Puerta

Detrás de aquella puerta tan cerrada

yacen recuerdos mil veces olvidados,

recodos que la vida se hurtó

y una mesa puesta por si vuelves.

Estancias frías, ordenadas, tan silentes

como sarcófago vacío, sin habitantes

que la pueblen ni voces que la animen.

 

Yerta, fría, con el soplo de escarcha

mil veces retenida

entre mi aliento y tu ausencia

…tan sentida.

Detrás de esa puerta que contemplas,

visitante, extranjero sin premisas,

se encuentra un alma contrariada

por voces inexistentes, por las perdidas

que a lo largo de la vida

se hicieron presas de la herrumbre,

 a base de soledades y costumbre.

Esa puerta cuajada de misterio que contemplas,

extranjero, con cuidada curiosidad bien ordenada,

está la vida entera,  en alcancías

ordenadas, entre el polvo,

y miasmas, en los estantes

que labraron los años que vivimos,

sin apenas darnos cuenta,

labrando  rutinas  consistentes .

María Toca

Santander-14-09-2019.

Sobre Maria Toca 910 Artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

Sé el primero en comentar

Deja un comentario