Eficacia policial

No quisiera yo pecar de desconfiada, de verdad, es más, me apresto en este artículo a felicitar a nuestras Fuerzas de Orden Público (mayúscula mayestática merecida, oigan) porque es impresionante el rigor con que han desarticulado a las facciones irredentas de esos CDR tan violentos que anidaban su furia independentista entre perolos mugrosos y locales dedicados a los fuegos artificiales. Han sido capaces las FOP de, no solo  de detener  a los violentos,  sino también establecer en horas las premisas que los movían a todos. Los planes desestabilizadores, los pensamientos vesánicos que les iban a llevar  a hacer saltar por los aires nuestro sacrosanto estado de derecho…Ignoro a estas alturas si los eficientes FOP, descubrieron en los zulos cantidades ingentes de Fairy, perolas sospechosas incluso algún petardo húmedo de las fiestas patronales del último año. Que no digo yo que no, oigan…pero me han de reconocer que la fotica con las tropas tomando cañas mientras el armamento pesado reposaba en la acera tiene bemoles. Las FOP, la Legión  y hasta la cabra que han desplazado a la esquina irredenta de esta nuestra Borbonia del alma. Para sujetar al estado, la monarquía y la sacrosanta Constitución todo esfuerzo y sacrificio es poco, dicen ellos, los genuinos gobernantes que nos (des)gobiernan. ¡Oh! Admirada me dejan esos héroes que son capaces de desarticular a los malotes incluso antes de delinquir. Diría más: antes de pensar siquiera en delinquir.

 

Lo que me sorprende, de las FOP, es que siendo tan eficaces como nos demuestran en el caso catalán, sean tan justitos en ver  e intuir a los violentos machistas que violan, matan, golpean a cientos de mujeres cada año. Y mira que estos malotes avisan y se les ve venir, con denuncias, sentencias y amenazas públicas y notorias. Pues nada, oigan. Imagino que las FOP están para cosas importantes, como es desarticular a los comandos del tirachinas catalanes. Eso merece más de 500 efectivos, tanquetas, munición pesada y,como decía antes, hasta la cabra de la Legión. No vamos a comparar la muerte de cientos de mujeres con el raspón que supone el problema catalán ¡Dónde vamos a parar! Ni comparación.

Los catalanes se cuestionan el estado tal como lo entendemos. Quieren votar ¡qué desfachatez! Se cuestionan la monarquía borbónica desde hace siglos y hasta ahí podíamos llegar. Dejar sin sustento a la familia real. ¡Maldición!

Lo otro, verán ustedes, es pecata minuta, porque ¿que son vidas de mujeres anónimas comparado con la ley y el orden constitucional  y la manutención de don Felipe uve palito (El Preparao) y doña Leti? Nada.

Claro que tenemos el antecedente de la enorme dificultad que hay en demostrar quien era M. Rajoy en los papeles de Bárcenas, y que doña Espe Aguirre tenía un criadero de ranas además de una financiación tan negra como su alma. Eso cuesta años y años de investigación, me dirán los fieles seguidores de las heroicas FOP españolas y mucho españolas. Que la Guardia Civil no está para menudencias como evitar muertes a manos de machistas recalcitrantes, sino para las cosas que de verdad importan. A saber: el estado que mantiene a una familia de delincuentes al frente. Al estado que se descompone a ojos vistas pero luce mono en organismos internacionales. A un país que barre bajo la alfombra el dolor de una dictadura que colea pero se apresta a detener a chavales irredentos.

Cosas serias son a las que las Fuerzas de Seguridad se dedican. Oigan, no a menudencias como las vidas de las mujeres. O la lucha contra la corrupción, mismamente.

María Toca

Sobre Maria Toca 901 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario