Tú callas

Tú callas cuando escuchas que van a ilegalizar a un partido político votado por millones de personas y tu silencio cobarde resuena como un trueno en noche oscura. Cuando te ilegalicen a ti, quizá calles y te sometas también, o llores en silencio tu cobardía.

Tú callas cuando atacan a las familias no convencionales. Cuando les quieren arrebatar los derechos tan duramente conseguidos. Son parejas,  madres, padres que aman a los suyos,    ellos les quieren arrebatar el derecho a ser y estar en esta sociedad.   Y tu silencio suena como grito cobarde que corea a los necios.

Tú callas cuando dicen que van a eliminar derechos al trabajador. Y te olvidas, gusano, que trabajadoras somos las inmensa mayoría de este país porque solo un 0,5% de españoles es millonario. Te quitarán los tuyos y agacharas la espalda para que el rico se suba…y luego te regale un aparatito para que te curen una enfermedad hipotética.

Tú callas cuando avisan que recortan pensiones, eliminan derechos de quien ha trabajado de sol a sol para levantar el país. Sí, porque fue  el abuelo, la abuela los que levantaron España, no un dictador genocida y ladrón o un monarca ladrón y mentiroso. Tu silencio lo vas a pagar muy caro; no te das cuenta que en pocos años vas a recoger el fruto de tu cobardía y vas a mendigar de viejo.

Tú callas cuando arrasan a palos a gente que grita por sus derechos. Hasta es posible que hayas  podido gritar: “a por ellos, o asco de catalufos” sin darte cuenta, imbécil, que pronto van a venir a por ti, con los mismos cascos, las mismas porras y la misma bandera, esa que despliegas con orgullo de gusano mientras no sabes  hablar ni escribir tu propio idioma y desconoces la historia de este país o patria que dices amar tanto.

Tú callas, cuando te privatizan la Sanidad. Y tu cobardía se va a recompensar cuando tengas una enfermedad grave que no puedas curar porque no tienes patrimonio ni un seguro privado de esos que solo unos pocos se pueden permitir. Morirás muy cómodo, en una esquina aletargado y de rodillas.

Tú callas cuando acusan al inmigrante de lo que ellos han producido. Incluso se te llena la boca gritando que se vayan a su país porque esto es tu territorio. Ignoras, estulto, que si ellos se van, nadie recoge fruta, cuida a enfermos, limpia tu mierda…y paga tu pensión (sí, esa que te van a arrebatar los que te inducen a echarlos) Te vas a ver un día, tú o tu hija,  saliendo a mendigar un trabajo de friegaplatos en Londres, o en Munich, como hicieron tus padres.

Tú callas cuando encarcelan a jóvenes por hacer lo que hiciste, beber, hacer algo de bronca. Porque no son de los tuyos, son vascos, catalanes, ya se sabe mala gente. No olvides, cuando te lleven a un hijo, que callaste cobarde con los hijos ajenos.

Tú callas, cuando enarbolan , ellos,  una bandera y me insultas cuando no la siento mía,  dejándola en manos de quien te fusilaría a ti y a mí. Yo, al menos la lucho, tú callas, cagado.

Tú callas, cobarde, cuando al vecino le echan de su casa porque se quedó en paro o enfermó siendo autónomo y no puede pagar tres meses de hipoteca. Te callas y dices: “que se jodan y hubieran ahorrado” Vendrán a por ti, a por tu hijo. No lo dudes… alguien como nosotras te defenderá mientras escondes la cara plena de vergüenza.

Tú callas cuando te meten el crucifijo en la escuela  mientras insultan al musulmán, al lgtbi,   al budista, al heterodoxo, al agnóstico. Te van a clavar ese mismo crucifijo en el pecho a poco que te quejes,  por cobarde.

Tú callas cuando violan o matan a una mujer y se te llena la boca diciendo que también hay hombres que mueren. Coreas las putas sentencias que condenan a víctimas y jaleas al asesino. El día que una de tus hijas llegue desgarrada, con sangre en las piernas ¿qué vas  a decir? ¿Que se lave y  calle la boca?

 

Cuando todo eso pase, te vas a ver muy solo. Vas a contemplar tu cara de vil y cobarde en el espejo y te dará vergüenza. Porque no lo dudes, vas a caer igual, no tendrás el consuelo de haber luchado, de haber gritado, de haber trabajado para hacer de este mundo un lugar habitable y solidario.

Y ese día, cobarde, está cerca. Y tú lo vas a ver.

 

María Toca

 

Sobre Maria Toca 748 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 Comentarios

  1. España no es una unidad de destino en todo lo universal,lo que si esta claro que es un país de Alzehimicos y cobardes

    Ellos vinieron, por Martin Niemöller
    “Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio,
    porque yo no era comunista,
    Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
    guardé silencio,
    porque yo no era socialdemócrata
    Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
    no protesté,
    porque yo no era sindicalista,
    Cuando vinieron a buscar a los judíos,
    no pronuncié palabra,
    porque yo no era judío,
    Cuando finalmente vinieron a buscarme a mi,
    no había nadie más que pudiera protestar.”

    Oficialmente, el poema fue recitado por primera vez en el sermón que el pastor Niemöller pronunció (1) en la Semana Santa de 1946 en la población de Kaiserlautern (Alemania), y que se tituló «¿Qué hubiera dicho Jesucristo?», en referencia a la apatía del pueblo alemán ante la crueldad nazi. Este dato se corrobora en el libro: They Thought They Were Free, The Germans,

    • Gracias por su aportación con el poema no por conocido, olvidado. Es terrible el olvido, la falta de empatía con el debil…olvidamos que esta vida es una gran noria y podemos en cualquier momento estar debajo. Gracias de nuevo.

Deja un comentario