Selma Lagërlof

Nació Selma  en la hacienda familiar de Marbacka, en Värmland, Suecia, en 1858 en una familia acomodada cuyos miembros habían sido militares y sacerdotes. Su padre era teniente escribiente del Regimiento y propietario rural. Durante los primeros años de  vida, la familia Lagërlof  vivió desahogadamente más tarde el padre se vuelve alcohólico y muere arruinado. Como consecuencia de ello la familia pierde la propiedad Marbacka y se sumen en la penuria económica.

El hermano mayor de Selma, Johan, decide tomar las riendas de la familia  con enorme esfuerzo pero es incapaz de sacar adelante la hacienda, arruinándose y emigrando a EEUU en donde tampoco le fue bien. Selma, mientras tanto,  aquejada de una displasia de cadera, lleva a una vida sedentaria que emplea en la lectura. Durante los primeros años de vida lee a H.C. Andersen, los Hermanos GrimmEsaías TegnérCarl Michael BellmanAlexandre Dumas (padre)Walter Scott, etc. Más tarde, en su adolescencia, leyó a William ShakespeareLord Byron y Johann Wolfgang von Goethe Lo cual la predispone a escribir. A los doce años compone un gran poema sobre Marbacka.

Se traslada a  Estocolmo para continuar los estudios, para lo cual, Johan, el hermano, solicita un crédito a fin de financiarle los estudios. Salma le estará siempre agradecida y durante toda su vida le ayuda ya que nunca pudo remontar la ruina familiar.

En Estocolmo se percata de que necesitará una profesión para mantenerse y poder escribir ya que la familia está en ruina. No tiene ningún interés en la vida doméstica, el matrimonio no la atrae en absoluto y tiene claro que su futuro se encuentra en la literatura. Para ello, se hace maestra, consiguiendo título y un puesto en la ciudad costera de  Landskrona, cuando tiene 26 años.

Selma Lagerlof tiene un carácter reservado e introvertido pero afable y sociable, por lo que es bien recibida por los alumnos que aprecian sus enseñanzas y los relatos que les hace. Pronto hace amigas en la ciudad, Anna Oom maestra como ella y Elise Malmuro empleada bancaria con intereses sociales y feministas que le abre los ojos a los problemas sociales del pueblo, el alcoholismo, la pobreza, la situación de la mujer. Con ella Selma descubre el feminismo y el sufragismo al que se entrega en cuerpo y alma.

La vida cultural de la cercana Copenhague le atrae y viaja con frecuencia a ella, haciendo más amistades. Un día recibe una carta que la impresiona gratamente, es de la figura más importante del feminismo danés, Sophie Adlersparre, que la invita a conocerla. Selma va a su encuentro, confirmándose una amistad que le sería de gran ayuda más adelante para patrocinar su primera novela, así como concederle una ayuda que le permite escribir.

El 1888 se subasta la propiedad, con gran disgusto por parte de todos los integrantes que viven en ella . La familia se disgrega llevándose Selma a vivir con ella a su tía paterna Louisa.

Más tarde le conceden un premio de 500 coronas. La baronesa Adelesrpare le consigue una beca para liberarla de la enseñanza y poder dedicar tiempo a la escritura de su primera novela. En principio la novela no despierta mayor interés, lo que le hace a Selma replantearse su vocación literaria. De forma sorpresiva el reconocimiento le llega del otro lado del Öresmud. Dos ciudadanas danesas traducen su libro y consigue una crítica entusiasta.

Más tarde abandona Landskrom y marcha a Falum con su tía a fin de encargarse de su madre enferma.

En 1894 conoce a Sophie Elkan, que será a partir de entonces su alma gemela, la mujer  con la que compartirá la vida. Hay una numerosa correspondencia publicada en 1992, con el título de “Tú me enseñaste a ser libre”. Viaja con ella a Italia, Sicilia, Egipto, haciendo de sus viajes relatos interesantes.

El rey Oscar II de Suecia y de Noruega, así como la Academia Sueca deciden resolver sus problemas económicos para que solo se dedique a escribir. Se establece en Falum de forma definitiva y puede volver a adquirir la finca familiar de Marbaka perdida por su madre, con lo que la economía familiar se recompone cosa que la supone una enorme satisfacción .

En 1909 la Academia le otorga el Premio Nobel, en reñida discusión ya que era la primera vez que una mujer conseguía el Nobel de Literatura. En el discurso de agradecimiento habla con admiración de su padre a quien dedica el premio y también a Sophie, sin cuya colaboración no hubiera podido conseguirlo, según sus palabras.

Durante su vida, además de escribir, realizó una ingente tarea  social, sobre todo en tareas de feminismo. Luchó por los derechos de las mujeres, siendo su propia vida un claroscuro bastante diverso. Tuvo que luchar con fuerza para salir adelante, sus relaciones amorosas con mujeres las llevó con la discreción típica de la época y dedicó su vida a la lucha feminista. Murió agotada por la ayuda que prestaba a los refugiados fineses en la guerra de Invierno contra Rusia, en su propiedad de Marbacka, en 1940. Justo el sitio donde había nacido 81 años antes y que recuperó con enorme esfuerzo.

Obras principales:

La leyenda de Gösta Berling (1891, editado en castellano en 2004 por la editorial española Akal ), Jerusalén (1902, editado en castellano en 2005 por Ediciones B) y El maravilloso viaje de Nils Holgersson (1906, editado en castellano en 2006 también por Akal)

María Toca

Sobre Maria Toca 803 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario