No quiero el adjetivo buenecita

No quiero el adjetivo buenecita
tener que pelearme con los años
poder con todo
esforzarme por la eterna juventud
resultar inofensiva y adorable.
No quiero aspirar al amor de quien conviene
mantener mi cuerpo a golpe de carencia
disimular si no sé algo
competir por salir victoriosa
contarme mentiras.
No quiero el modelo único
el sello familiar indeleble
la solicitud perpetua de visto bueno
el placer impostado a cambio de amor
mutilarme la intensidad.
No quiero ir a Guantánamo y
llevarme yo sola de la mano.

Sobre María Sabroso 33 Artículos
Sexologa, psicoterapeuta Terapeuta en Esapacio Karezza. Escritora

Sé el primero en comentar

Deja un comentario