Entrevista a Cristina del Valle

Retocada por Mª Dolores Pérez

Hacer una entrevista a Cristina es enfrentarse a un torrente de fuerza,  es escuchar la pasión brotar de una mujer menuda de amplia sonrisa y ojos vivos a la que la vida abrasa de pura energía.

Nació en Asturias, hija de mujer fuerte  que marcaría su vida con los terribles avatares que la tocó vivir desde la más tierna infancia

-Yo no jugaba con muñecas, vigilaba que no matase a mi madre, escuchaba en el silencio de la noche los pasos de mi padre intentando adivinar que haría y donde daría el golpe. Mi primera infancia fue un contacto constante con la violencia-

Un padre maltratador del que hay que huir. La mujer fuerte que es la madre de Cristina no se arredra, marcha con sus cuatro hijos mundo adelante escapando al terror del maltrato. Eran tiempos duros para las mujeres, siempre lo fueron.  Entonces ser víctima de violencia de género era algo lesivo…para la víctima, la sociedad no apoyaba, incluso juzgaba “algo habrá hecho, son cosas de familia,no hay que meterse” eran las opiniones generalizadas.

No hay más amparo que la solidaridad que ofrecen familiares, amigas que  tejen una tupida red de ayuda y huida donde Cristina, su madre y sus hermanos se amparan como pueden. Años después devolverían el favor .

Mi casa siempre fue casa de acogida, yo he vivido con niños y mujeres a las que mi madre amparaba como antes lo hicieron con ella. Ahí aprendí el valor de la solidaridad, del hermanamiento feminista,  antes de saber que existía el concepto de sororidad en mi casa se practicaba siempre

Ahí se forjó el alma esta mujer indomable. No hay duda que la lucha que ha impregnado toda su vida y lo que le resta, nació de una  infancia de hija del maltrato.

La madre la enseña que jamás hay que romperse por mucho que sople el viento. Y valores. Cristina nos cuenta  que todo en lo que cree, su concepto del activismo, la solidaridad, la unidad, la lucha,  lo aprendió de esa madre indomable.

Años después, cuando crece, busca respuestas a lo vivido. No entiende la abyección humana, piensa que la violencia ejercida por su padre procede de una patología porque no conoce aún los fundamentos de un patriarcado que enferma de violencia y muerte a sus hijos. Vive ese patriarcado pero no lo entiende. Decide estudiar Criminología como forma de entender y de ayudar

-Quería ser agente judicial, entrar en las cárceles, entender el delito y cómo es posible que quien te debiera amar, proteger, cuidar, te golpee, te insulte, te mate. Quería entender la mente del delito. Luego comprendí que no son hechos aislados, ni mentes enfermas sino que procede de un sistema patriarcal donde la violencia es la consecuencia lógica de una ideología bien definida: el patriarcado-

Comienza su andadura de activista, de guerrera social que nunca  ha abandonado.

Marcha a Madrid a estudiar a la vez comienza a colaborar con Asociaciones de Derechos Humanos que trabajan en el Pozo del Tío Raimundo. La música ha sido compañera desde siempre, también el gusto por el espectáculo, quizá como refugio para la  niña huida, busca en la  alegría de actuar, de cantar y bailar la compensación a tanto dolor. Forma,en sus primeros años de estudiante en Madrid, el grupo Vodevil. Se iniciaban la década de los ochenta,  Cristina está en el corazón donde surgieron  los cambios culturales de este país. La alegría de vivir, acabada la dictadura y el deseo de luchar por un mundo mejor, anidan con fuerza en ella.

En 1990 nace Amistades Peligrosas, el grupo que conforman  Cristina del Valle y Alberto Comesaña  son, entre otros, la educación musical de una generación que ha trascendido. Llega el éxito con toda la rotundidad. EMI, multinacional de la música ficha al grupo, se publican varios LP,s, y los hits se suceden.  Estoy por ti, Hagase tu voluntad, Me haces tanto bien, que tienen una retorica rompedora en lo sexual. También llegan las premonitorias, Africanos en Madrid, y asomando ya la voz intima de Cristina, lo que será su lucha más firme, llega Lágrimas de metal. Asoma ya la ideología en la música de Cristina, la mixtura  de sonidos del mundo que siempre le ha apasionado. Su música es fusión, mezcla cultural.

Cristina y Alberto, además de compartir vida artística son pareja. El éxito brutal, la diferencia de criterios y la juventud hacen mella en la pareja que se rompe en pleno éxito. Siguen trabajando juntos hasta que la dicotomía absoluta de la conciencia cívica de Cristina hace crisis. Para ella la música es activismo y el activismo es música. Cristina quiere hacer de su vida  un compromiso musical  Decide ser fiel a sí misma  rompiendo  con las formas que le imponen las multinacionales musiqueras

Actuar ante 50.000 personas es muy grande, pero hacerlo en una cárcel para convictos, frente al muro de Palestina en Navidad, o para las mujeres en Guatemala, también lo es. No quiero tener que elegir, quiero que mi música llegue a todos los sitios, unificar mi activismo con mi trabajo-

cristina del val, conferencia escuela municipal musica luis aramburu, vitoria 23/11/2011 foto iosu onandia

Rompe y vuela. Cristina del Valle saca discos en solitario, para luego conformar un nuevo dúo, Amistades Peligrosas que torna muchos años después con un criterio unificado. Durante este tiempo su evolución personal va a velocidad de torpedo.

En sus primeros años de artista, nos dice que fue contactada por grupos feministas. Ocurre algo curioso, cuando responde a entrevistas,  su idioma ya es morado. Es feminista sin saberlo. Se ha forjado feminista a base de lucha y de sufrir las consecuencias de un patriarcado feroz

-Me doy cuenta pronto que nos pasan cosas malas por ser mujeres. Que la sociedad es diferente, siempre peor para nosotras. Hasta que comienzo a entender…-

Llegan las gafas moradas a la vida de Cristina y comprende que todo tiene un origen

-No son enfermos, los hombres que golpean, matan o humillan. Son hijos sanos del patriarcado y decido entonces colaborar activamente con los movimientos que hay en ese momento en Madrid.  Entro en contacto con refugios de mujeres donde colaboro como activista,  dándome cuenta que han pasado los años pero sigo escuchando lo mismo que viví de niña. La misma violencia, el mismo miedo que sentí y que ahora detecto en las mujeres a las que escucho.  Mujeres que tienen que huir con sus pequeños, yendo  de casa en casa mientras ellos siguen su vida tan tranquilos. Ha pasado el tiempo, pero todo sigue igual. Un día frente a esas mujeres, escuchando la misma historia una y otra vez cuando decido que hay que dar un paso al frente. Visibilizar la violencia machista, el sistema patriarcal que nos somete y nos mata. Nosotras somos artistas, nos escuchan los medios por lo tanto debemos ser portavoces de las que sufren maltrato-

En 1999, un grupo de mujeres artistas que encabeza conforman la Plataforma de Mujeres Artistas, dando voz a quien no la tiene para combatir la lacra de la violencia de género. Ellas son famosas, lo que dicen tienen resonancia y son escuchadas. Ponen sus voces y carisma al servicio de las víctimas en un tiempo oscuro de silencio donde ser maltratada se vive con vergüenza. Ser víctima es algo ocultable, Cristina con el resto de compañeras artistas deciden que hay que poner cara y fuerza común  a la lacra del maltrato.

-Cuando había un asesinato machista los periodistas entrevistaban al vecino que pasaba por allí. Convierten la muerte de mujeres en algo anecdótico. El terrorismo es analizado por expertos, los crímenes machistas, no. Son pura anécdota. Quisimos sacar los crímenes machistas de la frivolidad de sucesos casuales, porque no lo son. Son muertes sistémicas, proceden de toda una ideología patriarcal y son su consecuencia; no es un problema aislado para nada, es la consecuencia de una ideología asesina.  Quizá la muerte de Ana Orantes, supuso un antes y un después en el criterio y opinión de las personas y la opinión pública se viró hacia una contemplación de la violencia machista de forma diferente-

A la vez, inquieta como es,  salta a combatir contra  la guerra de Irak junto a un nutrido grupo de artistas que se muestras combativos frente a la guerra.

-El logotipo del No a la guerra, se coció en mi casa. La noche antes de los Goya, estábamos un grupo de compañeros en mi casa discutiendo de cómo hacer campaña y surgió ese logo. Viajamos a Siria en apoyo del No a la guerra, un grupo de artistas entre los que me contaba. Fue un viaje terrible por lo largo y por la incertidumbre de no saber qué va a pasar, pero teniendo claro que había que hacer algo contra esa guerra injusta. Todas llevábamos las camisetas del No a la guerra. Recuerdo que al finalizar el viaje de avión nos aplaudieron, incluso el personal de a bordo nos guardó la comida sobrante para nuestro viaje posterior que lo hicimos atravesando el país en autobús. Estaban emocionados de que un grupo de europeas apoyáramos a los pueblos árabes en aquella guerra horrible-

Imagino que hubo represalias al volver a España ya que os enfrentasteis al gobierno de Aznar de forma frontal con esa postura-

-Tuvo un costo  bestial el enfrentarnos al poder. Ni lo imaginas. Fuimos amenazadas, se nos  cayeron contratos, actuaciones, los teatros, los ayuntamientos con sus fiestas,  se cerraron para nosotras. Yo colaboraba con varios medios de comunicación,  me echaron de todos. Recibí amenazas, insultos feroces. Es la respuesta del sistema cuando lo enfrentas. Intenta desacreditarte, anularte, dejarte sin voz. Fueron unos años terribles para las artistas que luchamos contra la guerra y a favor de la paz- confiesa Cristina.

Colabora con programas de radio, escribe en presa, televisión sobre el maltrato, la violencia, la lucha feminista. Mientras sigue sacando discos, actuando. Viajando a los puntos calientes del mundo. Visita repetidas veces los campamentos saharauis invitada por la Unión Nacional de Mujeres Saharauis, actúa y organiza festivales  en los campamentos. Viaja a Bruselas con un grupo de personas a fin de exigir al Parlamento Europeo que cumplan los compromisos con el pueblo saharaui. Intenta sacar el compromiso a José Luis Rodríguez Zapatero de que el gobierno de España se implique en que se respete la autodeterminación convocando el Referéndum sobre la autodeterminación del Sahara… También marcha a Palestina, donde se entrevista con Yasser Arafat  participando en los Conciertos por la Paz en Ramallah y Belén. Se reúne con organización de mujeres palestinas en sus viajes.

-Es importante dar voz a los distintos grupos de mujeres en el mundo. No podemos monopolizar el feminismo, sino que es al contrario. Nos enriquece el contacto con otras culturas, sean árabes, asiáticas,  americanas, de cualquier cultura. Permeabilizar el ideario feminista e integrar a todas las culturas porque tenemos en común muchos problemas aunque sean afrontados de forma diversa. Escuchar a otras mujeres de diferentes culturas enriquece, porque no podemos ir con nuestro etnocentrismo de europeas dando lecciones-

Es nombrada Embajadora de Naciones Unidas para objetivos del Milenio. Interviene en la ONU a favor de la descolonización del Sahara. Poco después organiza un viaje a Ciudad Juárez, en apoyo de la lucha contra los feminicidios. Actúa  para ellas y se une a una Plataforma mexicana contra los crímenes feminicidas.

Torna a Damasco, a Palestina, a Ciudad Juárez, se entrevista con autoridades, actúa para mujeres, para palestinos, para cualquiera que necesite voz.

-No te imaginas lo que supone actuar en el muro de Palestina,  éramos un grupo de artistas diversos, incluso iban grafiteros. Ver que niños que escuchan el concierto, dibujan, en vez de tanques o fusiles, guitarras o cualquier instrumento musical es algo muy grande…Esa es la forma en que quiero usar mi música. Esa es mi forma de vivir, de estar viva-

Ya les dije en el principio, que Cristina del Valle es una mujer que abrasa, de puro fuego. Alegre e intensa como pocas.

Contarles todos sus viajes, sus proyectos de lucha sería agotador, porque no para. Guatemala, Egipto, más Palestina, México, Damasco…Y sigue editando discos que tienen éxito. Su música ya es lo que ella quiere sin dicotomías entre lo comercial y lo que sale de su alma.

En 2018 torna a formar un dúo, Amistades Peligrosas, con  Marcos Rodríguez con el que comparte ideario y metas.

 

