NOTA DE PRENSA. MANIFESTACIÓN EN VALLADOLID 15 DE ABRIL

 

El día 15 de abril a las 12:30 del mediodía en Valladolid, organizaciones feministas de todo el Estado español hemos convocado una gran concentración para reivindicar el derecho efectivo al aborto y su realización en el sistema sanitario público.
La interrupción del embarazo se despenalizó en España hace 38 años en casos de violación, anomalías fetales o enfermedades maternas. En el año 2010, se aprobó la ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria de embarazo que reconocía el derecho a la interrupción del embarazo a petición de la mujer hasta las catorce semanas de gestación, hasta la 22 semana por riesgo para la embarazada o graves anomalías en el feto y, a partir de la 22 semana, cuando se detectan anomalías fetales incompatibles con la vida o cuando un Comité Clínico
confirma una enfermedad fetal extremadamente grave e incurable. En 2013, Ruiz Gallardón, ministro de Justicia del Partido Popular, intentó modificar esta ley y prohibir el aborto en el supuesto de graves anomalías en el feto. Esta restricción inaceptable recibió una gran contestación que culminó el 1 de febrero de 2014 con
una gran manifestación en Madrid: “el tren de la libertad”, que obligó al ministro a dimitir.


A lo largo de estos años el acceso efectivo a la interrupción del embarazo se ha visto continuamente dificultado: inexistencia en muchas Comunidades de información sobre dónde acudir para solicitar la prestación, no realización de abortos en hospitales públicos, incluso en casos de diagnóstico de anomalías fetales en embarazos avanzados, necesidad de desplazarse a otra provincia o región para acudir a una clínica concertada, violencia ejercida a las puertas de estas clínicas por organizaciones de ultraderecha, etc. A estas dificultades, se ha añadido recientemente la propuesta de García Gallardo de hacer escuchar a las mujeres que solicitan un aborto, el latido fetal o ver al embrión o feto mediante ecografía 4D, como se hace en Hungría y en algunos estados de Estados Unidos. Esta vulneración del derecho de las mujeres a la interrupción del embarazo no es una ocurrencia de Vox sino que forma parte de una ofensiva fundamentalista, de una estrategia internacional de la extrema derecha de ataque a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.


Ante esta situación, la manifestación en Valladolid que convoca la Comisión 8 de marzo de Cantabria, junto con otras muchas organizaciones de todo el País, por iniciativa del Movimiento Feminista de Castilla y León, reivindica la eliminación de todos los obstáculos existentes para el ejercicio del derecho a la interrupción voluntaria de embarazo y su realización en el sistema sanitario publico, sin derivaciones a clínicas concertadas, ni desplazamientos fuera del lugar de residencia.
Desde Cantabria rechazamos el que las mujeres deban, como sucede actualmente, trasladarse a Valladolid o a Madrid para realizar un aborto quirúrgico y reivindicamos que todas las interrupciones se realicen en nuestro sistema sanitario publico, el que financiamos con nuestros impuestos y el que debe cumplir la ley de febrero de 2023 que modifica la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo de 2010 y que insiste en la obligación de las administraciones públicas de garantizar la prestación en los centros sanitarios de
acuerdo a criterios de accesibilidad y proximidad.

Comisión 8 de marzo de Cantabria

 

Rueda de prensa 11 de abril de 2023
POR UN DERECHO EFECTIVO AL ABORTO Y EN LA SANIDAD PÚBLICA.
En nuestro país la recientemente aprobada  Ley Orgánica por  la  que se modifica la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo , contiene importantes avances:
 permitir el acceso al aborto a las adolescentes de 16 y 17 años y  a las mujeres con discapacidad, sin necesidad de la autorización de sus progenitores o tutores,
 elimina barreras en el acceso, como el llamado “plazo de reflexión de 3 días” y la obligatoriedad de recibir información acerca de recursos y ayudas disponibles si se continua con el embarazo y
 regula la denegación de servicios por motivos de conciencia (“objeción de conciencia”).
 Garantiza la información sobre cómo acceder a la prestación
 Obliga a que los servicios públicos presten una atención integral durante todo el procedimiento de interrupción del embarazo, dando especial importancia al acompañamiento psicológico
 Y establece que solo si las administraciones sanitarias no pueden ofrecer dicho procedimiento en su ámbito geográfico se remitirá a las mujeres a un centro autorizado en las mejores condiciones de
proximidad a su domicilio.
Sin embargo, continúan existiendo dificultades para el acceso efectivo al aborto en todas las Comunidades Autónomas y una gran inequidad territorial, una gran desigualdad entre Comunidades autónomas.
En Castilla y León las mujeres solo pueden interrumpir su embarazo en el hospital público de Burgos por causas médicas y en las interrupciones por decisión de la mujer solo si puede realizarse mediante método farmacológico.
Las interrupciones quirúrgicas tiene que trasladarse a una clínica privada situada en Valladolid. Muchas mujeres han de desplazarse hasta 600 km .
En Cantabria, el SCS dispone un procedimiento que centraliza todas las solicitudes de IVE en el Centro de Salud Sexual y Reproductiva La Cagiga. Cuando el motivo de la IVE es por causas médicas independientemente de las semanas de gestación, todo el procedimiento se lleva a cabo por el Servicio de Ginecología y Obstetricia del HUMV.

Cuando la razón de la interrupción es la decisión de la mujer y no se han superado las 9 semanas de gestación puede realizarse una interrupción mediante un método farmacológico en La Cagiga. Si se superan esas 9 semanas o la mujer no acepta el método farmacológico que es relativamente incierto, doloroso y requiere de algo de tiempo, se necesita un método quirúrgico que no se realiza en nuestros hospitales por lo que se deriva a clínicas concertadas.

Nuestra comunidad contaba con dos centros privados acreditados, el primero de los cuales dejó de practicar abortos en 2021 y el segundo cerró sus instalaciones en septiembre de 2022. Actualmente las IVE por decisión
materna que tienen que ser realizadas con un método quirúrgico tienen que trasladarse a Valladolid o a Madrid. Es decir, trasladarse para someterse a una operación quirúrgica con anestesia general y con dolor y malestar postoperatorio, 247 km, 2 horas 45 minutos en coche si eligen Valladolid y 483 km, 5 horas si van a Madrid.

Y esto, a pesar de contar con un gran hospital universitario, orgulloso de ser de referencia nacional para muchos procesos y tres hospitales comarcales públicos.

La comisión 8 de Marzo hemos solicitado en sendas entrevistas al Consejero de Sanidad y al Consejero de Igualdad y vicepresidente del Gobierno de Cantabria que de solución a esta situación. El SCS debe atender todas las solicitudes de interrupción independientemente del método quirúrgico o farmacológico que necesiten.

De no resolverse un elevado número de mujeres tendrán que trasladarse fuera de nuestra Comunidad.
Así en 2021 se realizaron 222 interrupciones en la clínica concertada de nuestra Comunidad, el 84% (186) mediante método quirúrgico y 47 en otras clínicas privadas fuera de la Comunidad.
Y en 2022 con datos provisionales, aun no cerrados, hasta 31 de agosto fecha en que cerró la última clínica concertada, se hicieron 153 interrupciones quirúrgicas en centros concertados.

DATOS IVE


En 2021: 824 IVE, 774 a petición de la mujer, 10 por riesgo para la salud materna, 40 por graves anomalías en el feto. 516 se realizaron farmacológicamente en La Cagiga, 39 en el HUMV, 222 en la clínica concertada y 47 en clínicas privadas de otras CCAA. El 67,35% se realizaron en la sanidad pública cuando la media del estado es
del 16,07%.

El 92,84% de las IVES se han financiado públicamente.
El 73,05% de las IVEs se realizan mediante el método farmacológico.

 


NOTA DE PRENSA ACTO 12 DE ABRIL 2023-04-12
La comisión 8 de Marzo de Cantabria junto con más de 200 organizaciones feministas de todo el país está convocando una gran manifestación el próximo día 15 de abril a las 12:30 en Valladolid por el derecho efectivo al aborto y su realización en la sanidad pública.
Ayer  a las 11 de la mañana, organizaciones integrantes de la Comisión 8 M se han dado cita en la Plaza del Ayuntamiento para expresar públicamente su apoyo a esta reivindicación.
El acto ha comenzado con la lectura de unas palabras de Simone de Beauvoir que mantienen plena vigencia: “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida”.
Para continuar explicando cómo las mujeres y sus compañeros los hombres están asistiendo a una VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS y, en concreto, del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.
Vulneración que forma parte de una estrategia internacional de la extrema derecha que busca ir imponiendo progresivamente su agenda política: “No se trata de individuos aislados, no se trata de ocurrencias de Vox en Castilla y León…, se trata de un movimiento organizado de grupos antiderechos a nivel internacional que ha conseguido que en EEUU el aborto esté prohibido en más de la mitad del país, que en Polonia se haya declarado inconstitucional el derecho al aborto por malformación del feto y que Hungría haya firmado un decreto que obliga a las mujeres que quieran abortar a escuchar los latidos del feto o que el llamado Consenso de Ginebra contra el aborto haya sido firmado en 2020 por más de 37 países”.


Se ha señalado que, en España, organizaciones como 40 días por la vida, Derecho a vivir, Proyecto Ambulancia Vida,
Rescatadores Juan Pablo II, Hazte Oir, Fundación Provida, Abogados cristianos o el partido político Vox, forman parte de ese movimiento antiderechos. Y que, a pesar de la reciente aprobación de la reforma de la ley del aborto continúan existiendo dificultades y barreras con una gran desigualdad en el acceso al ejercicio de este derecho entre las comunidades autónomas.
Se ha expuesto que, incluso, aquí en Cantabria, a pesar de ser una de las Comunidades en las que se atienden más interrupciones en el sistema sanitario publico (todas las de causa de salud materna y fetal y todas las de decisión de la mujer que pueden realizarse con el método farmacológico), se derivan los abortos a petición de la mujer que deben realizarse con métodos quirúrgicos a clínicas privadas de Valladolid y Madrid.


Ecofeministas, Amnistía Internacional, el Observatorio de la Violencia Obstétrica de Cantabria, Podemos, la Asociación Consuelo Berges, la Asamblea de Mujeres de Cantabria y la Sección de Igualdad de UGT tomaron la palabra en defensa del derecho a la maternidad libremente elegida y de una atención en la sanidad pública, de calidad, respetuosa e integral que permita poder elegir el método farmacológico o quirúrgico del aborto sin imposiciones y con un acompañamiento profesional durante todo el proceso con especial atención a los aspectos psicológicos de las mujeres que toman la nunca fácil decisión de interrumpir su embarazo.
Se ha recordado también que la recientemente aprobada reforma de la ley de salud sexual y reproductiva y de la
interrupción voluntaria del embarazo incorpora importantes avances como el acceso al aborto a las adolescentes de 16 y 17 años y a las mujeres con discapacidad, sin necesidad de la autorización de sus progenitores o tutores, la eliminación de barreras como el llamado “plazo de reflexión de 3 días”, la obligatoriedad de recibir información acerca de recursos y ayudas y la regulación de la objeción de conciencia para que su ejercicio no dificulte el derecho a la maternidad libremente elegida.


Se ha reclamado un acceso sin barreras al aborto y su realización en la sanidad pública en todas las comunidades
autónomas. Y se ha reivindicado que sea el Servicio Cántabro de Salud el primer servicio autonómico del país que atiende en centros públicos a todas las mujeres de su Comunidad que soliciten una interrupción de embarazo. Para ello, se ha hecho un llamamiento a los profesionales sanitarios, especialistas en ginecología, anestesistas, personal de quirófanos y a todos los que intervienen en la atención a este proceso en Cantabria : “Os necesitamos. Si contamos con vosotros y con vosotras se hará realidad que todas las mujeres que soliciten un aborto sean atendidas aquí, en Cantabria y no tengan que trasladarse a una clínica concertada lejos de sus casas, sus familias y su entorno”.

Finalmente, se ha invitado a acudir a Valladolid el día 15 a reclamar todo esto junto con mujeres y hombres provenientes de todo el Estado español.

 

Comisión 8 de marzo de Cantabria.

Imágenes de Paula Rego, dedicadas a la terrible lacra del aborto clandestino.

Sobre Maria Toca 1519 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario