El Preparao llama a Lesmes…

Cual si de Gila se tratase, nuestro Preparao, Felipe Uve Palito, llama a don Lesmes en plan chivato de clase.

-Oiga, don Lesmes, aquí Felipe Uve Palito, que mire, a mí me gustaría haber ido para darles a ustedes el papelín ese pero este gobierno de rojos bolivarianos descastaos y  republicanos no me deja ir-

-Nada, su Majestad, que lo entendemos. Aquí lo que pasa es que dejamos gobernar a las mayorías, con eso de los votos democráticos y se nos desmandan. Tenemos que poner un bozal bien prieto, Majestad, porque no es de recibo que las personas de bien, las que tenemos poder por la gloria de Dios y de mi madre tengamos que supeditarnos a esos bellacos de barrio bajo. Ya ve usted, los vallecanos, bolcheviques, rojos, feministas de mala ralea diciéndonos a nosotros ¡a nosotros, Majestad! lo que hacer y a donde ir. Yo es que me voy a encabronar y cogeré un día el mazo y mire usted, hago  como Pavía, se lo juro Majestad-

-Cuidado, don Lesmes, que se me calienta usted que se le nota mucho y ya sabe que a la justicia la pintan ciega…Ciega del ojo derecho, jajaja, que por el izquierdo ve todo, ¿a qué sí? No se sobrepase, hombre, ya me dice a mi doña Leti, con razón, que la prudencia es madre de la ciencia. No le hago mucho caso, porque ya se sabe, es plebeya como esos rojos, pero algo de razón tiene. Yo quería ir a darles el papelín porque, aunque ustedes estén un poco caducados, a mí me gustan mucho esas cosas de representaciones y tal. Me dan empaque, pero claro, me dicen los rojeras, que no estaría bien dar los despachos a los nuevos jueces por si en algún momento tienen que juzgar al julandrón de mi padre. Que no creo, don Lesmes, porque le hemos puesto barra libre y señoritas a discreción, allí con sus primos los moros cataríes y está que no se acuerda de España para nada. Normal, que yo, si no fuera por la Leti y  las niñas me daba el piro. Total, tenemos las espaldas forradas…-

-Y bien que haría. No tenga usted cuidado don Majestad, que nosotros, si esos rojos de mierda, osaran querer juzgar al Emérito se lo apañamos con finura. Que para cumplir penas y recibir palos ya están los pringaos vallecanos, los raperos y los catalufos. Nobleza obliga, majestad, que Villarejo puede estar preso pero nosotros tenemos honor y sabemos salvar a los nuestros-

Y así, siguieron hablando de las cosas de reyes y de jueces que son cosas muy intensitas, no como los desahucios, la salud, la Sanidad pública, la enseñanza pública  de la ciudadanía y demás zarandajas de plebeyos.

 

Luego van y  lo dicen, porque los señores jueces no tienen ni el decoro del disimulo y lanzan salvas en línea de flotación al gobierno, que malo, insatisfactorio y lo que se quiera pero es de los tres estamentos tocados, el único elegido por el pueblo. Recordemos que ese sulfurado CGPJ está más que caducado porque lleva dos años de retraso en remozarse y no refleja ni con mucho el sentir del pueblo español.

Al señor Preparao, Felipe VI, hay que recordarle con cierta frecuencia que la ley está para toda persona, también para él. Que la Constitución, esa que tanto dice defender él y sus acólitos, lo explica claramente: La soberanía reside en el pueblo español, y él no pinta nada.  Mera figura decorativa que cobra, inaugura y calla. Cobra mucho, él, su familia “modélica” y toda la parentela que mantenemos y si el gobierno considera que no debe viajar a Catalunya no va y punto. Y chitón. Puede no gustarle, puede llevarse un disgusto, el figurón, pero sus atribuciones son las que son bien delimitadas por la Constitución, por cierto y si no está contento, puerta. Puerta que le abrimos con gusto, y que muchas, pero muchas, desearíamos cruzara para siempre jamás y que la familia Borbón fuera un mal recuerdo inscrito en los libros de historia. Nada más.

Es inadmisible, ilegal y rastrero hacer una llamada  para decir que no va porque no le dejan. Y que el borrachín de Lesmes lo diga en el acto de entrega de despachos. Hay que grabar en la frente  a esa elitista y corporativista cúpula del poder judicial que la soberanía reside en el pueblo, y está representada en las Cámaras de donde sale un gobierno votado democráticamente. Ellos que  reparten justicia deberían saber que la ley se cumple…y si no gusta se trabaja para cambiarla, haciendo política sin toga ni puñetas (que bien borraron de la carrera judicial a Garzón por ello) No les corresponde a ellos discutir, como jueces, las decisiones del gobierno. Como ciudadanos, por supuesto…jamás como jueces en acto institucional. Es un golpe directo a la democracia,  directo a la soberanía popular y a las leyes que deben defender e impartir.

Del Preparao, ¿qué decir? Lentamente va cavando su propia sima, si yo fuera él miraría a ver si algunos de sus consejeros es republicano porque para nosotros trabaja. Sin descanso, oigan. Qué cantidad de torpezas en poco tiempo. Sería bueno aconsejarle que ya que sabe usar el teléfono vaya marcando el número de su padre para que devuelva las comisiones cobradas ilegalmente y que pague lo que le debe al fisco español. A nosotras, vamos.

Pronto celebraremos el aniversario indecoroso del 1 de Octubre y del olvidable discurso del 3 de Octubre, donde un infame monarca tomó partido por una facción del que él considera su pueblo. Se ve que este monarca no para de socavar la institución que tan poco dignamente, preside. Y de tocar los ovarios al personal, que también.

En la historia de España los Borbones tienen una reñida carrera de ineptitud, vasallaje, estupidez y latrocinio. Don Felipe Uve Palito va tomando posiciones. Está reñido, lo confieso, muy reñido, pero no desesperemos, en breve este estulto rey se pondrá entre los primeros. Quizá alcance la meta. Lo triste, lo terrible del caso es que los errores de un rey los paga el pueblo con mucha sangre.https://www.lapajareramagazine.com/borbones-y-felones-ranas-y-secretos-de-estado

Habrá que  ayudarle a salir por la puerta de Cartagena como su bisabuelo, o por Hendaya. O por Barajas como a su padre y ayudarle a portar maletas y familia. Al poder ser el patrimonio esquilmado al pueblo español, que lo deje. Ya, ya sé que es pedir demasiado a un Borbón, pero es que nos toma por tontas.

Y mientras tanto Madrid se pudre de rabia, de muerte y de soledad. Debería el gobierno de España tomar la iniciativa, hacer un 155 y mandar a los ineptos que gobiernan la CM a casa. Madrid, ese Madrid obrero, amigable, hermoso no merece tanto castigo.

María Toca©

Sobre Maria Toca 910 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario