El vendedor de drones

César Castresana, vendedor de drones de la empresa Sistemas de Vuelo Autónomo de España, Sociedad Anónima (SVAE,S.A.), se hallaba disfrutando de unos días de vacación en la isla de Lanzarote, junto a su mujer e hijo, entregado a su pasión favorita, la fotografía submarina. Había hecho promesa de no encender el teléfono móvil, pero un olvido imperdonable a punto ya de concluir la estancia en tan preciosa isla canaria, hizo que un whatsapp de su gerente se colase, requiriendo su atención:

El israelí al que vendimos nuestro drone EUREKA-1 de largo alcance, está alarmado porque después de los vuelos de prueba el drone se ha bloqueado y no consiguen que vuele. Tienes que salir ya para Madrid o Barcelona, y allí enlazar con un vuelo a Haifa o Tel-Aviv, para analizar lo que ocurre. Éllos te esperan en el G38 Boutique Apartamens, que está situado en la zona de la Colonia Alemana, en pleno centro de Haifa. Ya me contarás lo que ha podido ocurrir para esta incidencia. Saludos.”

César, ya no maldijo su olvido, dada la gravedad del asunto ocurrido con su cliente israelí. Se limitó a contestar el whatsapp con un escueto: “Salgo ya”.

Durante los preparativos del viaje, tras despedirse de su mujer e hijo, su mente rememoró parte de la entrevista mantenida, meses atrás, en las oficinas de Santander, con el israelí Isaac Peres:

-Habla usted muy bien el español- le alabó el gerente de SVAE,S.A., en presencia de Cesar Castresana- cualquiera diría que ha nacido en España.

-No, no he nacido en España, nuestra antigua Sefarad, pero como si lo hubiera hecho. Mis antepasados, fueron judíos sefarditas y vivieron en Hervás (Cáceres) durante muchos, muchos años, y allí hubiera nacido yo, si sus Reyes en 1492 no nos hubieran ordenado enfardelar, o convertirnos al cristianismo como alternativa a la expulsión, Así que, los míos enfardelaron y abandonaron Sefarad para siempre.

-¿Sefardíes?- Se interrogó a si mismo el gerente de César- Me suena , pero no lo recuerdo muy bien.

Isaac Peres, visiblemente molesto, continuó

– Los pueblos olvidan con facilidad lo que no interesa recordar. Bien es verdad que solo fuimos buenos vecinos unos trescientos años…y aún no hemos recibido ninguna explicación válida de nuestra repentina expulsión- terminó el israelí.

-Ya, pero es obvio que nosotros no tuvimos ninguna culpa de esos hechos históricos-se disculpó el gerente- No obstante, parece ser que el gobierno actual de España ha ofertado la posibilidad de conceder la nacionalidad española a los descendientes de aquella arbitraria medida.

El israelí, hizo como que no oía y lanzó una pregunta, tan desconcertante como fuera de contexto.

-¿Son ustedes cristianos católicos, no verdad?

-Bueno, se puede decir que sí, aunque no practicamos mucho los ritos de la liturgia- contestó Cesar.

-Espero que al menos cumplan con los preceptos que Yahvé entregó a Moisés esculpidos en tablas.

-Por supuesto. Nunca hemos matado, ni robado, ni vulnerado el resto de mandamientos divinos, e incluso esas son las directrices que guían nuestro negocio de fabricación y venta de drones-apostilló el gerente- Ahora bien, nos ha sorprendido que ustedes, los israelitas, que son pioneros en la fabricación y uso  de vehículos voladores no tripulados(UAVs), se hallan interesado precisamente por nuestro drone.

31566p65

-Bueno, como ustedes sin duda ya saben, la fabricación y uso de drones en Israel es eminentemente militar, para defender nuestra nación de sus enemigos. Sin embargo, yo represento a una entidad civil que desea este tipo de vehículos no tripulados, con fines científicos, para el seguimiento de zifios y bancos de pesca en el Mediterráneo oriental. Por ello, estamos buscando un drone civil de larga autonomía, y a través de su Web corporativa, hemos tenido conocimiento de que ustedes ya están comercializando uno con ocho horas de autonomía, cuatro de ida y cuatro de regreso a la base. ¿No es así?. ¿Podría verlo volar?

