniegan de la sanidad universal, de la enseñanza pública y gratuita (cierto, a ellos no parece hacerles falta ninguna, su intelectualismo les cabe en el dedal donde se abrevan) Aborrecen el aborto, el matrimonio igualitario, hacen burla y befa del grito social en contra de la violencia de género tronando contra la dictadura feminazi. Abominan de todos los derechos conseguidos a base de lucha enconada durante años.  Los señoritos Ivanes de la Andalucía cortijera y latifundista están de enhorabuena. Les llegó su hora. 

No me escandaliza su ideología, por desgracia siempre estuvo latente. Las que palpamos la calle intuíamos que las hidras criadas al amparo de ancienne regimen no se descabezaron, tan solo estuvieron en letargo  esperando mejores tiempos. Y han llegado. Lo que duele, lo que agrede de verdad es el blanqueamiento que los partidos “renovadores” les han dado en Andalucía. Esa mano de barniz que han ofrecido los versatiles C,s (sirven igual para un roto que para un descosido, muy conspicuos ellos)

Nos contaron que  venían a reformar, a limpiar la política con el cinismo fatuo que posee  todo discurso de pisa/alfombras del IBEX. Los chicos/as de la nueva política dan lustre y respaldo a los primos hermanos de la ultratumba. Del PP no se esperaba menos, al fin y al cabo son sus cachorros, los hijos desbravados  y poco evolucionados de sus ancestros. Lobos de la misma camada negra.

Lamentaremos lo ocurrido en Andalucía. Lamentarán también  lo ocurrido ellos, los que al olor del poder han extendido su mano para que los perros rabiosos cruzaran el rubicón de las instituciones. Lamentarán con los mismos plañidos falsos que Gil Robles  abjuraba del franquismo, (tarde, muy tarde)  con el mismo llanto cobarde que Frei lamentó la dictadura pinochetista porque los perros rabiosos son mansos hasta tener las riendas en sus fauces, en cuanto han hincado el diente en la presa, muerden primero a los del otro bando pero siempre, siempre, lanzan sus colmillos hacia los tibios, hacia los compañeros de cama que les tendieron el puente hacia el poder. Quisiera equivocarme porque nos jugamos mucho, pero si no conseguimos erradicar el fanatismo ideológico que entraña VOX mucho me temo que la historia haga el recorrido circular que hizo tantas veces. Comienzan siendo pocos, casi dan risa, hasta que sus amenazas y sus gritos nos rompen los cristales en noches de locura y razzias terroríficas.

No son alarmismos vanos, comprobamos a cada momento que su falta de escrúpulos, su iniquidad es enorme pero da igual. Mienten, falsean datos, la propia historia, mientras sus adeptos los siguen como rebaño fiel, a la vez que nosotras nos empeñamos en demostrar que todo es falaz. En estos días me enternecía ver esas listas que la buena gente de izquierda hacía rebatiendo las calumniosas seguridades de los VOX…Como si les importara la verdad.  Cuando se unen la incultura con mentes malvadas la verdad importa poco, solo el fin. Y el fin es destruir y descalabrar al débil. El fin de la ideología del odio (al diferente, al extranjero, al disidente…a casi todas)es sembrar el caos para que surja el caudillo que eleve hacia  la cumbre a los supuestos  proscritos (los blancos, españoles de bien, católicos tridentinos, machotes y fuertes) Da igual que demostremos una y mil veces las falacias de sus discursos, a los fanáticos ignorantes esas cosas les dan lo mismo, solo escuchan lo que ansían oír con sus oídos resentidos y llenos de odio. Por eso la mano que han tendido los partidos ¿democráticos? son la traición más ilícita  que puede darse. Al fascio no se le convence, se le combate, decía el preclaro Durruti y nosotras como tantas otras veces, estamos de acuerdo con él.

María Toca

 

Sobre Maria Toca 589 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

3 Comentarios

  1. Menuda tonta del culo comunista.
    A ver si lees un poquito y sabes donde está el peligro de verdad.
    Vaya cúmulo de mierda y falsedades.
    Como defiendes la subvención.

    • Empezar una respuesta con ese insulto a mí, queridito José Luis, no me define…a usted sí. Y de forma penosa, querido mío. No sé si seré tonta del culo, hay opiniones diversas al respecto, unos opinan que soy divina y listísima y usted ya vemos que no. Que vamos a hacer. Lo que es incuestionable es su calado mental. Y eso me pone muy contenta, porque con adversarios como usted tenemos ganada la partida (las comunicastas, rojas, feminazas y machorras como yo) Gracias, queridito José Luis, porque una publicación no es nada sin los haters y usted tiene categoría alta para convertirse en uno de alto voltaje. No dude en seguir adornando nuestra querida @LaPajareraMgzn con sus exabruptos, subimos mucho gracias a ello. Salud y República feminista, querido José Luis.

Responder a Maria Toca Cancelar respuesta