…Fuese y no hubo nada

La Madre Abadesa, envenenada por las lenguas viperinas que, además de anunciarle una nueva Guerra Civil, le habían advertido de la peligrosidad de los tres nuevos concejales comunistas (Felipe Revuelta, Federico Marsella y Jesús Gutiérrez) del Excmo. Ayuntamiento de Laredo, salidos de las últimas elecciones: las primeras municipales con la nueva Constitución democrática Española de 1978, decidió conocerlos en persona. Al Diablo, mejor tenerlo de frente, se dijo.

Puebla Vieja adelante, ascendieron por la Rúa del Espíritu Santo los tres concejales, alguno encorbatado, y los tres, despojados de cuernos y rabo, hasta llegar al Convento de Clausura San Francisco ubicado en la Rúa de igual nombre.

Una vez sortearon el torno de la clausura, les recibió, temerosa pero entera, la Madre Abadesa. Avanzando por el bello Claustro y por largos pasillos eran observados furtivamente por las cabecitas de las jóvenes novicias que, alertadas de la visita comunista, emergían con pudor y curiosidad de los cuartos de costura.

La Madre Abadesa les fue enseñando diversas dependencias donde colgaban muchos lienzos de representaciones religiosas, de apariencia valiosa. Hizo hincapié en recordarles que durante la pasada guerra, su congregación había albergado, escondido dijo, a gentes de izquierdas, cómo ustedes, cuyas vidas corrían peligro.

Llegado el momento de intercambiar presentes, la Madre Abadesa les hizo degustar unas riquísimas pastas elaboradas en el Convento, acompañadas de un dulcísimo vino de la Santa Misa, distraído al capellán. Los comunistas, por su parte, entregaron a la Abadesa un librito titulado: “Cristianos Por El Socialismo”, del salesiano Giulio Girardi, profesor universitario, presbítero, teólogo y filósofo: un “arma cargada de futuro” para los cristianos.

Y luego, incontinentes, calaron el sombrero, envainaron las espadas, “…fuesen, y no hubo nada” (remedo de la obra de Don Miguel de Cervantes y Saavedra).

F I N

Jesús Gutiérrez Diego

Sobre Jesús Gutierrez Diego 17 Artículos
Ingeniero Técnico Químico. Nacido en Santander, residente en Las Palmas de Gran Canaria. Escritor. Recibe diversos premios en relato tanto infantil y juvenil como adultos. En 1971 publica con Isaac Cuende el libro de poemas "Carne Viva" como consecuencia es procesado en Consejo de Guerra y cumple año y medio de condena. Sigue publicando y recibiendo premios diversos.

2 Comentarios

  1. Me ha gustado mucho este breve relato, he sentido que está contado desde el respeto, la asunción de la experiencia y la asertividad. Enhorabuena.

Deja un comentario