Karmen Kurtz

“Creo en la literatura comprometida y si algo tiene que hacer el escritor es denunciar las injusticias e inducir a los demás a una toma de conciencia, porque estamos condicionados a tocar ciertos temas y huir otros por una serie de circunstancias que nos arrastran

Karmen Kurtz

El nombre auténtico de Karmen Kurtz es Carmen de Rafael Marés, nace en Barcelona en 1911 en una familia de alta burguesía cosmopolita. Sus antepasados emigraron a diversos países como EEUU, Cuba o México. Su padre nace en Cuba y su madre en Baltimore.

Se queda huérfana de madre a los cinco años, siendo educada por su padre, que la saca del primer colegio donde es enviada por la rectitud de las costumbres educacionales del momento. Durante años Carmen se forma en casa, preparándose para su ingreso en el en un colegio de elite Reino Unido,  a los diecisiete años.

En Barcelona conoce al que sería su marido, Pedro Kurt, de ascendencia alsaciana. Con él marcha a residir en Francia en 1935, por lo que no padece los rigores de la Guerra Civil pero sí la II Guerra Mundial. Su marido es movilizado y tomado preso por los alemanes en combate, permaneciendo durante dos años en un campo de concentración. Carmen, que ya ha tenido a su hija Odile, regresa a España. El marido volverá en 1943 retomando una vida en común no exenta de problemas como reseña en alguna de sus novelas de corte biográfico .

Para sobrevivir en la postguerra y mantener a su hija decide escribir y publica diversos relatos. Son malos tiempos para la literatura y más la escrita por mujeres. La postguerra española prescribe claramente cuál es el papel de la mujer, tanto en la vida real como en la literatura. Karmen Kurtz ( ha tomado el apellido de su marido añadiendo una z) es cosmopolita, culta, con ideas liberadoras del papel de la mujer, cercanas al feminismo. Publica la estupenda novela: Duermen bajo las aguas, a quien pertenece este párrafo: “Allá en el fondo, todas las palabras que dijimos y de las cuales ya no guardamos recuerdo, duermen bajo las aguas. Duermen aquellas que no supimos decir y esperan su turno para salir a flote. Las cartas que hemos roto, las no recibidas y las veces que hemos dicho adiós. La pena que sentimos y que ahora, al recordarla, nos parece pequeña. La risa o el llanto que no llegó a brotar. La amistad que buscamos en el momento difícil y que resulto más débil que nosotros, más falta de ayuda. La persona a quien quisimos consolar y nos sirvió de consuelo…
Todo duerme allí, en ese fondo.”

Es una novela sobre los silencios, las palabras perdidas, los sueños acabados, es una obra introvertida e intimista que la convierte en escritora de cierto éxito al recibir el premio Ciudad de Barcelona. La censura no se fija en ella…Hasta que publica las siguientes obras, en donde tanto la escritora como la editorial Planeta mantienen una continua lucha por preservar párrafos, que son suprimidos por la estulticia de los censores del tiempo.

Corrían los años cincuenta, Karmen Kurtz se entronca con la corriente de realismo social que impera en el panorama literario español. El ministro de Información  y Turismo de la época era Gabriel Arias Salgado (1956-1962) su ministerio es el encargado de la cizalla que pule los textos literarios para que se mantengan fieles a la ideología franquista. Los hermanos Goytisolo, López Pacheco, Grosso, Ferres, Romero y tantos otros, sufren las consecuencias ideológicas que aquejan a Karmen Kurtz también. Por poner un ejemplo, en 1954, fue censurada la novela de Elena Soriano, La playa de los Locos.

La nueva novela de Karmen Kurtz obra La vieja ley, sufre los rigores absurdos de la plaga censora. En el trabajo de Lucía MontejoREALISMO, TESTIMONIO Y CENSURA EN LA OBRA DE CARMEN KURTZ” Gurruchaga Facultad de Filología Universidad Nacional de Educación a Distancia, hemos encontrado unos peculiares párrafos que nos reflejan la estupidez del censor:

Es lamentable que la señora Kurtz tan acreditada por su talento novelístico haya escrito esta novela que revela claro es sus condiciones de fantasía y de observación, pero en este caso para nutrir la sustancia de su narración, que ocupa unas brevísimas páginas, y todas ellas deshonestas e inmorales. Porque se trata de un viaje donde se encuentra un caballero con una señorita decente. La consecuencia del viaje estriba en que llegados a la capital ocupan el mismo hotel, y luego de cenar y de darse un breve paseo, al retornar el señor al hotel, ve en la habitación que ocupa la señorita una llave, y abriendo oye la voz de la mujer que desde la cama le dice: “te esperaba”. Por lo visto se acuesta con ella: y ella al final “sigue con sus manos el cuerpo del hombre como si quisiera retenerlo en su memoria.” Tengase en cuenta que se trata de una “señorita decente”, a quien nadie ha tocado. Donosa novelística que encuentra solo por sus temas “humanos” tales especies. NO DEBE PUBLICARSE

Y este otro:

Novela. Una soltera y un casado viajan juntos desde Bilbao a Barcelona, intercambiando puntos de vista sobre diversos motivos, pero especialmente sobre el matrimonio. La conversación deriva a relación afectiva con concesiones de hecho a la inmoralidad, tanto más censurables cuanto que la actitud general es de franca indecisión y ambigüedad en los principios. Se critica por anticuada la regulación del matrimonio y su indisolubilidad, y se insinúa como solución un posible “ensayo” previo. Por otra parte, se confunde la conciencia con la costumbre y la Cruzada española, con una vulgar guerra civil. Por ello, debieran suprimirse o modificarse los subrayados de las págs. 47, 61, 97, 98, 102, 103, 144 y 145

Durante meses tienen que pulir y evitar el roce con textos molestos, lo cual mina la confianza y el talento de la escritora. Prueba con novela rosa, siguiendo la estela del enorme éxito de Maria Luisa Linares, Carmen de Icaza o de Luisa Alcerca, y curiosamente vuelve a tener muchos problemas para la publicación de una historia romántica que, ciertamente, se salía de los cánones del momento. Las protagonistas de la obra de Karmen Kurtz son mujeres que viajan, con ansias de libertad que se cuestionan el papel que les asigna la sociedad burguesa del momento, planteándose inocentes escapes que molestan a la jerarquía.

Imaginamos que cansada de la enorme pelea, publica El Desconocido, optando por un personaje masculino que retorna de la prisión por haber sido voluntario de  la División Azul. Una esposa le espera, encontrándose dos desconocidos con vivencias tan distintas que poco o nada tienen que decirse. Vuelve a retomar la historia biográfica de Duermen bajo las aguas, pero esta vez, la solicita esposa se pliega a mantener la paz de hogar realizando lo que de ella se espera.

En la vida personal, no fue así. Karmen Kurtz se separa de su marido. Cuando su hija Odile le hace abuela opta por la literatura infantil y juvenil, realizando una vasta producción con dos protagonistas, Oscar y Kina, dos niños que viven las más variopintas aventuras, incluso viajan en el tiempo y a otras galaxias. El maravilloso lenguaje y la plasticidad de las aventuras la consagran como escritora de éxito mundial en este tipo de literatura. Su hija Odile, realiza las ilustraciones de sus libros.

Fue contratada por Televisión Española para realizar los diálogos de las marionetas de Herta Frankel. También triunfa como guionista recibiendo el Premio del Festival de Cine de Gijón por el guión de la película Violeta en el Oeste.

No obstante, retoma en los años setenta, la literatura para adultos con la trilogía Sic Transit, donde refleja la historia de su propia familia. Seguía la censura obligando a la corrección, fue en esa época cuando prohibieron la publicación de Si te dicen que caí, de Juan Marsé, que fue publicada en México.

Fue mentora,  compañera e influencia de la también escritora y periodista Maruja Torres, que le guarda gran admiración y respeto hasta el punto de dedicarle el Premio Planeta que ganó en el año 2000, con una novela que tenía un personaje inspirado en Karmen Kurtz.

Una desgraciada operación de cataratas la impide escribir y leer, en 1992, muriendo en Barcelona en 1999.

Escritora que gozó de gran éxito, pensamos que ha sido injustamente olvidada y su obra merece revisión, con la mirada de comprensión hacia el tiempo que la tocó vivir.

 

María Toca Cañedo©

Sobre Maria Toca 1085 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario