Elisabeth Vigée Lebrun

Nació en Paris el 16 de Abril de 1755, la genial pintora  Elisabeth Vigée Lebrun. Hija de familia humilde, de padre artista especializado en retrato y pastel,  que la enseñó y familiarizó  desde muy joven con el arte formándola desde pequeña. A los 12 años, después de una cirugía fallida, muere el padre. La situación económica familiar se resiente mucho por lo que la madre,  Jeanne Massin, se ve obligada a contraer nuevas  nupcias con un hombre adinerado que no tuvo buena relación con Elisabert. Desde niña  pintaba  retratos familiares mostrando gran destreza y facilidad con los pinceles por lo que ingresa en la Academia Saint Luc.

A los 15 años consigue tener su propio estudio gracias a los ingresos que consigue con los retratos, pero poco después es embargado. En 1774, alentada por su madre, contrae matrimonio con el marchante de arte Jean-Baptiste Pierre Lebrun, vecino y pintor como ella. No fue un matrimonio feliz ya que Jean-Baptiste era mujeriego, jugador, derrochando en prostíbulos las ganancias de Elisabeth, cierto es que gracias a él consigue influencias en las altas esferas del país ya que  Lebrun está bien relacionado.

Es invitada a Versalles donde realiza retratos a la nobleza del Ancienne Regime hasta llegar a pintar a María Antonieta, quedando la reina muy satisfecha con el resultado de la obra. Eso  introduce a Elisabeth de forma definitiva en la aristocracia parisina de la época realizando innumerables retratos de la nobleza.

En 1780, marcha junto a su esposo a un viaje por los Países Bajos, donde conoce bien la pintura flamenca y a los holandeses, en especial queda impresionada por Rubens, por la utilización del color y de los esmaltes que hace el genio en su obra. El influjo se notará a partir de entonces en todo su  trabajo posterior. Pinta a nobles mientras dura su estancia en los países bajos y al Príncipe  de Nassau.

Torna a París donde es aceptada en la Academia Real de Pintura y Escultura, con bastante reticencia por parte de los hombres que la integran. María Antonieta  intercerde ante su marido para que presione a fin de que sea aceptada. El mismo día que ella  entra lo hace también Adelaïde Gabrielle-Guiard,  estando ambas mujeres en un feudo masculino. Elisabeth, consigue introducirse en todos los ámbitos artísticos, compitiendo con los pintores de la época, haciendo valer su talento de forma inusual en los tiempos en que vive.

Con el advenimiento de la Revolución francesa, tiene que exiliarse debido a que es relacionada con la monarquía y el antiguo régimen. Su marido es obligado a divorciarse de ella, a partir de ese momento, vive solo de su trabajo, manteniéndose ella y su hija de forma independiente.

Durante el exilio recala, primero en Italia, donde es aclamada para más tarde ir a Rusia, donde es recibida con honores, reside un tiempo  en San Petersburgo . Catalina la Grande es pintada por ella lo que le abre,  como antes en Francia, las puertas de la nobleza rusa.

Toda la élite europea cae rendida a los pies de una genial pintora, que sabe utilizar su genio para la pintura y las relaciones sociales. En Inglaterra, a principios del siglo XIX pintó, también a notables incluso realizó un retrato de Lord Byron.

Poco después es nombrada en Suiza miembro honorario de la Societé pour l, Avancement des Beauz-Arts de Ginebra.

Con el advenimiento del periodo imperial napoleónico retorna a París, adquiere en Louvenciennes, Ile-de-France una casa en donde se retira, poco después  las tropas prusianas invaden la isla y tiene que tornar a París, hasta que poco después muere.

Es enterrada en Louveciennes, bajo el epitafio: “Ici, enfin, je repose…” quizá debido al infatigable trabajo y a la vida agitada que llevó hasta su muerte.

Realizó más de 900 pinturas, 700 retratos-autorretratos, 30 retratos de María Antonieta, de la que se consideraba amiga íntima.

 

María Toca

Sobre Maria Toca 786 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario