Volaron…

Volaron.

Volaron, salieron de la jaula,

lentas, atadas a la vida, muy inseguras.

Alzaron vuelo.

Marcharon,se perdieron ufanas

cruzando los horizontes las llamaban,

acuciadas por  la llama

y la costumbre nacido en su pecho

de volar alto

rozando el cielo,por derecho.

Solas. Henchidas de aire,

contraídas las alas tanto tiempo

que cuando desplegaron

se terciaron altivas, volaron  lejos.

 Las pájaras alegres emigraron,

huyeron de la herrumbre

dejaron atrás esas costumbres

que atan y nos  dejan como

gualdrapas de monaguillo,

en herrumbre.

Pisaron el país donde habitan esa hadas

que viven libres, sin amenazas;

tornaron en belleza cuanto veían

y desde las alturas tornan al suelo

cuando quieren comer, o solo un momento

si el ansia de amar se torna ciego

en busca de un abrazo…o de un mirar

que torna ciego al miedo

y rompe las cadenas torvas y maltrechas.

Lejos, vuelan muy lejos,

 contaron que allí, el desquicio

porta alas de colores. Tan tempranas

las ganas de volar, que se terciaron

con la osadía de estar tan alto

que apenas tocan el suelo.

Volaron.

Allá caminan, cual pájaras de luz

muy en lo alto. Aletean las alas, cubren el mar

con su sombra alargada, invitadora

para que otras aves

vuelen,como ellas. Solas,

henchidas de calma y ganas de volar.

Poema: María Toca

Fotografía: Tino Tezanos.

Sobre Maria Toca 328 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario