DE COMO SE MATA A LOS HIJOS DE LOS POBRES

Duerme, mi pequeña, no vale la pena despertar.

Voy a salir por ahí ahora tras la aurora más serena.

En Acalanto para Elena de Chico Buarque

I

Dejar que se vayan consumiendo lentamente

por hambre y desnutrición

hasta que la muerte les visite de súbito.

Hacer lo mismo pero alimentado les con lo justo

en campos de refugiados

de los que no saldrán nunca vivos.

Dejar que mueran ahogados en el mar Mediterráneo

provocando nos suspiros de dolor

por no saber qué hacer para evitarlo.

Despedazarles por bombardeos inhumanos,

escuchando a los perpetradores justificar la acción

como error o accidente colateral

para salvarles.

Contemplar como soldados bestializados

les asesinan deliberadamente

en el campo de exterminio de Gaza,

porque les lanzan piedras.

Despojarles de sentimientos,

como castigo por huir de la miseria

en la que viven en su país de origen,

enjaulándoles como animales peligrosos,

separados de sus padres.

Gasear las ciudades en las que se amontonan aterrorizados

para que mueran como ratas entre los escombros,

echando la culpa del crimen

a la labilidad de las musas.

Explotarles en campos de trabajo

con sueldo de esclavismo o gratis

hasta que mueran extenuados,

para que algunas industrias

puedan incrementar sus ganancias

al hacer que los precios de sus productos

sean más atractivos para los perturbados consumidores

de las sociedades desarrolladas.

Secuestrarles para utilizarles narcotizados

como androides sexuales

hasta que mueran extenuados

por su incapacidad de seguir prestando

más servicios carnales satisfactorios

a aquellos que pagan estos encargos.

Robar les para venderles por pedido

a traficantes de órganos de los países desarrollados,

camuflando, los restos triturados,

como despojos de carne molida

para perros de morro fino.

II

Todas estas cosas, me aseguran,

son visiones absurdas

producto del diario disparate en el que vivo,

pero claro:

¿ de qué me sirve recoger florecillas del bosque al atardecer mirando hacia otro lado

o ensimismarme ante la visión idílica de un mar impetuoso,

para poetizando libremente

ordenar el verso torturando las palabras

con la finalidad de darles una geometría formal

de hermosa fraseología vacua ?

cuando día tras día

gracias a la ingenuidad

de la solidaridad humana,

veo como la paloma se desangra,

mientras vuela por el cielo

y la silbante serpiente culebrea por el campo

engalanada con guirnaldas

como si de un manso cordero se tratase.

Enrique Ibáñez Villegas

Sobre Enrique Ibañez Villegas 39 Artículos
INGENIERO T. EN QUÍMICA INDUSTRIAL Universidad de Cantabria CERTIFICADO DE ESTUDIOS DE INTERPRETACIÓN durante 3 cursos en Institut del Teatre de Barcelona. Actor de teatro y cine Director teatral Poeta, escritor • EXPERIÉNCIA DOCENTE COMO PROFESOR DE TEATRO -CENTRO DE ESTUDIOS TEATRALES “ GENTE DE TEATRO DE BARCELONA” Profesor de Técnica de Actor y de Movimiento. 15 años -CENTRO CULTURAL “MASS MEDIA” Profesor de Técnica de Actor . 4 años -ACTOR’S STUDIO DE BARCELONA Profesor de Técnica del Movimiento. 2 años -ESCUELA DE CINE DE BARCELONA Profesor de Técnica del Movimiento. 1 año

2 Comentarios

  1. Hola Maria, El poema de Enrique maravilloso y las ilustraciones me han encantado, he buscado quien es el autor o autora, que los ha realizado, seria interesante que debajo de la ilustración pusiera el o la artista que los ha realizado. Gracias un saludo.

    • Intento siempre buscar el nombre de los autores de las imágenes que utilizamos,raramente es posible porque están en la red, casi siempre sin autor. De todos modos, cuando son pinturas, si saca la imagen la traslada al buscador y la vuelve a pinchar le dará el nombre del autor. Cierto es que al ser el trabajo de edición largo y tener tiempo escaso, a veces omito el rastreo de los nombres…No me da la vida, querido Daniel. De todos modos, intentaremos subsanarlo. Gracias por su lectura.

Responder a Maria Toca Cancelar respuesta