LA VERDAD SOBRE EL MISTERIO DE LA METÁSTASIS DEL CÁNCER DEL CIPOTE DEL GRAN DUCE

El sueño de la razón

produce monstruos.

Francisco de Goya y Lucientes

Ante las afirmaciones el 27-1-2017, de Donald Trump, sobre la tortura.

 

 

I

Que la tierra no es plana,

es una verdad incuestionable.

Que nunca fue el centro del universo,

también lo es,

“…y sin embargo se mueve” dijo Galileo Galilei

para afirmarlo.

Fue Isaac Newton,

con el descubrimiento

de la famosa ley de la Gravitación Universal,

el que sin decirlo, nos hizo ver que:

todo lo que no se sostiene cae.

Por más que para perpetrar su ideología política

algunos mamíferos bípedos

quieran hacernos creer la falacia

que dos más dos en base 10, es igual a cinco

nunca lo será ,

tampoco será verdad la afirmación que dice:

“el órgano crea la función”

contradiciendo la que en su día hiciese

el naturalista Jean- Baptiste Lamarck

“la función crea el órgano

y la necesidad la función”.

Los cernícalos reconvertidos en demócratas

que guardan la esvástica

que solitaria y cubierta de polvo,

esperan como Lázaro,

la voz de un caudillo,

que le grite ¡levántate y anda!,

no nos quemaran en la hoguera,

¡todavía!,

no nos ahorcaran sobre un tonel

por habernos absuelto

de la purificadora acción de las llamas,

¡todavía!

no nos fusilaran frente a la tapia

de un cementerio,

¡todavía!,

II

Pero ¿qué pasará cuando esos inquisidores de la fe

para acallar el grito de las calles

no acepten la fuerza de la razón?

¿nos perseguirán y silenciarán de nuevo?.

Tras la negación a que la gente tenga su propia fe,

para acallar el clamor de la cordura y preservar

el sistema que hace inviable ese derecho,

lo único que le queda a la bestia

es desatar el sueño de su fuerza,

tras el vendaval ya nadie grita,

solamente hay silencio,

el de los muertos amontonados y

el de los vivos acallados.

Igual que la ignorancia, la crueldad

la brutalidad y la villanía

son enfermedades cuyas atrocidades

solo se pueden curar

antes de que la cobardía actúe,

para luchar contra la pobreza,

las desigualdades sociales y el hambre,

es necesario dar nombre

a la pandemia que lo

las hace posible ,

¡fascismo es su nombre!.

III

Así que Sr. Donald Trump:

si se atreve a mirarse de frente la cara

en la pulida lámina de un espejo,

sin necesidad de preguntarle,

verá nítidamente reflejada

la realidad en la que se ha reconvertido

la metástasis del cáncer

del cipote del Gran Duce.

Mutatis mutandis,

Lamarck tenía razón,

la necesidad crea la función

y la función crea el órgano,

si el fascismo es la función,

Sr Donald Trump ,

la imagen que verá reflejada en el espejo,

será el de la metástasis del cáncer

que lo hace posible.

 

Enrique Ibáñez

Sobre Enrique Ibañez Villegas 33 Artículos
INGENIERO T. EN QUÍMICA INDUSTRIAL Universidad de Cantabria CERTIFICADO DE ESTUDIOS DE INTERPRETACIÓN durante 3 cursos en Institut del Teatre de Barcelona. Actor de teatro y cine Director teatral Poeta, escritor • EXPERIÉNCIA DOCENTE COMO PROFESOR DE TEATRO -CENTRO DE ESTUDIOS TEATRALES “ GENTE DE TEATRO DE BARCELONA” Profesor de Técnica de Actor y de Movimiento. 15 años -CENTRO CULTURAL “MASS MEDIA” Profesor de Técnica de Actor . 4 años -ACTOR’S STUDIO DE BARCELONA Profesor de Técnica del Movimiento. 2 años -ESCUELA DE CINE DE BARCELONA Profesor de Técnica del Movimiento. 1 año

Sé el primero en comentar

Deja un comentario