Conflicto en Sierrallana, o como se deterioran los servicios privatizados

CONFEDERACIÓN NACIONAL DEL TRABAJO
SINDICATO DE OFICIOS VARIOS DE TORRELAVEGA
C/ Goya,1, entlo 1
Apdo. 59. 39300 Torrelavega – (Cantabria)
Tel: 678 747 184 – cnttorrelavega@gmail.com

INFORME SOBRE EL CONFLICTO CON LA EMPRESA “EUREST” EN EL HOSPITAL
“SIERRALLANA” DE TORRELAVEGA
La empresa “EUREST” es la adjudicataria de los servicios de hostelería hospitalaria (cocina
y cafeterías) del Hospital “Sierrallana” de Torrelavega. Sus trabajadores están en conflicto con ella
prácticamente desde que se hizo cargo de los citados servicios. Y ello por los siguientes motivos:
Les debían la paga extraordinaria de verano de 2017 (se la han abonado hace sólo unos
días).
Cada baja laboral o disfrute de vacaciones a de cubrirse con un/a sustituto/a. No se hace
nunca.
No se respeta la bolsa de trabajo establecida. La empresa contrata a su capricho.
Es frecuente que las fechas de disfrute de vacaciones solicitadas sean denegadas, teniendo
que decidirse por sentencia judicial.
Hasta 16 trabajadores han llegado a estar al mismo tiempo (de los 31 de la plantilla) de baja
laboral por estrés o ansiedad, por presión en el trabajo cotidiano.
Son frecuentes los cambios de puesto de trabajo ( y de funciones) a los trabajadores.
Además de todo lo anterior, los trabajadores están muy preocupados por el pésimo servicio
que se está prestando, no sólo a los trabajadores del Hospital sino a los propios enfermos y a sus
familiares, puesto que se incumplen reiteradamente las cláusulas del pliego de condiciones. Así, por
ejemplo, no existe un stock de alimentos para 15 días, como el pliego establece, ni muchísimo
menos, y además los tomates, fruta y otros productos perecederos llegan ya medio podridos, porque
se adquiere siempre lo más barato. Por otra parte, han llegado a estar las patatas 12 días a remojo, y
para disimular su estado se dieron a comer en puré. Los trabajadores avisan siempre del estado de
los alimentos, sin que se les haga caso. Cuando la dietista está ausente (por ejemplo, por baja
laboral) no es sustituida, y son los propios trabajadores los que utilizando el sentido común sirven a
cada enfermo el menú más apropiado.
Las meriendas y cenas se han servido -en no pocas ocasiones- muy tarde (19:00 horas las
meriendas y 22:00 horas las cenas), y como el personal de cocina sale de trabajar antes de las 22;00
horas, la vajilla no se puede lavar. Por si fuera poco, el tren de lavado, destinado a la limpieza y
esterilización de la vajilla, ha estado averiado, por lo que el lavado se hacía a mano (sin
esterilización, por lo tanto) y, para reducir gastos, la empresa ha llegado a no aportar detergente, por
lo que el lavado se hacia sólo con agua.
El cacharrero (máquina donde se lavan las perolas y cacharros más grandes) ha estado
parado un año. Cuesta unos 45.000 euros, y se decía que no tenía reparación pero un trabajador de
mantenimiento dijo que sólo había que cambiar un fusible cuyo coste es de nada más que 1 euro.

 

Nos pasa CNT esta nota para su publicación. Tal como también denunció el sindicato UGT  a la prensa, el agotamiento hace mella en los trabajadores de la plantilla del Servicio de Cocina y Cafetería del hospital Sierrallana, que propone hoy día 29 una concentración a fin de resolver las irregularidades que vienen siendo denunciadas. No es solo un problema laboral, que lo es, sino que tiene la importancia de subvertir la salud pública debido a que estamos hablando de la alimentación que se les da a los enfermos.

Desde hace tiempo, se ha denunciado repetidamente a la Consejera  de Sanidad del Gobierno de Cantabria María Luisa Leal, la situación de precariedad de los servicios citados, pidiendo la dimisión de la gerente del hospital, del di María Antonia Urbieta y del director del mismo, Luis Alejandro Fernández, ya que mantienen su inacción ante la dejación del servicio haciendo caso omiso de denuncias y reclamaciones de los sindicatos. CNT, nos confirma que la situación es insostenible, mayor y peor que lo expresado en su comunicado, por tanto es preciso que se tomen medidas rápidamente. Entendemos que este conflicto no es más que la prueba fehaciente de la dejación de calidad en los servicios subsidiarios de la sanidad española que han ido pasando a manos privadas atendiendo, tan sólo, a criterios de rentabilidad sin prestar atención a la importancia de dichos servicios.

La situación de los trabajadores y del servicio de Nutrición del hospital ha sido calificado de caótico por fuentes de CNT.

 

María Toca

Sobre Maria Toca 476 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

1 Trackback / Pingback

  1. La cocina privatizada del Hospital Sierrallana, o como se deterioran los servicios privatizados. – Boletín Informativo de la Sanidad Pública

Deja un comentario