-Efectivamente, después de muchas pruebas y con aplicaciones tecnológicas e informáticas muy avanzadas, hemos conseguido fabricar y volar el EUREKA-1, que podrá usted observar desde el aeródromo de Valderredible, aquí en Cantabria, donde hemos realizado todas nuestras pruebas de campo. Está dotado con el sistema de “Ojo Piloto”, capaz de manejar el drone de forma remota una vez perdido de vista. La señal de la cámara frontal es enviada al Centro de Control donde está el piloto-operador que podrá ver la imagen en HD que está tomando el drone en tiempo real. Junto con esa señal de video, se recibe también, superpuesta, la telemetría con los datos de altura, velocidad, temperatura, etc. recogidos por los sensores, y así facilitar al operador del sistema un óptimo pilotaje.

Para drones más pequeños, en la actualidad estamos trabajando para lograr pilas de combustible ultraligeras a base de polímeros de litio, con las placas de contacto en aleaciones de magnesio en lugar de aluminio solamente. Como combustible y comburente empleamos hidrógeno y oxígeno respectivamente.. La incorporación de las tres energías: polímeros, hidrógeno y placas solares, nos permitirá construir un pequeño drone de muy largo alcance.

-Permítame una pregunta- interrumpió el israelí- En el caso de pérdida de comunicación o intento de monitoreo por un hacker, ¿Cuál sería la reacción del EUREKA-1?

– En ese caso, está programado para que automáticamente regrese a la base. Y si surgiera un problema grave está dotado de un pequeño paracaídas que permite recuperarle.

Cesar Castresana, voló de Lanzarote a Madrid, para allí coger un vuelo de Iberia, con destino a Tel Aviv Yafo para luego tomar un vuelo doméstico hasta Haifa.

Llegó al embarque un poco justo de tiempo, con la mayoría del pasaje ya acomodado, es un decir, en su asiento, por lo que tuvo que molestar a otros pasajeros.

-Perdón, señorita- dijo dirigiéndose a la persona que habría de ser la compañera de viaje más próxima.

-No hay porqué caballero- contestó, levantándose para que Cesar ocupara su asiento junto a la ventanilla.

-Gracias, pero si usted prefiere el asiento de la ventanilla, yo se lo cedo gustoso.

– No, no es necesario, así estoy mas cerca del pasillo para salir a los aseos, pues me ha informado el azafato que el vuelo dura casi cinco horas.

-Si, así es, cuatro horas y cuarenta minutos, para ser mas exactos, si todo transcurre con normalidad. ¿Va usted a Tel-Aviv? Mi nombre es Cesar Castresana.

-Sí, allí terminaré mi viaje. Me llamo Raquel Rodríguez, soy enfermera, y me han ofrecido trabajo en un Hospital de la ciudad. Y tal como están las cosas en España, no puedo desdeñar esta oportunidad. ¿Y usted, también termina allí?

-No, que va. Yo aun tengo que enlazar con un vuelo doméstico para llegar a Haifa. Soy vendedor de UAVs, o para entendernos mejor, vendedor de drones o aviones no tripulados. Un cliente reclama mi atención allí por un problema técnico con el que les vendimos.

-¡Vendedor de drones! ¡Qué pasada! Yo creí que eso no existía, que era pura ciencia ficción.-exclamó, Raquel.

-Bueno, tampoco anda tan descaminada, existimos a medias, pues en España y en otros países, aún no hay legislación al respecto. Volar un drone en España, en este momento, se puede considerar una actividad ilegal, o cuando menos alegal. Hasta el momento solo una empresa española, Flightech Systems, ha conseguido una matrícula de la Agencia Española de Seguridad Aérea(AESA) para su módulo, denominado ALTEA EKO, fabricado con fibra de carbono, y eso ha sido muy reciente. Pero como nuestro cliente es israelí, allá él, con las licencias necesarias en ese país.Perdón, me temo que la estoy aburriendo con mi charla, ¿no?

-Que va, que va. Me resulta muy interesante por lo novedoso, hasta hora yo solo había oído hablar de los drones, en algo así como la guerra sucia, si es que hay alguna guerra limpia. Además, mejor que hable usted que yo, que solo podría describir enfermedades. Y entonces convertiría este avión, en un avión hospital.

-Bueno, la verdad es que la industria de los drones, nació como una actividad militar, siendo Israel la primera nación en hacerlo. Pero ahora ya su extensión a la sociedad civil es imparable, dadas las múltiples aplicaciones de los mismos. Una vez dotados de cámaras fotográficas y de video, pueden ser muy útiles para vigilancia, seguimiento de bancos  de pesca, cosechas, planimetrías, detectar y apagar fuegos nocturnos con depósitos de agua de hasta dos mil litros, transportar medicinas o vacunas a lugares de difícil acceso, y hasta para rodar escenas espectaculares de películas..

-Y yo creyendo que era ciencia ficción- apostilló Raquel.

-Pues ya ve que no. Hay drones tan pequeños como un pajarito, y tan grandes como un Boeing 737. En la actualidad hay ya setenta países que utilizan drones. EE.UU. absorbe el 58% del mercado, seguido de Israel. Recientemente en Madrid se ha celebrado la III feria del sector, llamada UNVEX’14, que aunque organizada por una empresa de eventos de defensa, ha dispuesto de 36 casetas de novedades en el sector, donde numerosas empresas civiles han presentado sus modelos, aunque la curiosidad del público no cliente, se halla fijado más sobre la maqueta del MQ Predator-B, también conocido como el tiburón de los cielos, que ha sido fabricado por la empresa estadounidense, General Atomics y que es capaz de llevar misiles Hellfire. También Israel, con su Eitan, no presente en esta feria, impresiona por su porte, tan grande como un Boeing 737, como ya le dije, y que puede mantenerse en el aire 20 horas, portando armamento altamente mortífero.

-Pues tendrán que darse prisa en crear un código ético de su uso, antes de entrar en una guerra sin control, pienso yo.-reflexionó acertadamente Raquel.

-Antes incluso de que existieran los drones, también conocidos por sus siglas en inglés como RPAS( Sistemas Aéreos Tripulados por Control Remoto), el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov en sus relatos sobre robots postuló en 1942 tres leyes que debían cumplir los robots para que fueran seguros en su trato con los humanos:

1º) Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

2º) Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera ley..

3º)Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera y segunda ley.

Desgraciadamente, estas buenas intenciones han saltado por los aires, y nunca mejor dicho, con el desarrollo  de los drones, y sobre todo después del atentado del 11-S en EE.UU. , que ha justificado el uso indiscriminado y opaco de los mismos; pero al igual que ha ocurrido con la energía nuclear, bien utilizados son un gran adelanto para la humanidad.

-Sí, pero eso no quita que, tanto el uso militar o civil, no observe ninguna norma ética.-razonó Raquel.

-Bueno, en EE.UU. la Administración Federal de Aviación (F.A.A), no permite aún vuelos con drones con aplicaciones comerciales, pero la Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos No Tripulados, que reúne a un consorcio de fabricantes de vehículos sin piloto, están presionando para que se reconozca este uso comercial, que incluso ha llevado, casi a título anecdótico, a las empresas de venta por correo AMAZON, y de paquetería UPS y DHL, a anunciar en un futuro cercano la entrega de pedidos mediante drones. Es probable que ya para el 2015 la FAA americana tenga redactada una reglamentación para vehículos no tripulados (UAVs).

En España, ya en mayo de 2013, fue presentado a la industria aeronáutica un borrador para regular estas aeronaves no tripuladas, y ya han recibido 180 alegaciones, de tal manera que en los próximos meses se pueda presentar un borrador de ley que pueda ser admitido a trámite. Y ya se ha creado una asociación civil AERPAS que trata de unir y representar a todos los sectores interesados.

-Pues entiendo que cuando precisamente lo que habría que evitar, es su uso militar, precisamente son, hoy por hoy, los que van a imponer sus normas al uso civil. Toda una paradoja. Esa histeria nos ha llevado a que para coger un vuelo civil, prácticamente hay que desnudarse, y sin embargo para embarcar en un crucero comercial o turístico que llevan a miles de personas y vehículos, prácticamente no haya ningún control de este tipo.

-Así es , señorita, toda una paradoja. Pero es algo ya imparable, y como he dicho, después de los atentados a las torres gemelas, EE.UU. ha convertido todo el planeta en zona de guerra, y esto comporta problemas de orden jurídico y ético, que necesariamente se deben de resolver con normativa al respecto.

-Con sus explicaciones, ya se casi tanto de drones como de enfermería… En caso de fallo de mi trabajo actual, ya se a que me dedicaré en un futuro-ironizó Raquel.

-Ah, y eso que solo le he hablado de drones voladores; pero no olvide que también hay vehículos no tripulados submarinos, como por ejemplo los que actualmente están rastreando el avión malasio perdido. O el que ha conseguido, ahora mismo, recuperar los cuerpos de los militares españoles accidentados en un helicóptero y sumergidos a más de dos mil metros de profundidad en aguas cercanas a Fuerteventura…

-¡Oh, no por dios! – le interrumpió Raquel- Reconozco que ha sido muy interesante su casi lección magistral sobre drones, e incluso hace pensar, y mucho, pero lo que nos queda de vuelo preferiría relajarme escuchando música.

-Me parece una muy buena elección. También yo voy a intentar relajarme un poquito- apostilló Cesar.

Pero no lo consiguió porque su cabeza daba vueltas y vueltas en torno a qué podría haber ocurrido para que su drone hubiera dejado de funcionar.

El aterrizaje en el Aeropuerto de Tel-Aviv Yafo, con un tiempo excelente, fue tan bueno que apenas si se notó el contacto con la pista.

Cesar, se despidió amablemente de Raquel, deseándole suerte en su nuevo trabajo en Tel-Aviv. Amabilidad que ella le devolvió, con el deseo de una pronta resolución del problema con su “travieso” drone.

Cesar, con el escaso equipaje de mano que portaba, se dirigió al enlace con Arkia Israel Airlines, que en vuelo doméstico le llevaría hasta Haifa.

El aeropuerto de U Michaeli, en Haifa, tras diversos planes de expansión fallidos, se había quedado en semi militar y semi civil, mas de lo primero que de lo segundo, y sobre todo dedicado a vuelos interiores, sin que la proyectada ampliación de pista hacia el mar, cuajase en una realidad.

A su llegada a Haifa, cogió de inmediato un taxi que lo acercase al Apartotel de tan enigmático nombre, G38 Boutiques Apartaments, que mas bien parecía sacado de una película de espías, aunque la realidad era mucho mas sencilla, ya que, según comprobó después, G38 se trataba de la inicial del nombre y el número de la calle donde se ubicaba. Aunque también por la proximidad de la colonia alemana, bien pudiera hacer alusión al mítico avión alemán, el Junkers G.38 de la Lufthansa allá en la década de los años 30. El taxi no tardó mucho en llegar al G38, pues tal como le dijo su gerente estaba situado en el centro de Haifa, en el barrio de la Colonia Alemana. Había imaginado pequeños apartoteles, pero resultó ser un edificio con varias plantas, con una fachada singular.

Se dirigió a recepción para preguntar por el señor Isaac Peres a la mujer y el hombre al frente del mostrador, Moshe y David, que luego resultaron ser los propietarios del G38. Ambos, muy amables se comunicaban entre sí en hebreo y en un buen inglés con los clientes.

-El señor Isaac Peres le está esperando, yo le acompañaré gustoso hasta su aposento- dijo David.

El apartamento era bastante amplio, minimalista en la decoración, que recordaba a IKEA, incluido una cocina con paneles verde manzana en apariencia bien equipada.

-Shalom, César, Shalom. ¿Qué tal el viaje?- saludó efusivo Isaac Peres.

-Shalom, Isaac. Un poco pesado, pero bien, gracias, Sr. Peres, gracias. ¿Qué ha pasado?-interrogó ansioso César.

– La cuestión ha sido que estuvimos haciendo unas pruebas de vuelo sobre el mar y todo fue bien. Las fotos y el vídeo HD funcionaron de maravilla. Pero después de que nuestro piloto operador, Herr. Schmidt, lo limpiara, no hemos conseguido que respondiera de nuevo a las señales de arranque desde el ordenador.

-Pues es bastante raro, salvo que en la limpieza haya quedado algo desconectado-opinó César.

-Bueno, eso ya lo podrá comprobar mañana con Herr. Schmidt en el aeropuerto operacional. Ahora me gustaría invitarle a ver las impresionantes vistas de Tel Aviv desde la terraza del edificio, al tiempo que tomamos un refresco. Le acompaño a su apartamento para dejar el equipaje.

 

Isaac y Cesar, subieron a la terraza del G38 después de que Cesar dejara el equipaje de mano en su apartamento. Comenzaba a anochecer, y en efecto la vista sobre Tel-Aviv era espléndida. Se podía observar El Puerto, El Monte Carmelo a lo lejos, el jardín y templo Bahai, casi inmediato, y todo ello desde el epicentro del residencial de la Colonia Alemana, compuesto por edificaciones bajitas, casi chalés adosados. Pero el espectáculo más llamativo tuvo lugar cuando se ocultó el sol y se encendieron las luces de calles y edificios.

Cesar, aprovechó el teléfono móvil que el G38 ponía a disposición gratuita de los clientes, para comunicarse con su esposa e hijo, tan precipitadamente abandonados en Lanzarote.

Por la mañana, paso a recogerle Herr. Schmidt, para llevarle al aeropuerto operacional, que resultó ser el mismísimo U Michaeli. Herr. Schmidt, era un joven alemán, que hablaba con dificultad el inglés, aunque lo comprendía y leía. Por lo que Cesar dedujo que mas que un piloto operador, le habían colocado un vigilante jurado, o tal vez lo uno y lo otro en la misma persona.

El EUREKA-1, compartía hangar militar con un poderoso cazabombardero que Cesar identificó como un IAI Kfir de Israel Aircarft Industries Kfir, aunque no logró saber si era uno de los modelos retirados, o se trataba de uno mas reciente. Sobre una sencilla mesa metálica se hallaba el maletín con el ordenador operacional. Cesar, envió la señal de arranque al drone, sin que las hélices del timón de cola hicieran amago alguno de giro, por lo que optó por desmontar la tapa de la falsa cabina de pilotaje, quedando a la vista todo el complejo instrumental y cableado del drone, incluidas las cámaras de fotos y video de HD.

Pero había algo más que no era de su drone EUREKA, al verlo estuvo a punto de emitir un grito salvaje, pero se contuvo y solo dirigió una mirada inquisitiva a Herr. Schmidt que no se separaba de su lado. Este se encogió de hombros, y soltó en inglés un lacónico ¡Clean! ¡Clean! (Limpieza, Limpieza) para justificar su intervención en el drone. Cesar, manipuló durante casi media hora los cables que habían sido erróneamente reconectados, pero no dijo ni palabra de lo que había descubierto instalado entre la maraña de cables del drone y totalmente ajeno al EUREKA-1. Su corazón latía con fuerza, y algo le decía en su mente que en aquella extraña situación lo mejor era callar y hacer como si no hubiera visto nada. En un descuido del vigilante-piloto, logró hacer una foto del interior del drone para enseñar a su gerente lo encontrado. Volvió a colocar la tapa de la falsa cabina de pilotaje. Arrancó el drone desde el ordenador, y esta vez si que las hélices del timón de cola giraron. Herr. Schmidt sonrió aliviado y retornó a Cesar al G38, donde su propietario, David, le informó que el Sr. Isaac Peres, le había dejado encargado que se disculpara en su nombre, pues había tenido que ausentarse urgentemente a Tel-Aviv, al parecer convocado por un Ministerio que no citó.

Cesar, escribió una pequeña nota en un papel, para que se la entregara al Sr.Peres cuando regresara: “Sr.Peres, el EUREKA-1, ya está operativo nuevamente para las funciones ofertadas en el contrato. No olvide usted cumplir con los preceptos de las tablas de Moisés, pero con todos, especialmente el quinto, ¡NO MATARÁS! Saludos: Cesar

Hizo un doblez al papel y lo introdujo en el sobre que le facilitó el Sr. David.

———————————————————————————————————-

El viaje de regreso, Haifa- Tel Aviv- Madrid-Santander, fue muy similar al de ida, bueno en general, aunque pesado y molesto por los transbordos. Ya en la oficina de SVAE, S.A. la ansiedad del gerente era más que evidente por el movimiento rítmico y constante de su pierna derecha.

-Arreglado, pero la bomba, dijiste. ¿Qué pasó?- interrogó nervioso el gerente.

-Pues eso: ¡la bomba! Habían manipulado nuestro drone, colocando un explosivo en el interior para accionarlo a distancia. Y al conectar nuevamente el cableado, equivocaron la polaridad, lo que hizo que el drone quedara inerte y no respondiera a la señal del ordenador.

-¡Que fuerte! ¿Y éllos que dijeron?- preguntó el gerente anhelante.

-No dijeron nada de nada, solo que habían intervenido para limpiarlo después de unas pruebas de vuelo sobre el mar.

-¿Y del explosivo?

-Ya te digo que nada. Incluso el Sr. Peres, se ausentó, y me dejó solo con un alemán, que dijeron era el piloto operador, que hablaba el inglés con bastante dificultad y encogiéndose de hombros solo repetía ¡Clean! ¡Clean!.

-Y retiraste el explosivo, ¿no?

-Que va, tenía allí pegadito al “guardián” alemán y solo en un descuido pude hacer una foto para que tú vieras la chapuza. Así que lo dejé preparado para que explosionara en vuelo, sin matar a nadie. Yo creo, es mi opinión, que preparaban un atentado muy importante, y no deseaban que apareciesen restos de un drone israelí, pues que yo sepa en el seguimiento de zifios y bancos de pesca no se utilizan explosivos.

-Pero, cómo que explosione en vuelo nos demandarán.-exclamó el gerente asustado.

-No, no lo harán, pues en las cláusulas de nuestro contrato queda claro la utilización civil del mismo para investigación y seguimientos marinos. Además, ¿recuerdas la insistencia del Sr. Peres en el cumplimiento de las tablas de la ley divina? ¿Si, no? Pues, eso, exactamente, le he dejado una nota recordándole muy especialmente el cumplimiento del quinto, ya sabes: ¡NO MATARÁS!  Así que lo más probable es que no volvamos a verle más el pelo por aquí.

FIN

 

2º Premio del Concurso de Cuentos de Ciencia del Museo Elder de la Ciencia y de la Tecnología de Las Palmas de Gran Canaria.

Sobre Jesús Gutierrez Diego 16 Artículos
Ingeniero Técnico Químico. Nacido en Santander, residente en Las Palmas de Gran Canaria. Escritor. Recibe diversos premios en relato tanto infantil y juvenil como adultos. En 1971 publica con Isaac Cuende el libro de poemas "Carne Viva" como consecuencia es procesado en Consejo de Guerra y cumple año y medio de condena. Sigue publicando y recibiendo premios diversos.

2 Comentarios

Deja un comentario