¿Se nos pasó el susto?

 

 

Sí, algo. Bastante…según se mire. Escribo esto pasados ocho minutos de la medianoche (tardaré un buen rato en terminar y editar) y parece que no asistimos a la debacle esperada después de las municipales. Les confieso -y lo atestiguan quienes me han escuchado los días previos a las elecciones- que estaba muy pesimista porque el susto recibido en los anteriores comicios me marcaron. A mí y mucha gente.

Parece que las derechas han ganado, pero no lo suficiente como para gobernar…Repito, parece. Y que la izquierda salva los muebles y puede haber repetición de gobierno de coalición. Como afirmó el panoli ultraderechista, Abascal, otra vez habrá gobierno entre comunistas, ETA, separatistas…Lo que no habrá es cavernarios como él en un gobierno de Europa. Y casi con eso nos damos por satisfechas.

La jugada de adelantar la convocatoria fue maestra, porque ha pillado a la derecha/ultra/y ultra/ultra con el culo al aire en plena exposición de las vergüenzas y la inanidad de un líder que es material de derribo seguro. Nos tememos que Feijoo anda tocado, debido al conjunto errores cometidos, como la  cobardía de debatir, las mentiras infames y sus relaciones más que tóxicas, toxicológicas con los narcos gallegos. Imagino a la infame princesita de la Comunidad Madrileña salivando fuerte y clamando a su Pigmalión, M.A.R, que no se vaya hasta dejarla como inquilina en Moncloa. Claro que el gallego tiene padrinos fuertes, armas letales y no entregará el cuerpo sin pelea como hizo Casado. Alberto Núñez Feijoo es todo un patrone bien pertrechado. Pero habrá contestación, seguro, porque mañana o pasado en el PP comenzarán a preguntarse ¿dónde han ido los votos de Cs y los que pierde Vox? harán cuentas en Génova y saldrán números rojos. Verán el enfado, porque en la sede pepera, los recuentos en negro, molan. En rojo, no.

En la izquierda respiramos…pero bajito. Se siguen perdiendo escaños en la nueva formación de SUMAR. En su descargo diremos que la rapidez, la bastez y los errores en la confección de las listas, así como la falta de tiempo en configurar un partido con entidad,  ha podido ser causa de despilfarro. Se han cometido errores muy feos que hay que subsanar. Se ha presentado gente que se sabía dirigida al fracaso de antemano. Y no se ha presentado otra que podían haber sumado.  No es de recibo presentar los mismos candidatos una y otra vez cuando se pierde. Hay que buscar y buscar bien a gente, que la hay, preparada, con ideas y el entusiasmo suficiente para emprender la tarea de ilusionar de nuevo a un electorado que hemos ido a votar como si camináramos  hacia  un Gólgota. Cansadas, aburridas y muy, muy decepcionadas. O se afianza la confluencia, se liman enemistades o saltará por los aires como ha saltado Podemos. Tarea queda, trabajo de brega profunda hay a cascoporro. Y no sé si ganas e interés en afrontarlo. Urge que las partes enemistadas hablen, confluyan, se dejen de papiroladas de amores/odios y trabajen por la ciudadanía que andamos huérfanas de esperanza. Votar por subsistir, votar sin ilusión, votar por miedo sirve una o dos veces, más abruma y produce abandono. El que viene el lobo no se puede repetir mucho porque pasa como le pasó a Pedro, el del cuento. Que nos hartamos. Así que a trabajar para mejorar porque esto de ahora ha sido un churro mal hecho.

Como ultimo argumento, les diré que de todo lo ocurrido hay algo que destacar y es la figura de Pedro Sánchez. No le voto. Ni tan siquiera me ha gustado ni me gusta. Lo  que hay que concederle es que tiene talento político de supervivencia tanto como les falta a sus oponentes.

Sus giros de guion -salvo el nefasto debate con Feijoo en donde patinó de firme porque no puedes pasarte tiempo defendiendo sin hacer un ataque que noquee al adversario, en eso anduvo lista Yolanda Díaz, que sacó lo de Marcial Dorado, justo a tiempo-  han sido efectivos y han propiciado la no debacle de un gobierno que posiblemente sea el mejor que hemos tenido en tiempo. Eso no es decir mucho, es comparar con la mediocridad.

No se descarta en absoluto una repetición de elecciones, cosa que llevo tiempo escuchando desear a personas relacionadas con el engranaje de SUMAR. Creo que no es bueno, desacredita al sistema, nos cansa y lo percibimos como una perdida de tiempo. Veremos.

Si es cierto que el susto se nos ha pasado, no es menos cierto que no podemos relajar. Las fuerzas cavernícolas han perdido fuelle, pero quedan 32 cabestros elegidos por un pueblo extraño. Esta mañana al ir a votar, dudando de donde estaba mi mesa, se me acercaron solicitas jóvenes  con el fin de aclararme las dudas. Al momento dirigí mis ojos hacia los carteles que pendían del cuello percatándome que eran de Vox. Mi zona no es alto standing , conforma barrios de clase media, y zonas depauperadas. La imagen de las dos chicas no respondía para nada con elite santanderina, muy al contrario. Me dieron ganas de preguntar los motivos de porqué la clase trabajadora vota a la ultraderecha,  no lo hice porque no era el momento. Lo que sí deberían hacer las mentes pensantes del país es preguntarse qué ocurre para que una masa de  personas precarizadas crean que la ultraderecha les resolverá sus problemas. Y no me vale que les llamen cretinos/as. Hay que tomar el relato, hay que desmontar bulos y hay que entrar en debate abierto, como se ha hecho en periodo electoral, para desarbolar el argumentario conspiranoico, trumpista y estúpido de esa gente que envenena a personas poco informadas.

Ilusión, esperanza, medidas atrevidas (la Renta Básica Universal, sería una buena forma de activar la esperanza) fortaleza en lo publico y dejarse de intentar contentar al adversario porque lo único que se logra es decepcionar en ambos sentidos.

Y nosotras, la gente común…empujando el carro, tomando la calle,  labrando futuro porque ahora es posible que no gobiernen pero están ahí. Y ladran con mucha fuerza.

María Toca Cañedo©

 

 

Sobre Maria Toca 1571 artículos
Escritora. Diplomada en Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Medicina Tradicional China por el Real Centro Universitario María Cristina. Coordinadora de #LaPajarera. Articulista. Poeta

2 comentarios

  1. Un fuerte abrazo María. Comparto en gran medida tu análisis de todo este lodazal en el que nos encontramos. Sigo con ganas de conocerte en persona y poder compartir un breve café por aquellas tierras tan bellas.

Deja un comentario