Cristina ¿Qué postura tienes sobre el debate feminista de  la prostitución?-

-Claramente me posiciono en el abolicionismo, porque la prostitución es totalmente vejatoria. Mira, el 90% de las mujeres prostituidas proceden de la trata. Es una realidad que mueve cantidades ingentes de dinero. Para los puteros, la mujer es mercancía…El negocio de la trata es la tercera fuente de ingresos mundial, después del tráfico de armas y drogas. Está íntimamente imbricado con el tráfico de drogas, son los mismos quienes negocian con mujeres que quienes mercadean con estupefacientes. Han creado, en países como México y tantos otros,  un estado paralelo, más fuerte que el propio estado. Son los narcoestados donde la vida no tiene valor y la mujer es tomada como carne con la que se trafica, una fuente más de negocio. Una mercancía más, de la que sacar dinero. El capitalismo salvaje llevado a la máxima expresión.  Por eso atacan con virulencia al feminismo. No hay más que ver quién está detrás de los grupos regulacionistas. Busca quien está detrás y verás que son las mafias de la trata. Me cuentan que en Sinaloa, por ejemplo, se desactivó el movimiento feminista gracias a la infiltración de los cárteles que temen, con razón,  a las feministas. Lidya Cacho, hermana, amiga y compañera feminista mexicana, periodista infiltrada en los cárteles de la trata y de la pederastia ha sufrido varios atentados , incluso ha huido del México  porque han puesto precio a su vida,  ha sido torturada, secuestrada y amenazada por denunciar la trata, la pederastia, las redes criminales de prostitución. Son redes muy poderosas que corrompen todo. No frivolicemos con este tema, por favor, estamos ante un problema inmenso donde la mujer es mercancía y que extiende sus ramas por todo el mundo. Abogar por el regulacionismo supone un lavado de cara de uno de los delitos más graves del mundo. Considerar a los puteros,  empresarios, es limpiar la cara de asesinos, adecentar crímenes horribles. Esto es peligroso y jamás podemos dejarnos ganar esta batalla . Son criminales, no empresarios. Son delincuentes que tienen mucho poder y que pretenden  limpiar su imagen amparándose en el ideario regulacionista-

Desanima pensar que tanta lucha, tantos años y continuamos perdiendo hermanas. Asesinan mujeres, sigue el maltrato ¿Hacemos algo mal Cristina?-

-No, no te equivoques. Vuelvo a citar a mi querida compañera Lidya Cacho, dice que estos ataques tan terribles, la lucha despiadada contra nosotras es precisamente la respuesta al daño que hacemos. Estuvo infiltrada, como periodista, entre gente de la trata y cuenta que uno de los capos le confesaba que debían coger cada vez a mujeres más jóvenes, casi niñas, porque ya no era posible domar a las mujeres adultas. Estaban reveladas por el feminismo. El discurso cala profundo, llega a donde tiene que llegar y es liberador, por eso se revuelven los que viven del sometimiento y de la esclavitud. Nos atacan porque están heridos de muerte. No seamos derrotistas porque estamos ganando y ellos lo saben-

Me alegra de la esperanza que trasmites ¿Qué resaltas de los últimos tiempos y los gritos que el feminismo ofrece a cada momento?-

Destaco por su enorme valor la implicación de la juventud. Hasta hace poco se decía que  el feminismo era cosa de mayores, de amargadas…Ver como las jóvenes han tomado la delantera en nuestras manifestaciones, en la calle me emociona mucho. Y eso lo hace imparable, están convencidas de que no hay vuelta atrás. Ellas, las mujeres adolescentes que encabezan con su alegría las marchas contra la violencia, la lucha por la igualdad y la erradicación de toda violencia patriarcal, son nuestro relevo, estoy convencida de que es una lucha sin retroceso. Eso que comenzamos con tanta lucha y soledad, quizá recordemos el antes y el después  que supuso  Ana Orantes y su crónica de una muerte anunciada y las barbaridades que han sucedido  posteriormente, sacudieron de tal forma a la sociedad que ya no hay retroceso, por mucho que griten, nos insulten o salgan partidos fantoches contra el feminismo. No hay marcha atrás porque están ellas. Las mujeres y los hombres jóvenes que luchan y toman el relevo-

Para terminar Cristina ¿qué proyecto  artísticos tienes?-

-Hemos sacado un disco nuevo de forma personal, sin tener detrás ninguna multinacional que nos coarte, de esa forma en Amistades Peligrosas hacemos  lo que queremos y nos gusta. Fuimos contactados desde Miami para una gira de conciertos por toda América Latina, Argentina, Perú, Chile…Debíamos tomar un avión para comenzar a finales de Abril…que no ha podido ser debido al confinamiento. Por tanto tenemos muchos proyectos muy bonitos, como grupo, parados hasta que todo esto termine y retomemos la gira artística. En lo personal, seguir luchando por el feminismo, por las hermanas y por olvidar algún día que el patriaracado existió-

Hay vidas que da para mucho. Hay personas que arrebatan y que sirven de palanca para hacer evolucionar el mundo. Cristina del Valle es una de ellas. Muchos éxitos, Cristina, porque tus progresos son los nuestros.

María Toca©.

 

Sobre Maria Toca 865 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario