Benazir Bhutto

La trama de la familia donde vio la luz Bhanazir Bhutto podría encarnar a la perfección un drama shakesperiano de características descomunales porque entraña la fatalidad, el ansia de poder, muerte, corrupción, heroísmo, carisma a partes iguales.

Nació, Bhenazir, en Karachi en 1953. Su padre Zulfikar Alí Bhutto, fue ministro  de exteriores, nombrado durante el golpe militar de de Ajub Khan, más tarde comprendió que para liderar a la sociedad civil era preciso desligarse de los militares, fundando el Partido del Progreso (PPP) La madre de Bhenazir , Nusrat, fue una mujer ambiciosa y bellísima, matriarca del clan que durante un tiempo manejó hilos políticos encontrados con parte de la familia incluso contra Benazir.

Ya el bisabuelo  tuvo cargos de importancia bajo el poder británico. El abuelo fue uno de los artífices de la secesión de la provincia de   Sind respecto a Bombay y durante un tiempo fue jefe de gobierno de Junagadh que impulsó la adhesión a Pakistán de la provincia. Los Bhutto conformaban una familia de terratenientes de larga ascendencia  cuyo clan mantenía la fidelidad de más de 100.000 personas en la provincia de  Sind de donde procedían, conformando la tradición asiática de familias poderosas que a modo de monarquías medievales ostentan el poder y lo trasmiten de generación en generación. Sirva como ejemplo India, con los Nehru-Gandhi; en Bangladesh, con los archirrivales Sheikh y Zia; en Sri Lanka, con los Bandaranaike además de los citados Bhutto en Pakistan.

Benazir primero estudia enfermería para luego trasladarse a Londres donde cursa Ciencias Políticas en Oxford que luego complementaría en Harvard. Desde sus principios de estudiante mostró liderazgo, gran oratoria y gusto por la participación política  colaborando en coloquios universitarios y luchando por determinados derechos en el campus . Muestra interés en las teorías feministas que en esos momentos representan una ola intensa en Europa y en EEUU.

Mientras su padre ha sido elegido presidente de Pakistán, desarrollando una política de acercamiento a los No Alineados, con postulados cercanos al socialismo. La amenaza continua de anexión por parte de India hace que el ejército tenga gran importancia en el país, por la labor defensiva que supone. Mantener  el poder militar fuerte y engrasado se come gran parte del presupuesto del país mientras la población vive en absoluta penuria. Zulfikar Alí Bhutto toma conciencia de que el poder político debe desligarse del ejército recogiendo las demandas del pueblo. Articula la frase: “pan, vestidos y techo” tan vital para un pueblo pobre. En 1971 gana las elecciones y es elegido presidente del país.

Durante el mandato de Alí Bhutto fracasan las negociaciones con Bangladesh propiciando la guerra entre ambos países y la separación de este último. Más tarde la guerra de Cachemira también contará en el haber de un presidente que tuvo esperanzas de mejorar el país. Con solo 18 años, Benazir, asiste a la conferencia de Smila en la que Alí Bhutto e Indira Ghandi firman un tratado de paz que permita un respiro al país y poder desviar fondos militares para mejorar la sociedad pakistaní.

En las siguientes elecciones, Alí Bhutto,  vuelve a ganar pero es acusado con bastante fundamento de fraude (totalmente innecesario porque tuvo un gran victoria) El descontento del ejercito se hace patente con  el general Zia ul-Haq, al frente del mismo que aprovecha el fraude electoral para derrocar al presidente Bhutto, detenerle y poco después ejecutarle.

Son tiempos en que da comienzo la  alianza militar y religiosa puesto que a los islamistas les molesta la secularización de Alí Bhutto y la pérdida de influencia en su gobierno. La situación de Pakistán es dura, la mitad de la población es analfabeta y vive en condiciones de absoluta precariedad.

Durante el encarcelamiento de su padre, Benazir regresa al país y vive con desolación el ajusticiamiento del hombre que admira y ama profundamente y el golpe militar. Nace, quizá en ese momento, la conciencia de estirpe política que le hace dar un paso al frente.

No toda la familia está de acuerdo con su decisión. Sus  dos hermanos, Murtaza y Shah,  se exilian en Afganistán y desde allí propugnan la lucha armada contra la dictadura de ul-Haq, incluso atentan contra un avión produciendo víctimas. La madre apoya los movimientos políticos de los hijos frente a la vía política que adopta Benazir.

NRLB29D

En 1984 llega su primera detención, exiliándose poco después en Londres desde donde dirige la contestación a la dictadura. Regresa a Pakistán en 1986 para organizar el Movimiento para la Restauración de la Democracia enfrentándose al dictador ul-Haq de forma directa.

Benazir puede considerarse feminista pero accede a un matrimonio concertado, aduciendo escaso tiempo para escarceos, casándose con el terrateniente y play boy , Asif Alí Zadari, que también mantiene vocación política.

A la muerte de Zia ul-Haq, a Benazir Bhutto se le presenta la posibilidad de presentarse a las elecciones que se convocan. Sale elegida por el PPP siendo la primera mujer que gobierna un país musulmán en el mundo.

La oposición religiosa y militar es muy fuerte. Se le acusa de corrupción, despotismo e ineficacia siendo destituida en 1990. En nuevas elecciones sale elegido el partido Alianza Democrática Islámica y es deportada a Karachi.

Las siguientes elecciones son programadas justo el día que se piensa que Benazir va a dar a luz, para imposibilitar la campaña…pero ella ha falseado los datos de su embarazo, dando a luz dos meses antes con lo que realiza una campaña electoral intensa y  retorna al poder, ganando las elecciones en 1996. Vuelve a ser destituida acusada de nuevo de corrupción. La condenan a tres años de cárcel que cumple y marcha al exilio de nuevo hacia Emiratos Árabes Unidos.

La corrupción de la familia Bhutto y sobre manera de su esposo  Zadari es posible que sea cierta ya que es un problema endémico en los países del la zona. Se les descubre capital en Suiza y se demuestra que Zadari mantiene una mansión lujosa en Londres. A Benazir Bhutto se le acusa de su poca capacidad de autocritica  que hace que el pueblo reciba con alivio en ciertos momentos el golpe militar que libere de una familia de rapiña…pero es innegable los logros que supuso su gobierno, aunque fueran una mínima parte de las promesas que realizaba en periodo electoral.

Si bien construye miles de escuelas, mejora la economía del pueblo, electrifica muchas zonas del país, llevando el teléfono a puntos diversos del país, también atrae  capital extranjero conformando un viraje político hacia posiciones occidentalistas contrarias a las realizadas por su padre.

La relación que mantiene con los movimientos islamistas radicales, como Al Qaeda y talibán son ambivalentes. En ocasiones pacta con ellos, incluso apoya acciones de los grupos terroristas y en otras se muestra como víctima de su fanatismo al presentarse como adalid de la modernidad frente al integrismo..

En 2007 retorna al país con vistas a presentar su candidatura en las elecciones de 2008. Desde el primer momento los tumultos se superponen. Es recibida en el mismo aeropuerto por cientos de miles de admiradores y adeptos. En  Pakistán los baños de masas son  precisos para acercarse al pueblo, durante un mitin y el desfile posterior, estallan unas bombas de las que ella se libra de milagro pero mueren 180 personas de su cordón de seguridad. En vez de amilanarse y esconderse visita a los heridos en el hospital y sigue realizando mítines.

Sabe que su vida corre un inmenso peligro, su muerte es anunciada por los atentados que han destrozado las ciudades que visita, pero consciente de su labor mesiánica sigue con la campaña. Durante otro mitin en Rawalpindi, es aclamada por cientos de miles de votantes mientras desfila en un coche blindado por las calles de la ciudad. En un  momento de emoción, Benazir levanta el techo del automóvil sacando la cabeza y las manos para saludar a la multitud, momento en que un hombre la dispara al cuello. Benazir cae (luego la dictadura dirá que la muerte es producida por un golpe que se da al caer) al momento estalla una bomba que mata a gente que la rodea.

Benazir Bhutto muere  en el atentado. Lo que sigue a su  deceso es una cadena de disturbios que provocan más de 50 muertes, la gente enloquece ante el crimen de una mujer adorada y odiada a partes iguales. Su hijo, Bilawal,  cambia los apellidos por Alí Bhutto y recibe, junto al marido, la herencia de suceder a Benazir en un testamento leído con enorme emoción por Bilawal poco después de la muerte de su madre.

El resultado electoral es arrasador. Una enorme mayoría de pakistaníes votan mayoritariamente al PPP, partido de Bhutto, siendo presidente Bilawal bajo el patrocinio y la colaboración paterna. El partido del presidente del gobierno es barrido de la lucha política ya que la población le culpa de la muerte de la líder.

Benazir Bhutto, aún muerta seguía ganando elecciones y siendo una figura controvertida y carismática.

María Toca Cañedo©

 

 

 

Sobre Maria Toca 1307 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario