Timos financieros de salud evitables (caso IDental)

Llegan noticias de escándalos financieros que saltan a la prensa cuando se desencadenan y al poco se desintegra la  novedad envuelta en la vorágine de otras nuevas que atrapan la actualidad. Desde el verano nos está llegando la larga agonía de IDental, macroclínica que realizaba los servicios de odontología con una publicidad agresiva y engañosa mediante la que  atrapó a miles de pacientes. Lo malévolo, lo absolutamente vil de este desfalco es que la política empresarial de estos sin alma consistía en implantarse en barrios humildes de las grandes ciudades haciendo  de la necesidad nicho de mercado. Es fácil atrapar a gente con economías  precarias en las redes de esos desaprensivos, los problemas dentales no los  cubre la Seguridad Social,  en muchos casos son extrema necesidad que no puede cubrirse por falta de dinero.

IDental,  promocionaba unos precios bajos, de forma falaz. Realizaban una publicidad engañosa como forma de captar clientes/pacientes que  a la hora de la verdad  firmaban créditos con financieras  donde palmaban de largo lo que  cualquier otra clínica seria les hubiera cobrado por darles un servicio perfecto. Utilizando el espejuelo de las subvenciones europeas y de la Junta de Andalucía atrapaban a los incautos. Las subvenciones eran falsas, tan solo servían de cebo y convencían al incauto necesitado de que era posible arreglar su boca a bajo coste.

Ante la información que nos llega de esta estafa una piensa que hay que tener una mente muy malvada para hacer de la necesidad sanitaria de gente  modesta, sujetos del timo. Robar a los que tienen una economía saneada o al burgués medio, no está bien, pero robar y burlar de forma despiadada a gente sin recursos es pura  perversión sin paliativos. Pensamos que ellos, los timadores, son taimados…pero la administración y los colegios profesionales hacen dejación  de su obligación de vigilar  la salud y la economía de la ciudadanía 

 https://elpais.com/sociedad/2019/01/16/actualidad/1547644008_509643.html

Vemos demasiados negocios que  florecieron al amparo de los años de bonanza económica y los posteriores de la crisis (he conocido  personas que han invertido su prestación de desempleo completa en franquicias engañosas que al cabo de dos años se habían comido los ahorros,  propios, los de la familia, horas de  trabajo dejando a los esperanzados “emprendedores” en la absoluta miseria y con la sensación de haber sido burlados)  La publicidad hace hincapié en el precio y el cliente/paciente se obsesiona con ello. La cultura del lowcost ha calado tan hondo que está haciendo desaparecer al profesional cualificado y primoroso en aras de la baratura de los servicios. El mundo de la franquicia es una selva legal donde todo está permitido. Recuerdo hace años como me afirmaba un economista especializado en la creación de franquicias, como podíamos hacer lo que nos diera la gana,  por el vacío legal existente,  ante la pretensión de mi empresa de formarse como central franquiciadora. De esos vientos,estos lodos.

 

Ocurre en cualquier estamento: peluquerías, centros de estética, ópticas, parafarmacias…Son negocios que florecen al amparo de publicidad agresiva, engañosa, que nos esquilman el dinero, si se trata de cosas no esenciales,  elevando  el riesgo al tratarse de   empresas donde la  salud es el objeto económico. Un capitalismo salvaje y desalmado ampara a estos malvados y desprotege a los más débiles. Los propietarios o accionistas de estos negocios  solo les importa la cuenta de resultados y la plusvalía económica, a ello sacrifican en buen hacer, la higiene y la salud de sus pacientes, sin escrúpulo ninguno.

Nos informan  trabajadores  de las clínicas de IDental que se sabe poco de lo que ocurría en la parte  oculta del entramado médico. Hay un problema sanitario grave que irá saliendo conforme avancen las denuncias. Se reutilizaban productos, brocas, agujas. No había higiene ni desinfección, todo se sacrificaba ante los costes y la rapidez. Los productos utilizados eran de pésima calidad atendiendo al bajo coste. Se realizaban extracciones e implantes  en un solo día, cuando cualquier profesional de la odontología considera imprescindible la espera de meses para hacer un trabajo perfecto.  Se utilizó  material llegado de países donde los controles de calidad dejan mucho que desear .  Nos  comentaba un dentista la enorme diferencia de precio entre  un tornillo de implante llegado de cualquier país del Sudeste Asiático en comparación con los europeos. Lo vivimos con los implantes de estética y lo viviremos con las clínicas odontológicas que han proliferado en detrimento de la salud y de los profesionales cualificados.

Lo que comprobamos con estupefacción es el desamparo en que la administración deja al cliente/paciente en estos casos. Es previsible y constatable el timo. Si se promocionan subvenciones que no son ciertas ¿nadie en los estamentos públicos lo ve? Si se comercializa a precios sorprendentemente bajos ¿no corresponde a los colegios profesionales y a la administración supervisar la calidad del servicio y de los componentes? Sorprende la facilidad con que la administración detecta fraudes fiscales o de  la Seguridad Social y lo lenta que es protegiendo al usuario/paciente en estos casos.

Nos preguntamos si esos timos no son previsibles, si es posible que se organice un entramado como el de IDental, con miles de afectados económicos y de salud (lo veremos por desgracia a no tardar, porque las noticias que nos llegan son espeluznantes) Con edificios  como centros clínicos exorbitantes, con publicidad en todos los medios y la administración no se entera de que era un entramado falso, delictivo y peligroso que jugaba con la salud y el dinero de gente humilde.

 

Los trabajadores de IDental se han visto atrapados en la odisea de seguir contratados pero sin cobrar por tanto no pueden buscar trabajo, ni cobrar paro…hasta que el Fogasa se encargue de ellos. Eso sí, a cuenta de nuestros impuestos, ya que el dinero pagado por Fogasa sale del Estado. Mientras los criminales que montaron el entramado estarán una temporada en la cárcel (con suerte) y luego disfrutarán de lo robado montando nuevos chiringuitos para intentar captar a nuevos incautos.

Era previsible. Entendemos que en este caso y en muchos otros es claramente evitable lo ocurrido de haber tomado medidas la administración. Fíjense lo que tarda en llegarnos una multa…y comparen lo que tardan en darse cuenta que hay una empresa sanitaria timando y enfermando a pacientes de zonas  de economía modesta.

María Toca

 

 

https://www.lasexta.com/programas/equipo-investigacion/noticias/nacido-familia-acomodada-opus-dei-aires-grandeza-asi-antonio-garcia-pellicer-fundador-idental-video_201901185c42489c0cf2ae0fe139a71b.html

Sobre Maria Toca 620 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario