In Memorian, Antonio Machado.

Sin un ay, sin molestar siquiera,

sin aspaviento, sin grito, sin aliento

se nos murió el poeta un día frío

de febrero, perdido entre nostalgias.

Con pocos céntimos en el bolsillo

mas un poema llevaba en sus inicios.

Así son los poetas, mueren pobres,

llenando con letras los desvaríos

que otros hombres, realizan

y ellos pagan, con la vida,

intentando salvar  a la poesía.

Murió el poeta del pueblo, Antonio,

por nombre, hijo de Ana, amante de Leonor,

de Guiomar  también. Y de Soria,

hijo y cantor sin condiciones.

Antonio, excluido, marchó al exilio,

ligero de equipaje, ancho y fluido,

como el hijo de mar que proclamara,

bueno, en el buen sentido,

e hijo de un país

en el que habitó Caín y tuvo hijos.

Un frío día de febrero,

perdido en una triste pensión,

de aquel país vecino

que le supo acoger y dar avío.

Abandonado, dejando secuela de amor

bien cincelado, con el alma trocada de poesía

solitario y  triste en su desgarro.

Se nos murió un poeta en cualquier lado,

por abandono, por ser hijo, hermano y padre

de un país bien condenado.

María Toca©.

In Memorian Antonio Machado. 22 de febrero 1939.

Sobre Maria Toca 1447 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 comentarios

  1. Maravilloso, María. Hay versos directos solo al alcance de quien quiere entenderlos. A otros, ni tan siquiera les alcanzará la voz. Gracias

Deja un comentario