Submarino que no cabe. Llarena con bofetón y el Visor en el Cervantes…

Me da mucha pena que don Rafael Azcona no viva ya. Ni Miguel Gila. No dejo de preguntarme estos días el magnífico guión que hubiera hecho el primero con los sucesos Borbonianos de este momento. La Escopeta Nacional quedaría tibia al desentrañar con la maestría característica de don Rafael la trama de un submarino tan grande, tan grande que no cabía en el puerto de donde es originario. Las opciones que se sopesan harían palidecer de envidia a los vaivenes de aquella vaquilla tan vapuleada en las escenas de La Vaquilla, irónica e hilarante sátira de nuestra guerra civil…y de todas las guerras.

Imagino al bueno de García Berlanga, buscando exteriores y supervisando una maqueta grande, grande, con los dignos vates de la Armada pensativos (con la mano barbilleando y la mirada perdida en lontananza) sobre las diferentes opciones de arreglo para el desaguisado.

Y mira que repetimos que el tamaño no importa. Se ve que los héroes de la Armada española, participes de ese ejército que no ganó jamás una guerra más que cuando masacraba a hermanos, no se han creído el axioma del tamaño y van a por todas. Todo se  arregla, se han dicho los de los entorchados, parece ser que con solo dieciséis millones de euros amplían el puerto de Cartagena y entra el falo, digo el submarino. Será por dinero. ¿Para qué estamos los borbonienses más que para apoquinar como jamelgos siempre que no sea para desarrapados, paradas, pensionistas, grupos marginales…? A ver. Será por dinero, se dicen los marineritos y van a por el más grande, que no se diga. Envidia de Europa vamos a ser con un cipote (digo submarino) tan enorme.

Como lo somos con un juez como Llarena, nada menos que un señor juez del Tribunal Supremo al que voltean desde Alemania y desde Bruselas las acusaciones realizadas a los que residen en ambos países (si los llamo exiliados me caen las siete plagas de Egipto, ustedes comprendan) Desde el momento del revolcón los mismos adefesios del ¡A por ellos! llaman a la rebatiña contra la pérfida Germania y esa casi colonia española que es Bélgica. Se desempolvan los furores patrios (esos que se guardan cuando doña Merkel impone apreturas y reformas constitucionales…) y nos entregamos a la Santa Defensa de la Patria Española (SDPE) sí, les propongo este nuevo nombre para la guerrilla urbana. Las SEDEPE al ataque de los ofensores de nuestra independencia nacional. Ay. Lo que no sabemos es que harán con los presos (políticos…o casi) que están ya en territorio catalán. Si no hay rebelión, ni violencia, ni golpe de Estado, ni Cristo que lo fundó ¿en base a qué se les mantiene presos sin juicio? ¿Venganza de un estado opresor? NOOO. Ni se le ocurra decir eso. Se sal

taron las leyes, sin hacer caso a las normas que rigen a todos los españoles. Más o menos como el abad de Cuelgamuros, solo que este puede porque es franquista y no catalufo, que no nos enteramos de donde vivimos y no esgrime urnas sino la momia del franquismo. Como disfrutaría Azcona con el trasiego del despojo del Viejo  Dictador

Lo del nombramiento de mi admirado (como poeta) García Montero como director del Instituto Cervantes, casi que se queda en pecata minuta, aunque el que un docto poeta participe de esa rebatiña de premios subvencionados que se dan a amiguetes para que luego esos amiguetes sean jurados de otros premios que se otorgan a los primero y así hasta el infinito bajo el ojo del Gran Hermano Visor…eso es casi insignificante. Claro que cuando vemos que el señor García Montero, dirigirá a más de 77 centros distribuidos por 44 países con un presupuesto importante y cargos a distribuir a cascoporro, mucho nos tememos que la endogamia tan afín a don Luis, se patentice de forma sangrante. ¿Qué hay de lo mío? imagino que espetan en este momento a don Luis sus numerosos amigos, con galdosiana y diecinuevesca pregunta. Las vueltas de la vida, antes izquierda revolucionaria y ahora repartidor de prebendas. Como la vida misma. Y por turnos…

Lo dicho, pena que don Azcona y don García Berlanga no existan. Lo que hubieran disfrutado con el guión y nosotras viendo su película, porque otra cosa no tendremos los borbonienses, pero divertimento  y estulticia a tope. Del Preparao y su papá hablaremos otro día. Que hoy no me da la vida para más.

 

María Toca

 

 

Sobre Maria Toca 458 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario