155 VECES NO ES NO (Doñana se defiende)

Ni la UNESCO, ni Europa, ni el Gobierno español, ni el pueblo andaluz deberían consentir la tropelía medioambiental que ayer salió adelante en el Parlamento de Andalucía. La destrucción definitiva, por desecación progresiva de sus acuíferos, de un espacio natural tan importante se convierte, hoy por hoy, con una sequía que galopa a lomos de un cambio climático imparable, en una prioridad absoluta.
Y ante esta situación, con el dolor metido en el tuétano, anoche le pedí perdón a mi nieta Valeria, que acababa de nacer, por el mundo que le dejamos en herencia. Mis lágrimas fueron una mezcla salina de emoción y tristeza, pero también de esperanza, tal vez ella (ellas) sean capaces de suturar el desaguisado.
Porque yo ya no sé qué me duele más, si el desquicie parlamentario de una derecha cavernaria y negacionista, que pronto vestirá sus «peores galas» camino del Rocío, para rendir pleitesía a la «blanca paloma» que nunca será la de la paz.
O la abstención vergonzante de un PSOE, camaleónico y perdido, con las costuras del disfraz deshechas, por las que supuran los miedos al mono, a la abstinencia del vacío de poder. Un poder que soñaron eterno, amparados en la comodidad del voto alienado y clientelar, del estómago agradecido, del control de las instituciones públicas. Un PSOE, al que ya no le sirve el ponerse de perfil, de tanto como lo ha hecho, porque esa pretendida invisibilidad ya no tapa todas las vergüenzas que arrastra.
O la indignante lucha de egos, de los reyes y reinas de taifas, que a la izquierda de la nada, luchan por la nada. Si la izquierda andaluza, hoy, ante semejante agresión a nuestra tierra (no se me olvida Cabo de Gata, como no se me olvida el parque natural de Cazorla, Segura y las Villas, dominio feudal de aquel denostado Barón de Zarrías) no es capaz de convocarse con una sola voz, de tomar conciencia de que que sólo la unidad podrá salvar lo importante, lo necesario, duerma para siempre el sueño de los injustos, de las revoluciones enfermizas, del olvido.
Anoche, cuando durante unos segundos, observaba toda la fuerza que escondía la fragilidad de mi nieta, le hice una promesa: jamás abandonaré la lucha por su futuro, por el de la tierra que la ha visto nacer, que sólo será digna de ser la suya si le puede ofrecer una vida en armonía con el medio natural. Ese que hoy, una panda de malnacidos y malhechores han puesto en peligro.
La gente de Andalucía, de toda España, debe convertir esta pesadilla en sueño, el mismo que nos reúna en redes, en calles y plazas, donde haga falta. Por Valeria, por Diego, por Antonio, por Verónica, por Mario, por Azucena…. Porque nos lo debemos y se lo debemos.
DOÑANA SE DEFIENDE
Juan Jurado
Sobre JuanJ Jurado 51 artículos
Profesor de Lengua y Literatura española. Publicaciones en La prensa en el Aula. Octaedro. Cuaderno para la comprensión de textos. Octaedro. Ponente del Diseño curricular base para la enseñanza de la Lengua y la literatura española en la ESO, en Andalucía. He sido portavoz y concejal por el grupo municipal de IU en Úbeda. Actualmente no milito en ninguna organización política, pero si la calle me llama, voy.

1 Trackback / Pingback

  1. 155 VECES NO ES NO (Doñana se defiende)

Deja un comentario