Entre la Navidad y el aniversario. Seis años publicando…

Estábamos en un lejano 2016 y concebimos un sueño. No era un sueño de esos que cambian el mundo, no quiero yo  enmendar la plana al pobre Martin Luther King, sino un sueño pequeño. Justo a la medida de gente que camina a pasos cortos pero intensos por el tiempo que nos ha tocado en suerte.

Merodeaba la Navidad y pensamos que publicar lo que gustaba, a la gente que supuraba talento por redes y por diferentes canales, sería una buena idea para hacer este pequeño sínodo que palabras, verdad y utopía un lugar cómodo donde pergeñar el sueño concebido.

Y aquí estamos. La nave de https://www.lapajareramagazine.com navegando por su sexto año. Seguimos humildes como empezamos, independientes, como empezamos, diciendo lo que nos apetece y publicando a quien se acerca a nuestra puerta, como cuando empezamos. Hemos corrido aventuras muy dichosas…otras no tanto. Las primeras las disfrutamos como locas, las segundas las archivamos para que no se nos olvide que los patinazos son siempre fruto de un error. Y agradecemos mucho el aprendizaje porque de los errores, de los palos, se aprende mucho.

Les confieso que una de las más gratas alegrías es que voy perdiendo el nombre. Les explico. Cuando voy a algún lado, y me presentan, al momento alguien aclara: “sí, es la de La Pajarera” , o directamente: “es María Pajarera…”Ahí les juro que me inflo como una pava. Porque me gusta ser identificada con una casa llena de letras, de palabras hermosas, de libertad, de crítica amarga a veces, pero siempre llenando con alegría los pasos y las luchas que emprendemos cada día. Porque sabemos que al abrir los ojos y abandonar el sueño, la gente como nosotras, nos enfrentamos a un camino pedregoso, incierto, pero vamos sorteando con el mismo, o más, ímpetu que aquél día del 2016 en que no teníamos ni idea del berenjenal donde nos metíamos.

Yo, que soy admiradora profunda de Emma Goldman, les aseguro que si no puedo bailar, reír o saltar de alegría (también llorar a moco tendido) no es mi revolución y les aseguro que lo sigue siendo. La palabra, la literatura, la opinión, el periodismo, son las vertebras por donde erguimos cada día nuestra espalda. Puede que nos la doblen a lo largo del día, pero volvemos a levantar anclas, elevar velas y galopamos por la bahía que veo desde mi casa y algunas veces les cuento o les muestro a ustedes.

Nos quitarán muchas cosas. Nos arrebatarán casi todo pero no se podrán llevar ni la capacidad de hablar, ni la libertad montaraz que practicamos, ni la alegría. Que la reivindico como intrínseca fuerza interior, no como esa forma meliflua de sonrisa estereotipada que nos pretenden imponer los/as coach sociales. Nuestra alegría parte de sabernos abiertas al mundo, llenas de dudas, con pocas seguridades pero con los ideales intocados desde que fuimos teniendo razón. No somos ellos, los que llegan sin nada, los desahuciadas, las maltratadas, las racializadas, las nadie,  pero estamos al lado. Sabemos cuál es nuestro sitio porque partimos de una conciencia de clase que nos mantiene vivas y fuertes. Por eso nos levantamos con la fuerza de la alegría y tomamos aire de las causas que parecen perdidas pero ni por asomo, porque mientras queden voces que griten la rabia ante la injusticia, aquí no se derrota ni dios.

Nos quitarán todo pero no podrán con las alas. Y por eso cada día de nuestras vidas, tendremos a esta Pajarera prontito por la mañana para acompañarles. Este año, que mi tiempo se ha ampliado ya que me liberé ¡al fin! del trabajo remunerado, seguro que surgirán novedades y se irá haciendo camino al andar. Por de pronto mantenemos las colaboraciones con nuestros queridos hermanos del Faradio y de Arco FM, del diariodecantabria.es, y de más cosas que les iremos contando.

Además presento novela, nueva #Prototipos se llama y quedan ustedes invitadas/os a leerla y a las presentaciones que se irán haciendo (no puedo regalarla, ya me gustaría,  eso ya lo hice a la editorial, pero ellos son empresa…y la cobran, aunque yo vea de poco a nada, así es la vida literaria, amigas, la autora hace el trabajo y no ve más que la alegría de contarlo)

Cada día es una sorpresa. Cada día nos rebotan artículos, nos sugieren nuevas ideas…Ese mosaico de biografías femeninas que debe de ir ya por las trescientas, va creciendo porque nos llaman y las sacamos a la luz para ustedes.

Queremos más. Queremos que nos compartan, que nos indiquen las cosas que quisieran ver reflejadas en nuestras páginas. Queremos que colaboren y nos envíen sus escritos, sugerencias, discrepancias. Queremos más.

Por tanto que nos dan, gracias eternas. Feliz Navidad y volvemos cada día. No lo olviden.

María Toca Cañedo©

Sobre Maria Toca 1339 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario