África de las Heras

«Para escribir una pintada en la calle, vale cualquiera. Para escribir la Historia, solo unos pocos elegidos; tú eres uno de ellos».

Erno Gerö y Leonid Eitingon, agentes del NVKD a África de las Heras

 

Investigar sobre la vida de África de las Heras es introducirse en un mar de informaciones contradictorias, algunas de ellas, suponemos que falsas, ya que al ser contrastadas no tienen solvencia alguna. Es normal porque la vida de esta singular mujer da para hacer varias películas por la singularidad de la misma. A día de hoy sigue cubierta de misterio ya que parte de su biografía no ha sido desclasificada aún.

Nace en Ceuta, un 27 de Abril de 1909,  en una familia burguesa, en la calle  Soberanía Nacional, hoy calle Real . El nombre se lo pone su padre por el amor que profesa al continente africano. Su padre, Zoilo de las Heras,  es escribiente militar, tiene un tío, Manuel de las Heras, general del ejército español que murió de un balazo reprimiendo la asonada republicana de Jaca. Años después, África, contará que Manuel fue su padre, en una de las distorsiones que hace de su biografía real. Otro tío suyo, Julián de las Heras, es alcalde de Ceuta. África, correrá en su auxilio años después, cuando el golpe de estado  se gestaba.

De sus primeros años apenas se conocen detalles, más allá de que estudia en el prestigioso colegio del Sagrado Corazón de Jesús de Ceuta. Con monjitas y bien educada, crece la joven sin problemas aparentes.

Como decimos, poco sabemos de esos primeros años, hasta saltar a 1930, en que comienza su militancia en el incipiente Partido Comunista de España. Quizá el encuentro con Caridad Mercader, otra mujer variopinta y peculiar o la Revolución de Asturias, en la que participa activamente, comprobando como actúa la represión ante el clamor popular, la ideología de África de las Heras, va fanatizándose hasta convertirse en religión. Durante los días revolucionarios de Asturias conoce a Santiago Carrillo, viéndose envuelta en la marea de represión con que las tropas de Franco ahogan la asonada.

Se casa con otro comunista, Luis García Lago. Tiene una hija pero no se conoce si era de su marido (algunos apuntan a una relación con Ramón Mercader, hijo de Caridad, y asesino de Trostki, pero no parecen seguras las informaciones) La hija, muere…aunque en alguna publicación, también en el libro de Padura, El hombre que amaba a los perros,  se indica que deja a la pequeña con sus padres, olvidando su función de madre. Para África solo hay una vocación en la vida: la revolución. La lucha por el comunismo, la búsqueda de un mundo mejor para los trabajadores y los parias de la tierra. A ella se entrega con toda la pasión y la fuerza de la que es capaz, sin reparar en ningún otro sentimiento.

A partir de 1936, África de las Heras se conjura para la lucha por el comunismo. Nada la apartará de su camino. En ese año se afilia a las Juventudes Socialistas Unificadas de Cataluña, (JSUC) pasando a residir en Barcelona, donde comanda patrullas ciudadanas que controlan las calles. Algunos investigadores la señalan participe activa de la Checa más temida de la ciudad, e implacable con los enemigos de la revolución proletaria.

España ha estallado en una terrible guerra civil, quebrándose las tímidas esperanzas que la República supuso. África, como tantos otros, entre ellos Ramón Mercader, asiste desesperada al triunfo lento pero seguro de las tropas fascistas . Caridad Mercader ya es miembro del temido NKVD (antecedente del KGB) y dirige junto a su compañero  Pável Sudoplátov  la función de los espías en la retaguardia con el fin de limpiar de Quinta Columnistas y de paso eliminar a cualquier enemigo político del padrecito Stalin, que desde la URSS, lanza sus garras contra cualquier disidencia, sobre manera contra el gran enemigo, Trostki, que vaga por el mundo sin encontrar ni paz ni descanso, acosado por el enemigo. Caridad se da cuenta de la valía, la frialdad, la inteligencia y la capacidad de fanatismo que posee África y es enviada a la URSS para ser formada como espía del KKVD.

File written by Adobe Photoshop? 4.0

Es un viaje que realizan varios españoles, entre ellos Ramón Mercader. Entre los hielos de la enorme Siberia, son formados en la nueva religión, donde su dios es Stalin, sin discusión posible. La biblia es la revolución bolchevique y se les adoctrina de forma total como fieles en la vanguardia de la revolución. Comienza el periplo de África de las Heras, donde cada poco adoptará un nombre y una personalidad diferente con el fin del  trabajar por el triunfo revolucionario. María Pavlovna, María de la Sierra, Ivonne, Znoi, Patricia, Patria, María Luisa de las Heras…son algunos de los nombres elegidos. La mujer de las mil caras, todas hermosas, interesantes, atrayentes, da comienzo a su andadura como la  espía internacional más importante de la URSS.

El estallido de la II Guerra Mundial, la coge preparada. África ha vivido el drama español, aún le duele el alma recordando las bombas caídas en suelo patrio. Se forma como telegrafista, las llamadas violinistas rusas formando  un grupo guerrillero junto a otros españoles. Se lanza con paracaídas detrás de las líneas alemanas, en la zona ucraniana de Vinnytsia. El comando se llama, Los Vencedores, ella está al mando. Lleva a la espalda el aparato de trasmisiones, además de una pistola, dos granadas y arma blanca. Las órdenes son trasmitir mensajes equívocos al enemigo, distraerle con informaciones falsas. Si es descubierta, la orden es de no hablar, ni decir nada, para ello, hará estallar las granadas suicidándose además de matar a enemigos. África no duda que cumplirá las ordenes. Nunca ha dudado y jamás dudará.

Durante dos años realiza su tarea por el bosque, en zona de dominio alemán, vagando y trasmitiendo mensajes cifrados falsos junto a los pocos compañeros que van con ella. No descansa en ningún momento, sin techo y apenas sin comida. A ella y a su comando se le deben  muchas informaciones erróneas que diversificaron las fuerzas nazis. Jamás fue descubierta,  tornando a Moscú como la heroína que ha sido en la guerra. Recibe los primeros honores a los que seguirán otros muchos. Curiosamente, no la implica ninguna de las purgas que el enloquecido Stalin realiza a cada poco.

De Moscú marcha a París, aunque hay investigadores que la sitúan en  Noruega acercándose al sequito de Trostki, pero no hay constatación. Algunos apuntan a que estuvo cerca en todo momento, pero no hay ninguna prueba y sería fácil constatarlo de haberse producido.

En París se instala como modista de alta costura, entre la élite de la mejor sociedad. Con las amigas que hace dentro de la sociedad francesa visiona los desfiles de moda más importantes de la capital, cosiendo y escuchando confidencias de las señoras que confían en su bella y elegante modista. Desde Moscú la dirigen hacia la pesca de alguien importante en el ámbito intelectual. Conoce y enamora a Felisberto Hernández, escritor y músico uruguayo, furibundo anticomunista, con el que se casa marchando a Uruguay con él. Ese es el plan diseñado desde la Liubianka…introducirse en América Latina para dirigir el nudo de espías que interesa a Moscú.

Hay divergencias en estos datos, ya que algunos la sitúan en México, junto al espía que conoció en España, Orlov,  dirigiendo junto a Eitingon y Caridad Mercader,  el atentado contra Trostki, incluso se dice que fue ella la que envió los planos de la Casa Azul, organizando más tarde el tiroteo que el muralista Siqueiros  dirige junto a  sicarios contra el refugiado que sale indemne del atentado que resultó ser un  gran fiasco, puesto que disparan cientos de balas y la pareja formada por Trostki y su esposa, salieron indemnes. Poco después, Moscú por orden de Etington acepta el plan B, enviando a Ramón Mercader con su piolet. El resto es historia

Orlov, el carnicero de las Checas españolas, intuye que Stalin le guarda un gulag en una de su purgas y deserta, marchando a EEUU, con gran parte de la  información conseguida. Imaginamos el golpe que le supone a África, perder a un compañero de fatigas como Orlov, y más pasándose al enemigo capitalista.

Se instalan, junto a su esposo,  en una casa de un barrio burgués y María Luisa de las Heras (su nombre entonces) dulce, amable, amigable, instala otro taller de costura con el que vuelve a entablar confianza con las damas del país. Su taller se convierte en el nido desde donde se dirigen los espías que pululan por América Latina. Aún la recuerdan como una dulce y amable española, amiga de hacer meriendas y de charlas intrascendentes en la capital uruguaya.

Uruguay es elegido por ser un país neutral, la Suiza latina, lo llaman, desde donde es fácil coordinar la lucha revolucionaria que tiene lugar en América Latina. África, o María Luisa, es aceptada como exiliada española fundiéndose entre tantos que allí viven.

Cuando consigue los papeles que la permiten vivir libremente en el país se divorcia de Felisberto Hernández, que jamás descubriría la parte oculta de su esposa, aunque sus cuentos hablan de mujeres misteriosas, de lugares oscuros que auguran la posibilidad de una intuición más que probable.

Liberada del matrimonio, cierra su taller de costura y abre una tienda de antigüedades que es visitada por la alta sociedad uruguaya. Recibe la orden de Moscú de casarse de nuevo con el espía italiano  Giovanni Bertonni (Valentino Marchetti) Abandonan Uruguay camino de Buenos Aires, donde se instala en matrimonio viviendo de forma oficial una vida apacible. Ambos, de las Heras y Marchetti dirigen toda la red de espías latinoamericano. Cualquier informe debe pasar por sus manos antes de llegar a la Lubianka.

Marchetti, parece que comienza a dudar de la hagiografía soviética, de cara a la galería son un matrimonio bien avenido pero en el fondo África le detesta y es posible que la lección de Orlov no se la olvide. Marchetti, hombre joven, sano, de pronto sufre una parada cardiaca muriendo en el acto…Se apunta, sin seguridad ni pruebas, es cierto, a la mano de África que propició la muerte del espía antes de su deserción.

Regresa a la patria revolucionaria. Justamente, su nombre en clave, ha sido ese mismo: Patria. Con esa firma han llegado importantes informaciones a Moscú. Se dice que fue la informadora de la invasión de Bahía de Cochinos.

África de las Heras, ha sobrevivido a Stalin y sus purgas (pocas, muy pocos españoles lo hicieron) y sobrevive a la desetalinización propiciada por Nikita Kruchev. Ella solo es un soldado, una espía revolucionaria que ha luchado y recibido órdenes para el triunfo de la revolución de la clase trabajadora. Es posible que toda su vida haya peleado contra el mismo enemigo, el que bombardeó y asesinó en su país, España, al que nunca vuelve. Ni vida ni muerta.

En Moscú, es condecorada con la orden de Lenin, el más preciado trofeo militar y político. Es  general del KGB, y dedica sus últimos años a la formación de la nueva remesa de espías que se mueven por el mundo. Hasta es posible que formara a Putin. Es la mujer de más alto rango del ejército soviético.

Muere de fallo cardiaco  en Moscú un ocho de Marzo (simbolismo hasta la muerte) de 1988. Está enterrada con el nombre de Patria, cerca de Ramón Mercader, en el cementerio Jovánskoye.

Como verán pocas biografías dan para tanto. África de las Heras, heroína o criminal dependiendo de la ideología pero una mujer apasionante, en cualquier caso que merece atención y mucha más investigación.

María Toca Cañedo©

 

 

.

 

https://www.abc.es/xlsemanal/historia/espia-espanola-la-violinista-roja-africa-de-las-heras-union-sovietica.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39474548

 

https://elpais.com/diario/2008/03/30/ep

Sobre Maria Toca 1268 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

1 Trackback / Pingback

  1. Caridad Mercader – La pajarera Magazine

Deja un comentario