Sonia Dalauny

Seguimos con nuestra serie de mujeres importantes y poco conocidas. Hoy traemos a la pintora Sonia Dalauny.

 

 

Sonia Ilinichna Stern nació en Ucrania en 1885 y murió en Paris en 1979. Como tantas otras su importante obra, quedó difuminada por la de su marido Robert Delaunay, del que tomó el apellido.

Es sintomático que mujeres grandiosas se han visto ensombrecidas por el éxito de sus parejas. La escritora Elsa Triolet, muy ligada al surrealista Louis Aragon, o la también escritora Lou-Andreas Salomé, amiga, entre otros, del poeta Rilke, son eclipsados por la fama y la obra de los esposos dejándolas a todas ellas, en un segundo lugar , con la obra difuminada.

Sonia Ilinichna, fue criada por sus tíos que la acostumbraron a vivir en un ambiente artístico ,  desde su infancia, ya que su tío coleccionaba  pinturas de la Escuela Barbizon. Fue enviada a Alemania para estudiar arte, es allí donde  descubre la pintura contemporánea. Se introduce en el estudio de dibujo con  Schmitd-Reuter , poco después se trasladó a Paris para continuar sus estudios y descubrió el mundo del grabado de la mano de Grossman.

Sus pinturas de entonces muestras influencia de Van Gogh, Paul Gaugin y el resto de los impresionistas, decantándose, poco después por la pintura fauve. Conoce a Robert Dalunay contrayendo matrimonio y formando pareja también en la vida artística aunque siguiendo caminos diferenciados.

Al tener  su primer hijo, confecciona una manta pastchwort, cubista. Realizada con retales de ropa, forma su admirada primera obra, con colores contrastados, que definen su obra posterior, en perpetua confrontación con el color y las formas cubistas. Sus amistades la animan a seguir por el camino emprendido. Conforma el diseño de ropa, collares, utensilios de decoración, primero para su casa, luego ya para el comercio exterior. Comienza a diseñar vestuario y como consecuencia de ello, aunque sigue pintando, se le considera más una artista comercial que otra cosa.  El matrimonio viaja por diferentes países, recalando en Barcelona donde se enteran de la Revolución Soviética, quedando ella desprotegida económicamente,  por el apercibimiento de las rentas que recibía de su familia.  A consecuencia de ello, se ve impelida a diseñar y crear tiendas donde vender sus producciones para poder vivir.

Realiza vestuario para ballets, colaborando con Diaghilev que la pone en contacto con los ballets rusos. Se relaciona con aristócratas españoles, que la convierten en vanguardia de la moda, colabora con Vogue, diseña vestuarios para operas con notable éxito.

El matrimonio vuelve a Paris, donde se integran en los ambientes artísticos, gozan de la amistad de Albert GleizesAndré LhoteAndré Breton, y artistas como Tristan TzaraPhilippe Soupault o Joseph Delteil , incluso componen poemas inspirados en la creatividad de Sonia. Con Robert, diseña pabellones y grandes obras de arquitectura, llegando a ser reconocidos, ambos, por su notable éxito.

Robert muere en 1941. Ella se dedica a que su obra sea reconocida, montando exposiciones retrospectivas de sus creaciones.

No obstante, no  es hasta la muerte del marido, cuando se la reconoce como artista única e innovadora, dentro del cubismo. Compartía con Robert la misma visión estética pero aplicó técnicas diferenciadoras en su realización.

Murió en su taller, trabajando en 1979, después de haber sufrido un accidente que la restó movilidad pero que no impidió que siguiera creando hasta el final.

#MariaToca

Sobre Maria Toca 241 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario