Carta a Pérez Reverte

Antes de seguir, ratifico el derecho que tiene cualquier autor a contar la historia como le pete. Incluso a hacer con ella falsa moneda con la que compra un éxito dudoso. Faltaría más. La libertad literaria es sagrada. Lo que ya no es tan sagrado es pretender sentar cátedra y falsear los conceptos que se vierten, no en la novela, sino en la realidad, cosa a la que usted,  señor  Pérez Reverte, con su logorrea característica nos tiene acostumbradas. Flaco favor hace a la historia, flaco favor hace a las víctimas de esta triste historia de España.

Usted,  señor Pérez Reverte tiende a confundir el exabrupto verbal, la exclamación retórica con la verdad. Es como aquel borrachillo de bar que expande manos y gritos asegurando que “esto lo arreglaba yo con dos hostias bien dadas” Puro y genuino Pérez Reverte con menos clase si cabe pero con idéntica retórica.

Nos cuenta,  señor Pérez, que han sido los politicuchos los que han  desenterrado la memoria y con ello abrieron heridas donde todo estaba sanado. Poco sabe de ello si de verdad cree lo que dice. Poco ha escuchado a la gente (desgraciadamente  ya escasa porque han ido muriendo de asco casi siempre) que protagonizó los hechos que cuenta en su libro. Usted, que se precia de documentarse para lo que cuenta con suficiente ayuda y medios, se le ha quebrado el tercio. Si hubiera escuchado a los protagonistas observaría el dolor y la impotencia ante el sentimiento de injusticia que les invade a todos. Perdón, no a todos, solo a los que  perdieron la guerra. Esa guerra que, usted, señor Pérez Reverte, refleja como algo sin ideología, que solo era amasijo de sangre, sudor y lágrimas. Una guerra a su medida o a la medida de  literatura de chiriguito de aeropuerto. Acción, gritos y aventura. Como la visión que da de todas las guerras que ha vivido…O dice que ha vivido. Cuestión de gónadas, como todo lo suyo, amigo Pérez.

Y no, detrás de una guerra hay una historia. Lícito es obviarla pero no me diga usted que hace un libro sobre unos hechos  históricos, porque no es así. Como mucho será libro de aventuras. La guerra de España, como tantas en las que los pueblos se tienen que levantar ante una violencia ejercida desde el poder, fue justamente lo que usted dice que no es. Ideología.

Parte del pueblo español se levantó una mañana con un golpe de Estado propiciado por unos militares africanistas patrocinados por las potencias del Eje, que luego  provocaron la II Guerra Mundial. Usted quiere hacer de la Guerra Civil una batallita como de Hollywood y no está mal, pero no es historia, es bestseller de aeropuerto.

Parte del pueblo español no estaba de acuerdo con el golpe y se levantó en armas. Parte del pueblo español tenía ideas de progreso , libertad, igualdad, liberación de un feudalismo obsoleto, de una iglesia opresiva y de un patriarcado asesino. Y quería otra cosa. Y no es que yo divinice a la parte republicana, que bien sé que las cosas se desmadraron en la retaguardia con sucesos duros de asimilar por los que amamos la paz. Pero es que en las guerras a una acción suele seguirle una reacción. Si bombardean una ciudad y matan niños los aviones alemanes,  la gente enfurecida se toma la justicia por su mano. Jamás se me ocurriría justificarlo, solo entenderlo. Concedido.

En una guerra los quintacolumnista, reales o supuestos, son siempre muy maltratados porque es genuino que la violencia emborracha y ciega. Pero no podemos olvidar qué, quién y cómo (preguntas muy periodísticas que usted, Pérez Reverte, olvida con frecuencia) Qué: fue un golpe de Estado. Quien: Lo dieron los militares. Y se aliaron con el fascismo y el nazismo para doblegar a un pueblo en una dictadura duradera que aún colea. Y no, no lo dicen los políticos que han andado siempre detrás del pueblo en eso de la Memoria Histórica y hubo de sacarles las leyes a manotazos porque no les interesa en absoluto conocer la historia. Por qué: para mantener el orden establecido en la España anterior a la República, un sistema corrupto, una monarquía caduca que permutaba el feudalismo medieval en su provecho.

La historia de la República y la guerra no se conoce, querido señor Pérez,  porque ni se estudia en las escuelas ni se cuenta en los sitios donde se debiera, por eso, si la sacamos es por dar la versión de la otra parte, porque la oficial, la que nos han venido contando durante ochenta años,  es la conocida. La estudiada en los colegios; si tiene dudas mire lo ocurrido estos días en Madrid con el nombre de las calles dedicadas a Indalencio Prieto y a Francisco Largo Caballero. O las frases que Ortega Smith dedicó  a las 13 Rosas.

No me diga que han sido los políticos quienes abrieron las heridas. En absoluto. Las heridas estaban supurando, y siguen bien abiertas porque nunca cerraron. No hubo interés más que en propagar la venganza. En las cunetas del pueblo español, en las iglesias como en la  Macarena de Sevilla, donde yace entre honores un tal  Queipo de Llano y tantos más, que se permitían asesinar una vez conseguida la victoria, insultar a las mujeres vencidas y hacer befa del derrotado, como hacen siempre los mal nacidos.

No, no hemos abierto heridas, querido señor Pérez Reverte, porque estaban gangrenadas. Mientras los luchadores españoles de la II Guerra Mundial, se batían y caían en campos de concentración y al ser liberados no tenían a donde volver. Eran apátridas porque el régimen franquista no los reconoció como españoles. El resto tornó a sus países como héroes, los españoles vagaron por el mundo en un triste exilio que no cerró heridas.

Usted no se ha documentado en absoluto, porque con que hubiera preguntado a los hijos o nietos de los luchadores le hubiéramos contado las lágrimas que vimos tragar, el doloroso silencio, las humillaciones que sufrieron y sufrimos. Compartí internado con la hija de un prisionero de campo…¿Sabe señor Pérez que la superiora me llamó para desaconsejarme su amistad en base al rojerío de su padre? Y no le hablo de la prehistoria porque una calza canas pero no tantas, corrían los setenta. Mi amiga tuvo y tienen heridas sin cerrar porque su padre  vivió más de veinte años en un campo de concentración y en las cárceles franquistas. Como mi abuelo. Así que no me hable de heridas cerradas porque jamás nos dejaron cerrarlas.

Si hubiera hablado con alguno de los contendientes, cosa imprescindible para documentarse, hubiera constatado como sigue doliendo la Memoria. Sin rencor, porque puedo asegurar que jamás vi rencor en ninguno de los derrotados y derrotadas pero sí una búsqueda de justicia, de reparación de una memoria muy digna que representa a las ideas por las que lucharon.

Y pasamos a la segunda premisa que niega con alevosa altanería: la ideología. Cuenta usted que en las guerras que ha trasmitido nunca vio ideología. Puede ser. No le niego su experiencia aunque se ha discutido mucho por sus propios compañeros y compañeras. Tan solo le digo que a veces la propia mirada distorsiona la realidad. Usted dice de sí mismo que no tiene ideología (si eso fuera posible, que no lo es, porque siempre hay ideología y más cuando se niega) puede ser que su visión de los conflictos fuera meramente exportación de la bravuconería masculinista de la que alardea sin mesura. Porque, señor Pérez Reverte, para usted los razonamientos no existen, tan solo los cojones y la  decisión brava del machote carpetovetónico. Y eso puede ser que distorsione la realidad.

En la antigua Yugoslavia había ideología, en Sarajevo cuando los serbios mataban como a conejos a todo el que osara cruzar una calle era justamente por ideología. No lo dude, los serbios hicieron limpieza étnica sobre musulmanes por ideología y por ideología defendían la patria yugoslava mientras se descomponía como melón podrido. Puede ser que no nos entusiasmara la ideología que practicaban pero existía. Siempre existe. Cuando un pobre se levanta contra el poder. Cuando un poderoso defiende privilegios. Cuando una fe se quiere imponer por la fuerza. Cuando una idea, raza o pensamiento quiere imponerse, y otro bando se defiende, es por ideología. Luego esa ideología es utilizada por otros poderes… seguro, pero se empuña un  arma, se mata o se muere por ideología.

Lo que obvia usted es que hay ideologías e ideologías. No quiero ser maniquea, líbreme Dios, pero nunca será igual luchar por la libertad de un pueblo, por la igualdad, por los pobres de la tierra, por el pan,  que defender privilegios, defender  poderosos. Nunca puede ser igual porque entonces igualamos a la víctima con el verdugo y nos convertimos en bestias.

Si en la guerra de España no había ideología, no se luchó por ideas y ambos bandos eran iguales, los campos de concentración (fiel consecuencia del ideario de los amigos de Franco) no son condenables. Meras trapacerías del triunfador que quiere limpiar la raza ¿no es así, señor Pérez Reverte? Si negamos la legalidad republicana y la traición de un militar sublevado  apoyado por el fascismo, entendemos que lo de Austria,  Polonia fue una forma de ampliar espacio. Y todo igual.

No. Claro que había dos bandos bien diferenciados sin posibilidad de equidistancia porque jamás, jamás podemos equiparar a la legalidad con el golpe fascista. Me podrán hablar de los fallos de la II República, que los tuvo, pero sabemos que en el mundo civilizado cuando las cosas  no nos gustan luchamos para cambiarlas dentro de un civismo legal. O de una revolución, que también. Lo que no es lícito es aprovechar las armas y la formación que el pueblo dota a su ejército para que éste se vuelva contra el propio pueblo. Eso, amigo Pérez, es un golpe de Estado, cosa muy fea e ilegal.

Por eso, niego que fueran dos bandos enfrentados, como usted e historiadores a la violeta, nos pretenden hacer creer. Dos bandos iguales, equidistantes. No, jamás lo fueron. Fue un golpe que no triunfó aun teniendo al capital y a las potencias fascistas a su favor  y parte del pueblo que se levantó en armas, en total desorganización, sin apoyo ninguno (el ruso tardó en llegar y lo hizo de forma harto cuestionable) Hablar de equidistancia, igualar los bandos no hace más que faltar a la verdad e insultar a los vencidos.

Que por otro lado, han recibido ya tantas vejaciones que una más les(nos) resbala. Lo triste y lo que impele a escribir esto, es la mentira histórica que ustedes pretenden difundir a las generaciones venideras. Mentir en la historia es pecado mayor que suele pagarse caro. Ya sabe lo que dijo  George Santayana: los pueblos que no conocen la historia están condenados a repetirla. Pues eso.

Por otro lado, le deseo éxito, que no dudo que tendrá, en su libro de aventuras, que es sobre la batalla del Ebro y bien pudo ser sobre el Far West. O cualquiera de las batallitas que se cuentan cual abuelo Cebolleta, con arte y buena letra, eso sí.

 

María Toca©

Miembro de AGE (Archivo, guerra y exilio)

 

Sobre Maria Toca 911 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

226 Comentarios

      • Excelente réplica a este señor, que con una documentación excasa e inexacta, construye un refrito histórico que hace aguas por todos los lados. Hubo ideología, hay ideología, y habrá ideología, porque los seres humanos buscamos permanentemente la armonía, y la historia nos ha enseñado y nos enseña, que para eso la lucha por la libertad y la igualdad son las herramientas esenciales que forjarán un nuevo mundo posible. Nos desencantarán mil veces los políticos, pero, no por eso, se extinguirán nuestras voces. Enhorabuena, María, por tu lúcida exposición.

          • “Con toda las letras”, sí señora, muy bien descrita y defendida la memoria y la Historia. Cómo tendríamos que decir muchxs cuando intentan callarnos o manipular nos. Se acabó el miedo, que brille la verdad y se callen tantxs mentirosxs con intereses en las derechas o ultraderecha. Ya está bien de aguantar!!!

      • Ya puedes gritar, insultar, expeler mala baba llena de odio, pero no conseguirás cambiar las cosas tal y como fueron. Respeta al que no ve las cosas como tú. Y, sobre todo, infórmate.

        • Creo que usted sufre un síndrome peligroso, el del espejo. Se mira y proyecta su ira trágica sobre los demás. Hoy sobre mí. Tratese, tiene cura. Salud y República, querida. Y gracias por ayudar a difundir nuestro magazine, sin haters no hay vida.

          • Y usted María, ¿cómo sabe lo que sucedió durante la II República? ¿Vivía entonces o lo ha preguntado? ¡Viva la República! la primera, que fue tan breve por desgracia.

          • Maria Toca. ¿No he visto que haya contestado a Juan sobre si usted habla porque lo vivió o lo ha preguntado?

          • Es que hay respuestas que obvio por higiene mental. Y porque cuando se responden estupideces es dificil no decir alguna también. Además de que he respondido a más de 150 mensajes, además de todo el ruido que ha producido esta carta. No me da la vida, pero si usted tiene curiosidad, dígamelo y lo mismo me pongo a ello.

          • Déjalos, María- Si los odiadores piden respeto es porque vamos por buen camino. No merecen respeto y lo saben.
            Imagino al Sr. Pérez carcajeándose, mas si cabe porque la carta la firma una mujer, pero a mí me ha llegado al alma. Ni mis padres ni mis abuelos penaron lo que cuentas, pero siempre llevaron el sambenito de ser rojos y pobres en una dictadura católica, de derechas y hecha para ricos.
            Claro que es ideología. Ideología del que quiere pan para sus hijos, de la que quiere educación, de los que quieren libertad.
            Ya nosotras nos toca pasar el testigo a nuestros hijos para que sean ellos los que terminen de reescribir la historia, pero con la verdad.
            Un millón de gracias, María, por ponerte a este prepotente pedante en su sitio.

        • Impecable su escrito. Lo que lamento es que haya tanto personal que no se quiera enterar.
          La II República era un estado democrático porque así lo habían votados los Españoles por mayoría. Y lo que llaman Alzamiento Nacional. Fue un Golpe de Estado.
          Luego podremos hablar si la II República cometió errores. Que seguro que si. Pero eso no da valor a un GOLPE DE ESTADO. Que es así como hay que llamarlo
          Y como consecuencia de ello una guerra Civil. Y 40 años de un Régimen Dictatorial
          Una guerra dolorosa para tod@s.
          Y 40 años de dictadura. Muy dura para much@s
          Para cerrar heridas. Primero hay que curarlas
          Y para ello lo primero empiecen a llamar las cosas por su nombre.

  1. Esta magnífica carta dirigida al padre de Ala Triste podía tener como destinatarios a todos aquellos que siempre comparan a los traidores con los leales y ponen en el mismo sitio los ocurrido durante tres años de guerra a lo que los vencedores hicieron al pueblo español durante cuarenta años más.

    • Por supuesto, Juan Carlos, claro que es extensiva, porque tergiversar la historia es terrible. Así jamás se cierran heridas, al contrario. La verdad nos hace libres y la verdad de la República y la guerra civil no se cuenta. Por eso duele que un personaje con la difusión de este tipo falsee y colabore con el discurso de la equidistancia. Da mucho asco, la verdad. Gracias por tu lectura.

      • Ya que pones las fotos de dictadores fascistas podrías poner también la de ese gran demócrata llamado Stalin..no?. Ya que hablas de las 13 rosas y no apruebas pero comprendes los asesinatos en retaguardia podrías hablar de las miles de mujeres religiosas violadas, mutiladas y asesinadas…ya que lo entiendes…Ya que quieres hablar de Largo Caballero cuenta todo lo que hizo y dijo en el 34 y en el 36!!.Venga ya!!. No entendéis nada. Reverte sí lo entiende porque sabe lo que es una guerra. Dais pena

        • Chechu, no hable de dar pena, pues su comentario deja muy claro que solo resalta del artículo, aquello que a Ud. le conviene. No es suficiente, con ser de un u otro bando o forma de pensar. Hay que ser ecuánime, aunque nuestros principios estén equivocados.

  2. Totalmente de acuerdo con el artículo, solo que los restos de Queipo de Llano no están en la catedral de Sevilla si no en la Basílica de la Macarena, aunque para el caso es lo mismo…

  3. Totalmente de acuerdo con usted María, salvo en lo tocante a la frase final; el señor Pérez Reverte es como le llama varías veces autor de novelas best seller de aeropuertos, nada de arte y buena prosa; Es con mucho el peor escritor académico que ha habido; puesto alli por los Anson, Pedro J y demás ralea franquista con mucho poder

    • Gracias amigos, imagino que caerán palos en cuanto las huestes del egregio escritor tomen nota de la crítica pero de momento tomo vuestras palabras como ensalmo y se las transmito a los viejos luchadores e hijos que siguen al pie del cañón y les alegra saber que estamos en el mismo bando. Gracias de verdad porque ayuda y compensan vuestras palabras el trabajo.

      • No sabes cuanto agradezco tu carta, reconforta ver que todavía hay personas que describen lo que pasó con total imparcialidad, estoy muy agradecido de lo que has relatado, las miserias de personagilos que gracias al ocultismo de tantos años le Dan cierto éxito. Acabó de nuevo dándote las gracias, nuestros viejos represalia dos se lo merecen y desde algún lugar te lo agradecenGracias

  4. Qué le pregunte a mi tío el único hijo vivo de mi abuelo fusilado porqué mi madre y mi otro tío ya están muertos, o a la pobre de mí abuela qué tuvo qué sacar adelante a tres niños pequeños la mayor con 10 años de edad, qué nos pregunte a sus nietos a ver si las heridas estaban cerradas, este señor es un impresentable, prepotente al qué le gusta armar polémica cada vez que escribe un libro para aumentar sus ventas, aunque sea a costa de personas que 80 años después del conflicto siguen en fosas comunes, muchas gracias al la autora de la carta, suscribo todo lo qué publica.

  5. Hay Memoria Histórica porque hay que desenmascarar y combatir el pacto de desmemoria que supuso la “modélica” Transición. Y, como pretenden hacernos ver no fue una guerra “entre hermanos” donde en los dos bandos hubo excesos, equiparándolos. No, hay que decir alto y claro que fue una guerra entre fascistas y antifascistas, entre víctimas y verdugos.

    • Así es Aniceto. Algo que en el resto del mundo está muy claro pero no aquí. Como un día dijo Almudena Grandes: “es que aquí ganaron los malos” y desde entonces nos cuentan su historia. Gracias por su colaboración.

  6. Desde luego. Reverte es uno de los peores escritores que ha parido nuestro país. Su éxito solo puede entenderse a partir de su bien trabajado “bestsellerismo”, pero, por encima de todo, al impulso proporcionado por su valor altamente mediático, que le ha hecho presa de las editoriales. De ahí que goce de una privilegiada publicidad y de una palestra desde la que ventosear sus opiniones testosterónicas. Así cualquiera se hace oír y, sobre todo, vender. Él y su amiguete Trapiello se han dedicado a blanquear el golpe de Estado y los desmanes de los fascistas durante la guerra y después de ella, en aras de una supuesta equidistancia desprovista de ideología. Vaya… Resulta que ellos son privilegiados seres de luz que observan los actos de los mortales con total objetividad. Claro, así vistos, todos los bandos parecen iguales. Está muy bien que venda bestsellers a cascoporro, que de algo tienen que vivir las editoriales. Lo que no está bien es que el sesgo ideológico de sus novelones pase por verdad inmarcesible.

      • Olvidé felicitarla por el artículo. Es que cuando me tocan al Reverte se me hincha la vena verbal. El agradecimiento es doble, por su lúcida argumentación, y ya por el hecho de que es muy, muy difícil encontrar críticas al susodicho. Bien se ocupan sus mecenas de borrar sombras de duda en la web.

  7. Maravillosa carta Maria, yo también quiero unirme a las anteriores felicitaciones, has tocado todas las falacias y trucajes con las que engañan vilmente a la gente en cuanto a los hechos acaecidos durante la Guerra Civil española y la posguerra. Me ha emocionado
    Gracias!!!

    Lo que obvia usted es que hay ideologías e ideologías. No quiero ser maniquea, líbreme Dios, pero nunca será igual luchar por la libertad de un pueblo, por la igualdad, por los pobres de la tierra, por el pan, que defender privilegios, defender poderosos. Nunca puede ser igual porque entonces igualamos a la víctima con el verdugo y nos convertimos en bestias.

  8. Yo, un septuagenario ya, que he leído cuanto me llego a las manos desde niño y también al interfecto escritor, Sr. Perez Reverte, no tengo por menos que descubrirme ante María Toca por las palabras que le dirige en su carta abierta comentando la filosofía que subyace en el último de sus libros. No se trata, a mi juicio, de un texto (la carta, no el libro) emocionado como pareciera, sino escrito, eso sí, con emoción, pero desde el conocimiento de la Historia y la experiencia a que nos obligó los años de dictadura ( yo viví unos cuantos de la misma). Efectivamente, no parece ser digno desde el conocimiento de la realidad tratar el asunto como lo hace el Sr. Perez Reverte en su libro, como si se tratara de una más de sus novelas, pero con la pretensión de dejar sentada ex cátedra un conocimiento de aquella de la que adolece, si no es que, de manera interesada, pretende obviarla, lo que, en tal caso, dice poco de la rigurosidad con la que debe deslizarse sobre el papel la pluma de un escritor serio y comprometido con la verdad y no solo para contentar a un nutrido puñado de lectores a los que no debe convencer porque de alguna forma ya lo están, bien porque mamaron de la ignominia o se contentan, puede incluso que de buena fé, con mantenerse en la propia ignorancia. ¡Chapeau por el talante con el que, sin acritud, defiende la verdad María Toca en este asunto!

  9. ¡Madre mía, qué articulo más acertado!!. Soy seguidor de Perez Reverte, en cuanto a contador de aventuras atrevido y ameno, pero justamente, me parece un imbécil soberbio cuando se sale de ahí y pretende darnos lecciones “ex-cathedra”, por encima del bien y del mal. ¡¡Zapatero a tus zapatos!!, y no te metas a historiador, que para eso te falta talla e ideología.

  10. Gracias por la argumentación, educada y sobre todo con un lenguaje clarísimo. Toda una lección. Vuelvo a darte las gracias. Un saludo inmenso

  11. Le diría al Sr Pérez Reverte que si pudiera hablar con mi abuela de Asturias que con 10 hijos y viuda tuvo que ingresar en la iglesia de Gijón convertida en cárcel porque un hijo se había escapado del frente y lo habían escondido en una cuadra de ganado. Luego lo fusilaron y está en Lérida en alguna cuneta. Todo esto me lo contaban en la Argentina país que les acogió y dio cobijo. Qué puede decir ésta gente que desde los despachos mullidos y decorados se permite alardear de demócratas y jueces de lo indefendible. Un artículo genial

  12. Muy buen artículo, y muy bien escrito.
    Como docente con treinta años de servicio, puedo decir que es una verdadera vergüenza que los libros de texto, todavía no desarrollen el tema de la guerra civil como realmente ocurrió, siguen ahí anclados en los dos bandos y hay que trabajar con el alumnado a través de la investigación lo realmente ocurrido, el golpe de estado franquista y el sometimiento del pueblo de España durante los últimos ochenta años. Esto es lo que pasa en pleno siglo XXI y a Pérez Reverte, parece ser que sus maestros no le pusieron a investigar… formación es lo que necesitamos e investigación para descubrir todo lo que nos han ocultado. Es vergonzoso..
    Enhorabuena por destapar las verdades

  13. Hola María.Acabé de leer tú artículo que me parece esplendido, no se puede decir más alto ni más claro lo que te ha parecido la lectura de ese libro, que aún no he leído pero prometo leerlo para opinar sobre el mismo. En cualquier caso, tus reflexiones me han parecido magnificas y precisas, trayéndome a la memoria un excelente discurso del premio nobel para la paz de 1988, Elie Weisel,sobre la indiferencia ante victimas y verdugos, que subyace también en tú escrito, y del cual adjunto un extracto:

    “¿Qué es la indiferencia? Etimológicamente, la palabra significa “no hay diferencia.” Un estado extraño e innatural en el cual, las líneas entre la luz y la oscuridad, el anochecer y el amanecer, el crimen y el castigo, la crueldad y la compasión, el bien y el mal, se funden.
    En cierta forma, ser indiferente a ese sufrimiento es lo que convierte al ser humano en inhumano. La indiferencia, después de todo, es más peligrosa que la ira o el odio. La ira puede ser a veces creativa. Uno escribe un gran poema, una gran sinfonía , uno hace algo especial por el bien de la humanidad, porque uno, está rabioso con la injusticia de la que es testigo. La indiferencia nunca es creativa. Aún del odio, a veces, puede obtenerse una respuesta. Tú lo luchas, lo denuncias, lo desarmas. La Indiferencia no obtiene respuesta. La Indiferencia no es una respuesta.
    La indiferencia no es el comienzo; es el final. Y por lo tanto, la indiferencia es siempre el amigo del enemigo, porque se beneficia del agresor, nunca de su víctima, cuyo dolor es magnificado cuando él o ella se sienten olvidados.
    El prisionero político en su celda, los niños hambrientos, los refugiados sin hogar, se sienten abandonados, no por la respuesta a su súplica, no por el alivio de su soledad sino porque, no ofrecerles una chispa de esperanza, es como exiliar les de la memoria humana. Y al negar les su humanidad traicionamos nuestra propia humanidad.
    Por supuesto que hay ideologías y en algunos momentos pese a lo que diga el Sr.Reverte desde su amoralidad divina” , se debe tomar partido, partido hasta mancharse”, como decía Gabriel Celaya en su magnifico poema La poesía es un arma cargada de futuro.
    Perdón por el rollo y la extensión y de nuevo enhorabuena por el artículo María.

    • Maria.
      Mientras todos los malos sean de izquierdas o sean de derechas este país no tendrá arreglo..
      Conseguimos superar una guerra, si guerra, o a ver si porque haya un 51% sobre un 49% la legitimidad la va a dar ese 2% de diferencia, y ahora volvemos al mismo rollo patatero.
      Estoy segura que eres una estupenda poetisa. Dedicate a ello por favor, a ver si consigues que los españoles nos pongamos de acuerdo en algo.

    • Enhorabuena María Oca, mil gracias por tu carta al sr. Pérez, y a la vez por representarnos a tantos y tantos, nos has hecho la labor de reconocernos en ti, y decirle lo que nos apetece, y tanto tiempo quisimos hacer.
      El sr. Pérez nunca fue santo de mi devoción, por ello no he comprado ninguna de sus”obras”, noveladas o fantasiosas; de historia poco que rebuscado pueda aprovecharse, sobre la fantocheria, que le caracteriza, y la ideología militarista de golpe de Estado contra el pueblo bastante.
      Ya es hora de que se haga justicia y reparación en honor a la verdad de tantas personas de bien que fueron asesinadas y maltratadas durante toda su dura vida.

  14. Totalmente de acuerdo con la carta de María Toca. Es una respuesta verdadera, elegante, científica y femenina. Yo pertenezco a una familia que ganó la guerra civil española y durante un montón de años viví la ideología de los vencedores, hasta que un día le dije a mi padre que ellos se levantaron contra la legalidad y ardió Troya, a los pocos meses me metieron en Carabanchel por tener una ideología diferente. Luego trabajé en la misma casa que el el señor Pérez Reverte y lo ha definido usted muy acertadamente, sus crónicas rezumaban prepotencia repleta de falsa objetividad y masculinidad legionaria, pero le subieron a un pedestal y pareció que era casi divino profesionalmente, también eso era ideología, su modo de hacer sus crónicas y su soberbia, la que aún exuda.

  15. María, gracias por este buena respuesta a este Sr.Reverte que confunde o quiere confundir a los lectores, llevando la historia a sus ideologias, aunque somos muchos los que sabemos como empezo y como terminó esta contienda y quienes fueron sus verdugos.

    Saludos

    • Maria Toca nos informa que la II República cometió errores ¿cuáles fueron? Habla del golpe de Estado del Ejército sobre un estado democrático y me gustaría saber ¿cómo es posíble entender qué hay democracia si los escoltas de un conocido socialista asesinan al jefe de la oposición? Más bien pareciera que están intentando blanquear algo que ya estaba muy negro….ojo y no niego que en la dictadura se hicieran verdaderas atrocidades, pero en la otra parte también sucedieron. Creo que es tiempo de volver a correr el telón y olvidar una guerra fraticida que parecía ya olvidada y de la que poca gente queda testigo

      • Hay democracia cuando se vota. Punto pelota. Claro que hubo crímenes, sin ir más lejos los cometidos por falangistas, por ejemplo a Luciano Malumbres, periodista, le asesinaron mientras jugaba al mus en un café. Los falangistas…Asumo que la República no fue ideal, ¿algún gobierno lo es? Pero, querido José, cuando un gobierno no gusta se vota a otro no se usan las armas del pueblo para derrocarle. Queda explicado en el artículo y sobran las palabras, ustedes se niegan a analizar la historia tal como fue y yo me aburro de explicar siempre lo mismo. Un saludo.

        • Con toda la humildad del mundo, le recomiendo la lectura de “Enterrar a los muertos”, de Pisón. La historia es demasuado compleja como para despacharla con un “punto pelota”. Y si no, que se lo cuenten a los nietos de Nin. Salud.

          • Gracias, recojo la recomendación pero…¿de verdad piensa usted que no leo? Me sorprende que sin más tengan a bien recomendarme lecturas (siempre, siempre son hombres) Y es que me parece de un atrevimiento desmesurado porque ¿no cree usted que para escribir, incluso para ganar algún premio que otro he necesitado leer mucho? Lo de punto pelota, querido mío es una forma retórica como otra cualquiera. Saludos.

  16. La Guerra Civil España/Vaticano 1936/39 siempre ha estado y sigue estando “viva”. Ahora parece que mas que nunca. La parte ultracátolica vencedora y heredera, sigue alimentando por adiestramiento, rencor a la Democracia, a lo social, y a lo Común, con sus bulos y relatos torticeramente bien construidos contra la parte republicana perdedora heredera,,, de una manera cruel y directa contra el Gobierno de la Nación aprovechando irracionalmente una Pandemia Vírica que tiene al Mundo Arrodillado.
    También lo hacen sibilinamente al estilo Reverte.
    Parece tienen miedo a una Nueva Normalidad, para quienes sobrevivan a la Covid 19, donde se puedan diezmar sus saqueos bélicos, sus inmatriculaciones, o sus capitales y propiedades corruptas tradicionales ; o quizás donde se pueda modificar una Constitución que ahora todavía garantiza la Monarquía Parlamentaria atada y bien atada en esta “normalidad” de mas de 40 años. Y es evidente que les aterra la Memoria Democrática, la verdad, la transparencia, y la Auditoría de Calidad Dinámica.
    Adelante María Toca Cañedo…. cuando puedo continúo siguiéndote desde Madrid donde vivo, hasta Cantabria mi tierra natal.

      • Y el denostado ahora mismo, Largo Caballero, en un campo de concentración. Y en el exilio, pobres como ratas, muchos, la mayoría, pero da igual, Carmen…hablarles y explicarles les resbala. Un saludo y gracias por su aportación.

        • Creo haber leído que Largo Caballero no murió en un campo de concentración. Entiendo que Manuel se refiere a todos los que lucharon y no pudieron huir porque no tenían los medios para ello, medios que no le faltaron a Largo Caballero para pasar a Francia.

          • Cierto, no murió en el campo de Sachsenhausen donde estuvo preso. Y por cierto fue torturado por Claus Barbie. Largo Caballero murió poco después de ser liberado por el Ejercito Rojo. Y medios, querida fjma de pasar a Francia, no se crea que tenían muchos. Claro que siendo ministros de la República había más posibilidades de huir…porque también estaban más perseguidos y si les daban caza eran fusilados sin duda. Recuerde como murió Machado, pobre, solo y enfermo en una pensión de mala muerte en Colliure ¿delito? Ser poeta y republicano. O Lorca…Podemos seguir.

      • Para Carmen: Besteiro fue un traidor que, junto al coronel Casado y W. Carrillo entregaron al asesino y genocida Franco Madrid y lo que quedaba de la República, promoviendo el asesinato de muchos comunistas y republicanos.

        • Hechos discutibles, querido José Luis…No pretendo abrir otra controversia, pero creo que desde nuestra distancia es fácil hacer juicios. No creo que Besteiro, Wenceslao Carrillo ni Casado tuvieran afán de traicionar, quizá solo se trataba de parar una sangría…esperando algo de piedad de los ganadores. El tiempo demostró cuan confundidos estuvieron y, cierto, de haber aguantado un poco más, la II Guerra Mundial hubiera torcido la balanza, pero no creo que fuera traición. Error? es posible. Que triste fue todo y que mal fin. Un saludo querido José Luis

  17. Felicidades por el artículo, he visto la vida de mi madre reflejada en él. Pérez Reverte debería mantener alguna conversación con los descendientes de los oprimidos del régimen franquista.

  18. Mientras iba leyendo no podía evitar pensar; “¿Quien es el personaje que escribe esto?”. Después de ver el “currículum” de la autora, lo he entendido. Como dices, todo el mundo es libre de hablar, pero antes de criticar a alguien que ha cubierto conflictos en Mozambique, Irak, Croacia y Bosnia, asegúrate de que puedas respaldar tus palabras en algo más que nutrición humana y medicina tradicional china.

    • Su comentario, querido Pablo Moya, destila clasismo, cosa lógica, porque quizá no puede rebatir nada de lo que digo. Está feo atacar a la persona o a su formación cuando no se pueden rebatir sus ideas. Con esa premisa suya, querido mío, Miguel Hernández solo debe ser entendido como un pobre cabrero ¿Qué hay que ser, según usted, para hacer una carta a Pérez Reverte? Nada más, tan solo darle las gracias, querido Pablo porque de casi cincuenta comentarios no había ninguno disconforme y ya me mosqueaba yo…Usted pone la guinda a esta misiva que está corriendo como la pólvora.

      • Ya son dos querida reportera de Barrio Sésamo.
        No tengo ahora tiempo para perder, enumerándote los fallos que tiene tu crónica de Rana Gustavo, que ya te gustaría a tí llegar, al menos, a parecerte a tan distinguido cronista de mi niñez. Pero en otra ocasión te dejaré mis impresiones.
        “Que fue una guerra ideológica?” Dices.
        En la guerra civil española no hubo ideología ninguna.
        Unos militares hicieron un alzamiento (que no golpe de estado), a ver si además de nutricionista, lees algún diccionario alguna vez, porque el término no significa lo mismo, contra el gobierno legítimo del Frente Popular.
        Las razones, las encuentras en el gobierno que va del 31 al 33(lo digo de memoria, no mirado en la wikipedia Podemita) y los militares, hartos de las jubilaciones anticipadas (que había que hacerlas), la iglesia harta de los recortes en tierras y privilegios( que eran necesarios recortar) y la nobleza descontenta con sus recortes y aumento de impuestos( que era necesario hacer). Apoyo, financió y promovió el alzamiento militar. Pero de ideología nada…
        Fíjate si estás errada en tu juicio, que el propio Hitler, dijo de Franco que era diferente a todos ellos. Ideología cero.
        Y por parte del pueblo o del gobierno republicano de izquierdas, fue un sin Dios, y soy ateo. Se mataban entre ellos: los anarquistas de Durriti, contra los troskistas del POUM. Los socialistas contra los comunistas dirigidos desde la URSS, y éstos contra los anarquistas.
        Ideología cero, señora. Cada uno luchaba por su trozo de parcela en el pastel de España, sin darse cuenta que entre todos la mataron y ella sola se murió. Ideología cero. Eran otros intereses bastardos que primaban en todos los bandos. Y, al final, como pasa en todas las guerras civiles, los que pierden son los inocentes, que no han provocado nada, ni saben nada de guerras ni de paz. Sólo saben trabajar y sacar a sus hijos adelante. Y dos pandillas de macarras se pelean por cualquier cosa en nombre de la libertad, el pan, el trabajo.
        Falsarios hijos de puta, eso es lo que hubo en la Guerra Civil española. Y dejé de montar historias de reporterilla de Barrio Sésamo.

        • Para no tener tiempo, querido Rafael-de-la-Vega me dedica mucho. Cosa que le sigo agradeciendo y más si es con ese argumentario. Usted siga, porque los haters en internet están muy cotizados y nos hacen subir la página como la espuma. Ya verá, ya, en breve, además de reporterilla de Barrio Sésamo (más quisiera yo…) me va usted a convertir en reina de las redes.Reitero las gracias y voy corriendo al rincón de pensar (podemita, of course) para redimirme a sus ojos. Salud, República y feminismo, siempre.

        • Dejando aparte sus argumentos, en los que no entro porque no nos conocemos y seguramente ni a usted le importa mi opinión ni a mí la suya, quiero destacar que me sorprende su agresividad y mala educación.

      • D.Arturo me parece un hombre de talla, que hará cosas peor ó mejor y por aquí se le critica. Tal crítica no se hace sino a remolque de la popularidad y méritos del referido, obviando los cuales no tiene sentido este texto, de manera que los vuelve indiscutibles.
        La crítica de esta crítica ha sido aquí descalificada por ser “ad personam”; Hacia la formación de la autora.
        No menos ad personam me parece la crítica inicial.
        Respeto a todo el mundo pero lo cierto es que ante D.Arturo, equivocado ó no, “me levanto la boina” y no me parece de justicia cuanto aquí se dice. saludos cordiales.

        • Pues nada, Jose Manuel, usted a lo suyo. Fiel a don Arturo aunque haga piruetas. Y no, no critico a la persona porque no le conozco, criticos sus palabras y apunto que como compañero periodista dejó mucho que desear con la publicación de su libro sobre la guerra de los Balcanes. Busque información, verá que joyita. Por lo demás un escritor que vende mucho y habla sin tino.

          • Pero cómo “compañero periodista?” María. Si tú no pasas de gacetillera aficionada. Qué estás hablando. Dices “usted pregunte José Manuel? Por su libro sobre la Guerra de los Balcanes. No tiene ningún libro sobre la guerra de los Balcanes. Si te refieres a El Pintor de Batallas, es un homenaje a Ferrer Dalmau. Y es una novela de ficción, en la que el personaje de la novela es un excombatiente de la guerra en los Balcanes en busca de venganza.
            Di te refieres a Territorio Comanche, es una obra maestra. Ficción. Basada en la Guerra de los Balcanes, pero es la historia de dos periodistas (reportero y cámara) contando sus vivencias, las amistades que se crean en tiempos de guerra, las dificultades para meter unas imágenes en el telediario, etc.,
            Deja de hacer el ridículo… Que cada respuesta la cagas más.

  19. Hola, María. Gracias. Felicidades. Claro, documentado, desde la emoción y el respeto. Desde la responsabilidad… y así podría seguir dando adjetivos e ir contrastándolos con la manera de actuar de este “escritor” sabelotodo. Pero os diré una cosa. Soy profesor de universidad (Almería), antropólogo, y no os podéis imaginar lo bien que me vienen las columnas de este “escritor”, que también es “sociólogo”, “historiador”, “archivero”, político “sin ideología”… etc. Creedme, me vienen estupendamente para enseñarles a mis estudiantes lo que es el machismo, la islamofobia, y todos los -ismos y las -fobias… que se trasmiten por un académico deslenguado.
    María, estoy deseando de entrar en clase para que mis estudiantes lean tu carta abierta, para que vean cómo se puede escribir bien sin insultar, diciendo la verdad y honrando la justicia, social e histórica. Gracias, seguro que también en nombre de mis estudiantes. Lo disfrutaremos.

    • No sabe, ni imagina, el honor que me hace Paco…No tanto a mí como a toda la gente que ha sufrido el victimario de esa guerra mal contada. Por ellos hay que levantar la voz y por las nuevas generaciones que hay que contarles TODA la verdad. Ese es el fin que me guía. Un abrazo para usted y para sus estudiantes, tienen suerte de tenerle como profesor.

    • Paco Checa: Mil gracias por esta respuesta. Después de algunas respuestas me deja el Alma en paz,
      A María Toca ni me atrevo a decirle nada. Seria poco. Gracias.

  20. Mí opinión me la reservo porque daría para otro artículo igual de largo. Sólo diré que esta “señora” o lo que sea, anda más perdida que una cabra en un garaje. Como muestra de su sectarismos, que ella o ello, he leído otra entrada de blog(Isabel) de la misma persona. Y, aclarando que la susodicha Ayuso no es santa de mí devoción. Creo que con el artículo anterior y este se adivina bastante en partido que le hace tilín a la señora María. Cuando en el artículo sobre Pérez-Reverte, por cierto, que debe pensar la criatura ésta que son dos apellidos: Pérez y Reverte. Que no es un apellido compuesto. Porque en ningún momento los une con un guión. Siempre se refiere a Don Arturo como Sr. Pérez. En fin cuando en el artículo ha invocado al patriarcado, digo… Ay!!! Nene, que ya sé de qué pie cojea la pájara de la pajarera… En fin. Creo que Pérez-Reverte está más que acostumbrado a iluminadas como esta señora. Diplomada en Nutrición y Diploma en Medicina China, y metida a articulista del Barrio Sésamo. Ahí es nada, morena.

    • Cuando en vez de rebatir lo que se expone, con mejor o peor fortuna, los haters se dedican a atacar a la persona:¡bingo! Has dado en la diana. Y eso ocurre, con usted querido Rafael-de-la-Vega…que me ataca por mi ideología, y ¡oh Satán! porque con su sagaz lectura (que agradezco) descubre que huelo a feminazi. Y ya está ¡anatema! Luego ya, se despacha con el clasismo de utilizar mi formación como ataque .Le repito lo mismo que un poco más abajo dije a otro querido hater, con esa premisa elitista, Miguel Hernández solo es cabrero. Pues gracias, querido Rafael-de-la-Vega por sus palabras, en realidad una sabe que ha triunfado cuando personajes como usted utiliza esos pobres argumentos para atacar, que no rebatir el artículo. Y sí, soy nutricionista a mucha honra, con ese oficio me gano la vida y puedo hacer este magazine y decir lo que pienso. Salud, república y feminismo. Hala, ya tiene el lote al completo…

  21. Maria, de verdad ha leido la novela? hoy la he comprado y tiene 680 paginas, ha tenido tiempo habiendo salido a la venta el pasado 7 de Octubre? No sera que tiene ya formada su opinion sobre el Sr. Perez Reverte?

    • Fíjese Manuel que me preguntaba lo mismo, hace un momento. Mirando la fecha de publicación de la novela. Y, aparte de lo desacertado de su perorata, no se da cuenta que es Novela. Osea. Ficción. Creo que es un copia y pega de algún crítico que le tienen gana al académico.

    • No, no se la ha leído, si lo hubiera hecho, aunque hubiera sido la 1º página, se habría dado cuenta que , la protagonista principal es una combatiente republicana. Pero oye, su minuto de gloria lo ha tenido. De los demás artículos no tiene ni un comentario, de este tiene 70.

      • Quizá me expliqué mal, es extraño porque más de 40.000 personas que hasta ahora han leído la carta lo han entendido, a lo mejor debe usted revisar su comprensión lectora, querido florentino73, pero aclaro que no cuestiono el libro en sí. La novela puede manipular hechos y hacer con ellos lo que quiera. No, yo respondo a una declaraciones que el señor Pérez Reverte ha vertido profusamente en los medios. Puede usted verificar la crítica literaria que el Babelia de hoy le dedica y coincide con mi apreciación. Es la memoria y la manipulación de datos lo que se cuestiona, no al escritor o al libro. Es la opinión de equidistancia y la mentira rastrera que vierte al decir que han sido los políticos quienes han sacado la Memoria. No, al contrario. Los políticos, no todos, salvo honrosas excepciones, han torpedeado la Memoria y la verdad. La historia de la República y la guerra no se conoce en los colegios ni en las Universidades, o se conoce sesgada. Es ese el argumento que rebato. No el libro. No al autor…creo que no puedo ser más explicita con las explicaciones, y sinceramente, solo una lectura sesgada ideológicamente puede confundir.

        • Me está diciendo que el periodo de la Guerra Civil y de la II República no se conoce o se conoce de manera sesgada? No se dónde vive, si está en otro país distinto a España se lo puedo pasar por alto, pero decir esto viviendo en España es una memez. Creo que no hay un periodo de la historia de España que esté mas estudiado que ese, ni siquiera la conquista de América ni el viaje de Colón. Películas, libros, ensayos, series de TV, incluso hispanistas exclusivos de ese periodo! Yo creo que me está, nos está vacilando, esto no lo puede decir en serio.
          Luego está el tema de que los políticos no han reabierto esta herida. No se, a lo mejor la ley de memoria histórica se lo ha sacado de la manga un arrocero de la Albufera valenciana, o la actual Ley de Memoria “Democrática” que quieren sacar y que se han opuesto varias personalidades, entre ellos jueces.
          “Ante esto, más de 200 personalidades suscribieron el Manifiesto por la historia y la libertad,25​26​27​ en contra de dicha proposición de ley, a la que acusa de ser “de tipo soviético”, “reabrir viejas heridas” y buscar imponer el “pensamiento único”. En dicho manifiesto se dice:
          No se puede imponer por una ley un único relato de la historia, ya que ninguna ley debe o puede variar los hechos históricos. No se debe borrar por una ley la cultura, el sentimiento ni la memoria de un pueblo, y menos aún por razones ideológicas. (…) Legislar sobre la historia o contra la historia es, simplemente, un signo de totalitarismo. Y es antidemocrático y liberticida. (…) Con la implantación de una “Comisión de la Verdad”, amenaza con penas de cárcel, inhabilitación para la docencia y elevadas multas a quienes mantengan opiniones divergentes a la ‘verdad única’, la destrucción y quema de las obras o estudios declarados no ‘gratos’, y la expropiación, destrucción o transformación de una parte del patrimonio histórico-artístico de la etapa más reciente de España.”

          Y qué me dice de la ley de Amnistía? y el espíritu de la Transición que lo que quería era cerrar ese capítulo tan dramático?

          • Pregunte en los colegios. Tan solo leer si argumento demuestra lo que decimos: total y absoluto desconocimiento… Pero no de la historia, que la han contado y mucho los vencedores. Hablamos de Toda la historia. De la real, no la manipulada. Y la ley de Memoria se lucho como titanes por los movimientos que propugnan la verdad. No fue una concesión. Pero usted a lo suyo. Saludos y gracias por su lectura

          • Que la Ley de Memoria se luchó como Titanes y como Titanas? pero qué me está contando? Si no iba ni siquiera en el programa electoral socialista! fue una cosa que se sacaron de la manga para captar votos, crear enfrentamiento y hacer un guiño a sus socios nacionalistas! Huy, huy, y hay algunos que alaban su artículo!! en fin. Saludos a ud también. PD. Le aconsejo leer algún libro de Paul Preston, o Ian Gibson sobre la Guerra Civil española. Este último muy de su cuerda, incluso el no idealiza ni la república ni el frente popular.