Paradojas sin sentido

Me desayuno hoy con la noticia de que se va a celebrar una cumbre de líderes europeos con el tema fundamental del “carnet de vacunación“. Hablan de que se van a enfrentar dos posturas: por una parte, la señora Merkel, que defiende mantener el rigor en las restricciones de los desplazamientos no necesarios -el turismo, desde la perspectiva alemana, no lo es- y el equipo de Sánchez que defenderá la implementación del “carnet” para dejar la puerta abierta de este verano a los desplazamientos turísticos.
Y no deja de ser curioso -aunque totalmente explicable- que una señora de derechas, como la señora Merkel, anteponga la salud a la economía, mientras que un señor socialdemócrata, como el señor Sánchez, anteponga la economía -el turismo- a la salud. La respuesta o la explicación a esta situación “anómala” estaría en ver de dónde vienen y, desgraciadamente, a donde van los países a los que representan dichos mandatarios.
La señora Merkel, que estoy seguro, en poco tiempo, será llevada a la pantalla de cine o de televisión, en formato serial, se ha convertido en un personaje cinematográfico de primer orden, uno de esos personajes redondos que dejan al espectador perplejo por su evolución y por las distintas aristas que muestra. De la Merkel que arrasó, humilló y mutiló a un país como Grecia y por extensión a toda una zona: el Mediterráneo, a la actual va un trecho muy interesante de analizar.
El caso es que, a día de hoy, Alemania presenta un gasto de su producto interior bruto en investigación medioambiental, por ende, en energías renovables, en industria, en educación….mucho mayor de lo que invierte en turismo. La situación española es inversamente proporcional, es decir, históricamente España ha invertido mucho más en turismo que, en aspectos tan importantes como la investigación en energías renovables, la investigación en general, la industria o la creación de patentes.
Somos desde hace mucho tiempo un país subsidiado por los países a los que tradicionalmente “les servimos las copas“. Un país de “camareros mal pagados” y de investigadores emigrados. Sin embargo, casi todo el mundo se llevó las manos a la cabeza cuando un ministro del lado débil del actual Gobierno, denunció que había que empezar a cambiar nuestro modelo económico y nuestras prioridades. Anatema.
Así que hoy, el equipo de Sánchez, en la reunión que se llevará a cabo suplicará a la señora Merkel que abra la mano con lo del carnet para que nuestros hoteleros puedan hacer muchos contratos en precario a nuestros camareros, porque, de ello, dependerá buena parte de nuestra economía.
Por dios, por la patria y el rey, que diría Abascal enarbolando su bandera, mientras se dirige, desde el balcón, a sus enfervorizados seguidores, en una de las escenas de la próxima película de Berlanga. Esa, cuyo rodaje, sigue en curso.
Juan Jurado.
Sobre JuanJ Jurado 21 artículos
Profesor de Lengua y Literatura española. Publicaciones en La prensa en el Aula. Octaedro. Cuaderno para la comprensión de textos. Octaedro. Ponente del Diseño curricular base para la enseñanza de la Lengua y la literatura española en la ESO, en Andalucía. He sido portavoz y concejal por el grupo municipal de IU en Úbeda. Actualmente no milito en ninguna organización política, pero si la calle me llama, voy.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario