Las vírgenes, la avioneta y el pazo de Meirás

Setenta vírgenes en Valencia exaltan el valor de mantenerse íntegras y enteras para el Señor.  En un encuentro que se llama : “La atracción de la Virginidad Consagrada” organizado por la diócesis valenciana y algo que se dice : Ordo Virginium. Monseñor Cañizares les dedicó estas hermosas palabras a las susodichas vírgenes: “carisma precioso que encierra en sí la belleza de la persona que entrega todas las dimensiones de su `ser y hacer´ para que la frescura del Evangelio brille en medio del mundo y en lo cotidiano del cada día”. Nos faltan dos para cumplir con el recado musulmán, ese que dice que el muerto en combate por la fe divina recibe a setenta y dos vírgenes en ese cielo prometido ¿Contarán las de Valencia?

 

No es que me parezca mal que setenta señoras guarden su himen y sus impulsos para el Señor, ellas sabrán que hacen, incluso creo que saben hasta lo que no hacen porque la imaginación no rompe hímenes pero exalta conciencias. Nada que objetar. Lo que sorprende es que al mismo tiempo, sube a los aires patrios una avioneta de Hazte Oír, hablando de la mordaza que supone dar aire a leyes lgtb. Que nos roban a los niños, nos dicen los Arsuaga boys. Los niños…Nada dicen de los cocimientos pedofílicos que  se hicieron (hacen) en sacristías, colegios e internados. Nada, eso es cosa del Señor y sus siervos, que ya se sabe la carne es débil y más si hay  púberes cerca para solazarse.  Para ellos, lo que rompe la infancia son las leyes igualitarias, no la pobreza, no el desarraigo familiar, no el exilio por el Mediterráneo huyendo de guerras provocadas. No, a los niños nos los tragan los lgtb, que los tengo yo vistos desayunándose pequeñuelos en sus mansiones lúdicas.

También nos solaza la idea de que la subvencionada Fundación Francisco Franco, se encargará de gestionar las visitas turísticas al Pazo de Meirás para explicar la verdad histórica de lo que fue el franquismo. Nada de dejar a los rojeras de turno contar mentiras de la que fue Una Grande y Libre, que abonó cementerios y zanjas del país con carne de izquierdista ¡Qué bien custodian la memoria los hijos  del Pequeño Dictador! ¡Qué bien protegen desde el gobierno de la nación a los hijos putativos, a las vírgenes de Valencia y a los que las guardan!

 

Una se pregunta, a veces, si estará soñando que vive en 2017, y en Europa o será una disfunción cognitiva y vivimos en 1017, por lo menos, o en un país de esos de velo y sharía.

Menos mal que nos queda Venezuela para propugnar por el avance de la libertad, los derechos democráticos y el liberalismo. No sé que sería de nosotras sin eso.

MariaToca

Sobre Maria Toca 277 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario